Analogía:
Razonamiento basado en la existencia de atributos semejantes en seres o cosas diferentes.
Y éstas son las mías...

jueves, 9 de febrero de 2012

El círculo vicioso




Es un círculo vicioso. Hace años me parecía imposible llegar a este punto. Yo entraba con el ceño fruncido, cabreada y ellos me miraban altivos, desde su rebeldía, su prepotencia y su impertinencia. Al pasar por la puerta subía mi escudo, sacaba el sable y me sentaba en mi sitio dispuesta a hinchar las venas de mi cuello en cuanto alguno de ellos hiciese el más leve movimiento en mi contra. Movimiento que solían ejecutar para hacer el imbécil o intentar algún tipo de vandalismo.

No sé exactamente en qué momento se rompió aquella anarquía, aquel libertinaje en el que los alumnos se metían mano en los pasillos, se fumaba algún porro en los baños y se presuponía que los que mandaban era ellos. No recuerdo cuándo, pero no fue hace mucho.

Hoy me encuentro tranquila  (¿será la edad?), avanzando por el pasillo, pisando firme, con mis tacones, encaramándome a la altura de sus ojos (¿cuánto piensa crecer la generación del Corn Flakes?), valorada (antes humillada), respetada (antes ninguneada), optimista y amable con quienes antaño los creía mis enemigos.

Y me sonríen, me ofrecen “chuches”, me dan los buenos días en dos idiomas y notan mi calma que yo les reintegro.

Lo que son las cosas: ahora charlo con ellos de sus estudios, de sus “movidas”, en su propio lenguaje (les “china” esto, les “ralla” lo otro) y no doy crédito cuando, al interrumpir el silencio impuesto, no me discuten: piden perdón.

Como decía el chiste aquel: ¡Lo que ha cambiado el cuento, Tacirupeca! ¡Ahora resulta que para mí, los malos, son algunos profes!

3 comentarios:

  1. ¡Tiene que ser impresionante!
    Claro que yo, de momento, solo lo veo desde la otra perspectiva. ;D

    Un beso,

    Cali.

    ResponderEliminar
  2. Como dice la canción que has colgado: "Cada uno recibe lo que anteriormente ha dado".

    Parece que te has ganado el respeto, el mismo que anteriormente has ofrecido.

    Buena reflexión.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. jajaja, muy buen final!! Ironías de la vida, Analogías.
    Muy acertado el tema de Drexler.

    ResponderEliminar