Analogía:
Razonamiento basado en la existencia de atributos semejantes en seres o cosas diferentes.
Y éstas son las mías...

lunes, 20 de febrero de 2012

Reescribiéndote



Voy a oscuras, aunque no a ciegas. Voy palpando letra por letra que dejaste, frase por frase, descubriendo un mundo que me pertenece y en el que nunca estuve.

Voy corriendo, estancada. Avanzando en un lodo espeso, que se abre paso poco a poco. Y vuelvo a las dudas, a la incertidumbre, a los datos que no están. Y quiero invocarte, recuperarte de alguna manera, preguntarte, resurgirte,  renacerte...pero no llegas.


Así que busco. Indago en todo aquel que pueda recordarte y hallo agujeros, túneles que forman más dudas, interrogantes, grandes lagunas que forman un inmenso océano que forma parte de mí.

Y te hilo, te coso, te rehago, desde el principio, te desecho, te reescribo, tirando desde dentro de mí, desde antes, desde ti, prometiéndote, una vez más, rehabilitar tu memoria, reescribiendo tu legado, tus conquistas, tus errores, tu sufrimiento.

Lo haré, sin duda...entonces todo el mundo sabrá el gran e inmenso hombre que fuiste.

6 comentarios:

  1. Preciosa y profunda esta entrada.

    Recordar o anhelar al pasado, puede conducirnos a la bella pero triste melancolía.

    Un saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito y qué duro al mismo tiempo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. me parece una especie de homenaje a alguien que, sin duda, fue un gran hombre.
    El pasado...todo el mundo se empeña en que es mucho mejor cerrarle la ventana. Nadie se da cuenta de que el pasado siempre vuelve con esa fuerza increíble que le caracteriza, empujando, embistiendo, asolando a veces, envolviendo de dulzura otras.

    No sé que recuerdos coses, rehaces y esas vainas, pero me ha encantado leerte, Ana...
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  4. Añorar lo que apenas se tuvo es poseer un alma diafana de luz y estos recuerdos demuestran con que ternura puede sobrevivir el amor a pesar del paso del tiempo.

    enhorabuena!

    ResponderEliminar
  5. Ya tengo ganas de uno dedicado, se el mucho trabajo que hay detrás y el inmenso orgullo con que tecleas cada letra.
    Mi enhorabuena al protagonista que protagoniza la novela por tener quién le de ahora la palabra.

    ResponderEliminar
  6. No había leído esto... cuanto sentimiento transmites, me dejas... tontorrona vamos. Precioso.

    ResponderEliminar