Analogía:
Razonamiento basado en la existencia de atributos semejantes en seres o cosas diferentes.
Y éstas son las mías...

miércoles, 14 de marzo de 2012

Será por las malas.



Si es que no hay otro remedio. Sé que no lo entiendes, sé que me odiarás, pero también tengo la certeza de que con el tiempo, sabrás valorar este esfuerzo.

Se acabaron los diálogos. Se acabó el hacerte entrar en razón, las buenas palabras, el empezar de cero una y otra vez. Se te ha olvidado toda la base de nuestras reglas: Respeto y sinceridad. Y yo así ya no juego.

Me hubiese gustado hacer una fiesta, con globos y tarta, con nata montada y sirope de fresa. Me habría encantado rememorar tus cosas, tus frases, tus chistes… pero de nada me sirve poner ese empeño si sigues alejándote cada vez más de mí, pasando de todo.

El corte será radical y voy a ser yo la que más lo sufra. No hay nada peor que tener a tu lado a alguien que no quiere cambiar de actitud sabiendo que debe hacerlo: ciego, tozudo, rebelde y chulesco. ¿No será por las buenas? Pues será por las malas.

Lo único que espero es que entiendas que lo fácil, lo sencillo, el camino más corto y más ligero, sería hacer como si nada, dejándote a tu ritmo de apatía, pasando de vigilar tus exámenes y no limitarte las horas de ocio. Ese ocio que te absorbe en la red, que te desordena aún más la mente, que te quita el sueño.

No me cansaría tanto, no me escocería el ánimo, no me frustraría, ni me agobiaría, como hago ahora. Haría como si nada, haciéndome la loca, escondiendo la cabeza como los avestruces, para luego, en el futuro, preguntarme en qué he fallado, qué es lo que ha pasado para que todo esto se me haya ido de las manos.

Pero más tozuda soy yo, siendo persona que piensa que los problemas hay que atajarlos a tiempo y se luchan cuando no es demasiado tarde.

Es por eso que mañana, que cumples 14 años, mi ánimo estará ronco de tanto gritar que endereces, mis fuerzas se arrastrarán pobres, te cantaré el cumpleaños feliz bajito y te diré que te sigo queriendo. Y por eso mismo, mi querido hijo, también mañana seguirás castigado.

Feliz cumpleaños, a pesar de todo.

4 comentarios:

  1. Empatizo totalmente con tus reflexiones por mi propia experiencia como padre. Negociar es ley de vida. Desde que nacen los hijos y máxime desde que empiezan a tener la edad del discernimiento, incluso inconscientemente, empiezan a tirar de la cuerda contra los padres. Siempre hay que tener mucho cuidado en no estirarla demasiado, para que no se rompa. Si se rompe suele haber consecuencias irreversibles para ambos, sobre todo cuando los hijos son adolescentes. En un extremo de la cuerda está lo que los hijos quieren hacer y en el otro extremo está, lo que los padres creen que los hijos tienen que hacer. Convivir sin estirar demasiado la cuerda de seda, es una tarea difícil, pero no imposible. Ánimo!

    ResponderEliminar
  2. Sí, es un juego psicólogico muy duro. Un tira y afloja constante... En fin, sólo espero que haya recompensa porque tela, telita, tela. Gracias por tu comentario!

    ResponderEliminar
  3. No creo que exista una tarea mas complicada que la paternidad, ni más dolorosa en los momentos difíciles. ¿Recompensas? muchas claro, claro.
    No existe un manual que nos indique cómo debemos hacer las cosas de un modo justo, perfecto, para todos "los combatientes". Por eso debemos actuar recordando lo que sentíamos nosotros cuando teníamos su edad, no perdiendo nunca de vista el hecho de que los tiempos han cambiado un pelín.
    La vida luego se encarga de equilibrarlo todo.
    Los niños comienzan por amar a los padres, cuando ya han crecido los juzgan, y algunas veces hasta los perdona. Wilde.
    Ánimo. Y un abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  4. Fantástico Ana, hasta hoy no he podido leerlo y es que yo estoy harta pero por partida doble y eso que todavían son pequeños... leyéndote a tí imagino que esto no es nada para lo que me viene encima... uffffffff...
    Genial, mano dura sí, ese es el gran problema que tienen (tenemos) los padres de hoy, demasiado permisivos y te cansas de... dialogar... por las buenas... bla,bla bla...

    ResponderEliminar