Analogía:
Razonamiento basado en la existencia de atributos semejantes en seres o cosas diferentes.
Y éstas son las mías...

miércoles, 13 de junio de 2012

No, sin mi "WhatsApp"

Imagen de russellwebster.com
Venía yo pensando sobre el "WhatsApp", esa  maravillosa aplicación que tan de moda se ha puesto en esta última temporada y que se ha convertido en un instrumento indispensable del que no se puede prescindir. Al parecer, si no lo tenemos instalado en nuestro ssssuper-smartphones (de Todos los Santos), da la sensación de que no somos nadie.

De pronto, tiramos del chat de toda la vida (incluso aquellos que odiaban el chateo, sólo el virtual), dejándonos la vista en un cacharro de 10 centímetros (sinceramente, aquí el tamaño sí importa) y acumulando más paciencia que un monje tibetano .Y sí, es algo útil, económico, cómodo (?), divertido (siempre y cuando no te estén relatando la trilogía de Millenium) y sencillo pero, además, me he dado cuenta de que tiene otras muchas utilidades.

Por ejemplo, sirve para que aquella gente que has tenido toda la vida en tu listado telefónico o en la agenda del correo y que han estado mudos durante años, de golpe y porrazo, se vuelven de lo más elocuentes preguntándote por tu vida y milagros de las diez últimas décadas. Increíble. Con lo fácil que era mandar un mail (y lo rápido), pero como "ahora tienes WhatsApp, pues cuéntame ¿qué tal todo?"

También es útil para diferenciar el grado de originalidad de tus amigos. Por un lado están los más intrépidos  atreviéndose a cambiar el "estado" en un alarde de originalidad, poniendo frases como: "Holaaaaa", "Ya tengo guasaaaaaa", "¡Qué guasa con el guasap!" y  demás frasecillas jocosas, por no hablar de las banderas de España, los pulgares hacia arriba y los corazoncitos (es lo que tiene el mundo de los emoticones. ¿Para qué decir nada si una imagen vale más que mil palabras?) Y por otro lado están los más austeros o pasotas, dejando virgen la aplicación con la típica frase en inglés "Estoy usando WhatsApp".

Te sirve para mandar a la mierda toda tu agilidad táctil a la par que tu rapidez mecanográfica, ya que si tú antes eras la "Speedy González" del teclado, ahora pasas a utilizar sólo los pulgares, o como mucho, el dedo índice (tal que ET señalando su casa), pisando una letra con otra y dejando claro que de sopetón, eres torpe, muy torpe, enviando frasecitas que hasta ayer hacías en "cero coma" nanosegundos y ahora te tiras cuarto de hora para poner "estoy bien".  Sé que esto, en el fondo, nos viene bien al espíritu y no está de más ese baño de humildad que la tecnología nos depara cada cierto tiempo.

Y por último, es muy valioso para dejarte en evidencia, y crear crispaciones entre los colegas, mostrándoles claramente que si no le has contestado a su última frase no ha sido porque no lo hayas visto ("vv" te delata) sino porque no te ha dado la real gana de hacerlo, por lo que quedas como un auténtico maleducado.. ¿O no? (ver enlace)

Así que aquí ando, con mis pulgares con tendinitis, aprendiéndome (de nuevo) el orden del teclado pero ahora sólo con dos dedos y  buscando emoticones no demasiado cursis que indiquen que mi estado es el de una tía muy, muy torpe en espera de evolución.

Sí, sí, qué guasa con el WhatsApp...

16 comentarios:

  1. Cierto es que te puedes ahorrar una pasta, pero yo prefiero no estar localizado constantemente; estoy super feliz con mi móvil arcaico que sólo llama y manda sms :P
    Lo del whatsapp me pone muy nervioso, veo a la gente completamente enganchada cuando has quedado con ellos, que te dan ganas de decirles: "Por qué no has quedado con la persona con la que estás chateando en lugar de conmigo"

    ResponderEliminar
  2. Bueno, es que una cosa es utilizarlo y otra ser un maleducado... :-) Ya caerás, como he caído yo...

    ResponderEliminar
  3. El mundo es ruidoso y mudo...sin embargo, algunos están atrapados en el frenesí de " comunicarse " con los demás..., cabezas perdidas para aquellos que les rodean.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Ultima vez hoy a las 16:22

    jajajajajajjaja buenísimo!!!

    ResponderEliminar
  5. Lo bueno de esta aplicación, es que por fin veo a mucha gente sonriendo en los medios de transporte públicos, eso sí, con la cabeza agachada pero al fín y al cabo sonriendo :)

    Yo me lo instalé hace más o menos un año... hace tres meses que no lo utilizo, pero bueno ¡ahí está! una herramienta más y si no queremos que nos controlen, siempre tenemos la opción de desconectar la conexión a internet.

    ResponderEliminar
  6. jejejejeje jolín con el what'up ese!! y yo que todavía no sé ni lo que es ni cómo funciona... yo soy de las pocas personas en el mundo que tiene un móvil que tiene más años que maria castaña, con decirte que tiene números y la teclas de llamar y colgar y para de contar.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Hay un teclado (una app) llamado Swype, con el que puedes escribir arrastrando el dedo y así la gente no sabe si estás escribiendo, dibujando o qué releches haces.
    Muy bueno, muy bueno, muy bueno (el texto) y divertido.
    Estoy por copiarlo en el Whatsapp y difundirlo. :)

    ResponderEliminar
  8. Ay tocaya, lo que me he reido!!! Me identifico con cada una de tus palabras. Una confesión: para mi primer mensaje de guasa tardé sin exagerarte 15 minutos, y no era del todo legible, ahora estoy en la fase de aprender ese dichoso teclado de memoria, jajaja

    ResponderEliminar
  9. Bueno, pues ha llegado la hora de confesar que no tengo guasa, y mira que me han insistido ya varias veces... pero nada, no le veo la gracia (si digo guasa en vez de gracia, pierde la guasa y no tiene gracia, menuda guasa, mejor dejo de escribir gilipolleses y te mando un beso pa intentar quedar bien) BESO!!!!

    ResponderEliminar
  10. No tengo ni quiero wasapp....Para qué estar localizada todo el tiempo? Para qué crearme adicciones innecesarias,yo que soy de por sí bastante dependiente?? Muy divertido,y punzante!

    ResponderEliminar
  11. Luni, Luis, Moni... es el futuro. Ya caeréis (hace apenas dos días yo decía que para qué? y aquí me tenéis...)

    Joaki: tb está el micro, se lo dictas y te copia las frases. Lo malo es que hay que vocalizar como un robot, si no...entiende lo que le sale de los ...

    Ana, lo que yo digo: cuarto de hora, pero vamos mejorando.

    Conocimiento: sí, al final estamos solos pero muy comunicados.

    También se me ha olvidado hacer la referencia de que sirve para estar en un grupo de amigos y que uno de ellos te wassapee un cotilleo que no puede compartir con el resto... Eso y la telepatía, se llevan poco!

    Gracias a todos por la lectura y los comentarios!!! Besos.

    ResponderEliminar
  12. No conozco la mierda esa del was, aunque mejor me calló, que antes pensaba lo mismo del face y ya ves, ahí estoy; pero vamos, a lo que sé, totalmente de acuerdo con tu divertido texto,amiga...tanta "modernidad" nos va a matar (como humanos), cada vez mas ciberneticos, con más botones que el traje de un almirante...en fin..

    ResponderEliminar
  13. SALUDOS...TU BLOG ES MUY BUENO, NOS ENCANTA, POR LO CUAL TE OTORGAMOS EL RECONOCIMIENTO DE LOS PREMISO GdelI.PUEDES BUSCAR EL DISTINTIVO EN LA WEB.

    ResponderEliminar
  14. También sirve para que te tengan todo el día controlado. Y para que nos marginen a los llamados "amigos caros" que no contamos con estas modernidades, ya que nadie se acuerda de nosotros.

    A veces me siento un poco dinosario por no sucumbir a este tipo de cosas. Por el mometo ya tengo bastante con el "caralibro".

    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. jajajaja está genial y veo que después de más de un año, la situación ha cambiado bastante poco. Esta entrada está de total actualidad. :P
    Lo del micro me lo ha indicado mi hermano esta tarde en un comentario y me he puesto ¡y he evolucionado! ahora estoy como la espía de los años setenta, con el móvil en los labios susurrando cosas todo el rato jajajajajjaja
    Besazo hermosa y gracias por el enlace.

    ResponderEliminar
  16. Me troncho, buenísimo!!! y han sacado un corto genial!!! qué risa!!! qué bien escribes, tronca!!!! besazos

    ResponderEliminar