Analogía:
Razonamiento basado en la existencia de atributos semejantes en seres o cosas diferentes.
Y éstas son las mías...

domingo, 2 de septiembre de 2012

Me resigno



Se acabó el hacerme grandes propósitos para este año (se pongan como se pongan los astrónomos el año natural debería empezar el día 1 de septiembre).

Finiquito la idea de apuntarme a un gimnasio, intentando cuadrar mi claustrofóbico calendario, programarme una dieta estricta para bajar los tintos de verano, eliminar las tapas diarias, las largas siestas, esas grandes aliadas de las insolentes comidas. Censuro el ponerme metas en el trabajo que me incentiven. Ya lo he hecho antes y no caeré en el mismo error otra vez.

Me conformo, sí. Me resigno a dejarme llevar simplemente, fluyendo, sin pensar en cómo afrontar los siguientes 11 meses. Evitaré pensar en que sube la gasolina, el pan, el agua, la luz, el gas. En que seguirán exprimiéndonos a los de siempre para mantener a los mismos y su estatus de mamoneo.

Cerraré los ojos y me levantaré día a día, como una buena ciudadana, suspiraré al volante encerrada en el tráfico mientras analizo cómo el parabrisas de mi coche limpia la lluvia del cristal. Seguiré el protocolo, sin rechistar, pagaré mis impuestos, cumpliré con lo establecido y veré cómo hacen huelga unos, cómo presionan los otros, mientras yo, en medio, me siento un peón incoloro que sigue el rumbo de las casillas hacia delante, firme y constante, sin querer pensar.

Y después sí, iré contando los meses, luego los días, para proponerme, cuestionarme y planear las siguientes vacaciones; qué mar me bañará y qué destino elegir. Eso sí me lo cuestiono. El resto, sinceramente, ya no me importa.

10 comentarios:

  1. Ya somos dos. Carpe diem.
    Muy acertada tu reflexión.
    Un besote, tocaya!

    ResponderEliminar
  2. Se nota qué tienes el síndrome postvacacional. Tranquila, se pasa en una semana.
    La verdad es qué como dices, yo también siento como nos van "exprimiendo"... somos como marionetas movidas por algunos.
    Me gusta esa meta qué te has propuesto, siempre es importante marcarnos objetivos para seguir tirando.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  3. Y sí... Si te sirve de algo yo también muchas veces me siento un peón incoloro.
    Espero el regreso te sea leve.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Sí señor, ya deberíamos haber aprendido que somos como somos, y los propósitos duran poco ¿para que torturarse con ellos?
    Dejarse llevar y fluir, se podría cuestionar y ahora mismo se me ocurrirían mil ideas para contradecirlo, pero no puedo porque estoy de acuerdo contigo, es la mejor manera no sé si de ser féliz, pero sí de no angustiarse
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Vivimos como robots (cuando no como zombies) trabajando para los demás...pagando a los demás... obedeciendo a los demás...
    Y lo hacemos de forma automática... mecánica... somos unos chicos buenos.
    Al menos que nuestro tiempo de ocio sea para disfrutarlo nosotros. Al fin y al cabo... es lo único realmente importante.
    ¡Feliz regreso a la realidad!

    ResponderEliminar
  6. Uffffff... eso te pasa por tener vacaciones!!! jajaja...

    ResponderEliminar
  7. Pues sí...toda una "contraplegaria" casi te diría...Logras transmitir esa sensación que nos invade inevitablemente a todos...
    Como siempre acertada!

    ResponderEliminar
  8. Arriba las vacaciones!!! (yo propongo dos meses de vacaciones, lo pongo en paréntesis vaya que haga daño a alguien).

    Besos renovados

    ResponderEliminar
  9. Ay, chicos...Menuda "vuelta al cole" que estoy teniendo... Esto de empezar a lo bestia tenía que estar terminantemente prohibido. En fin, vendrán tiempos mejores ...en unos meses ;-(

    Gracias a todos por leer.

    ResponderEliminar
  10. Se podria decir que estas en jaquemate?

    ResponderEliminar