Analogía:
Razonamiento basado en la existencia de atributos semejantes en seres o cosas diferentes.
Y éstas son las mías...

miércoles, 3 de octubre de 2012

Liberados



Y de pronto llegó la calma. Han sido años de tsunamis y huracanes que, de pronto, se han evaporado junto con aquellos lejanos días que hoy se ven muy atrás.

Se aplacaron las doctrinas del orgullo; se asentaron los posos del rencor, del miedo, del odio hacia nosotros mismos. Tú con tus propias guerras, yo con mis batallas.

Se bajaron entonces las barreras, se apagaron las alarmas, las dudas, los espacios vacíos. Cayeron los gruesos telones que marcaban tu zona de la mía, dejando a la intemperie esa cueva donde se esconden nuestros propios “yos”. Y sin más, fluyó. Han sido meses, quizás  años, caminando en esta jungla emocional, cortando lianas de frustración, enredándonos en nuestro propio egoísmo, tropezando con mi espacio, con el tuyo; seccionando recelos, prejuicios y lúcidos fantasmas que nos rondaban a diario.

Y sin saber por qué, de pronto todo encaja sin forzar, sin empujar nada. Quizás cuadra por no haber papeles ni contratos. Tampoco hipotecas, ni escrituras. Por todo ello en conjunto o por el simple hecho de que estamos porque queremos estar sin nada que nos obligue. Porque somos libres.

Libres y liberados de nosotros mismos.

32 comentarios:

  1. Buena reflexión, y tan buena!!! Sin papeles... sin hipotecas... sin contratos... sin escrituras... y con dinero y amor!!!
    Eso debe ser el paraíso o una copia clavadita, je je je.
    Me ha gustado respirar estas letras.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias Luisito! Hoy nos estrenamos el uno al otro! jaja...

    ResponderEliminar
  3. Es la recompensa a todo el esfuerzo ¿no? Una unión natural, sin ataduras, sin compromisos.
    ¿Sin ataduras? ¿Sin compromisos?
    Lo que dice Luis: el edén, o más al este.
    "Pos" nada, que sea para bien (esa es la intención).
    Un besico.

    ResponderEliminar
  4. No deberíamos unirnos a menos que fuera sin ataduras...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es la idea principal. Luego, nos volvemos pragmáticos y la cagamos...

      Gracias Eva.

      Eliminar
  5. Sí señora!!! fantástico texto, sí, sí, sí... eso, una unión sin papeles ni nada de ataduras, me ha encantado.
    Una prosa muy poética, a mi estos textos me ponen tontorrona ya sabes... no hay que mentar la soga en casa de la sola... jajajajaja.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya llegará tu soga, que tú ahora no estás pa' cuerdas...

      Un beso!

      Eliminar
    2. jajajajajajajaajajajajaj...

      Eliminar
  6. Paz si, pero nunca a cualquier precio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El precio se ha pagado ya en otros peajes. Gracias, Silaro.

      Eliminar
  7. Que maravilla poder llegar a ese punto, sin dependencias, ni obligaciones impuestas, sin lastres. Un gustazo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ésta situación tiene sus pros y sus contras. Besos, Inma.

      Eliminar
  8. Pues después de tanto tsunami, lianas que cortar, barreras, alarmas y todos esos impediementso ahora parece ser que lo único que queda es disfrutar de esa calma. Te deseo eso: calma, placer, y tardes colmadas de amor con sus correspondientes bellos crepúsculos.
    ay que ver lo cursi que me ha quedao jaja mil besos Anita.

    ResponderEliminar
  9. Jjajaj, fíjate tú que esto es lo más pasteloso que puedo llegar a escribir. Seré siesa...

    Besos!

    ResponderEliminar
  10. Profunda, íntima y liberadora entrada... Tan solo darte mi enhorabuena por haber encontrado ese bienestar interior.

    P.D. Por si te apetece, te dejo un enlace a una entrada qué titulé: "Ataduras emocionales"
    http://horizontes-manuel.blogspot.com.es/2012/02/ataduras-emocionales.html

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  11. Gracias por tu enhorabuena. Es el fruto de muchas batallas, créeme, y también conmigo misma.

    Y gracias por tu enlace, como siempre, dando en el clavo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. Sin cadenas, libres, porque sí. Es la mejor manera de estar sin culpar y sin reprochar.
    Hay un tiempo para todo y acaba llegando. Acertada reflexión.
    Besos tocaya!!

    ResponderEliminar
  13. Ah me encanta! Un canto verdadero a la libertad..no solo de a dos,del respeto y del espacio en común.,sino de la libertad interna,de uno,con uno mismo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Luna, si uno está liberado consigo mismo será capaz de sentirse libre con el resto.

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Hola
    Me llamo Sandra y tengo un directorio web. Me ha encantado tu blog! Tienes unos post muy interesantes. Buen trabajo, por ello me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, para que mis visitantes entren a tu web y obtengas mayor tráfico.
    Si estás de acuerdo házmelo saber.
    PD: mi email es: montessandra37@gmail.com
    Sandra.

    ResponderEliminar
  15. Bello texto,amiga ...un tanto utópico, si se me permite la opinión (...entre dos, alguna libertad se jode siempre...no falla); pero tan bien escrito y contado que uno tiene la sensación, tras leerlo, de que el amor existe :)
    Abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, es algo demasiado idílico, pero ya sabes que igual que la felicidad, ésto, son momentos.

      Rebienvenido, Caste.

      Eliminar
  16. Así se está de lujo... se está porque se quiere, porque así se ha decidido a diario, podemos elegir y si lo hacemos porque sí, sin más... es lo mejor.

    Aceptar la libertad de la otra persona, es lo más maduro de una relación y aunque aparentemos lo contrario, cuesta, pero es lo justo.
    Me gustó mucho. Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mariajo! Aún así creo que el blog en el que querías comentar no era éste... ;-)

      Eliminar
  17. Mira... yo creo en la magia. En ese clik que produce una catarsis de súbito. Entonces... todo el mundo se da la vuelta. Todo se hace más claro... más sencillo.
    Se puede cambiar. Doy fe.

    Mil y un besos. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, yo creo que de pronto no sabes por qué las cosas como que encajan sin haber hecho nada...

      Besote!

      Eliminar
  18. Definitivamente me quedo por aquí. Me gustas.
    ¿Porqué algo tan simple, es tan difícil de entender por los seres humanos?
    El amor, la compañía, la amistad, se basa en la libertad.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso hablábamos justo ayer en una cena. En las relaciones en las que no hay ataduras económicas (sobre todo) son las más libres. Se está porque se quiere estar, no porque no haya más narices que estar.

      Gracias nuevamente por tu comentario.

      Eliminar