Analogía:
Razonamiento basado en la existencia de atributos semejantes en seres o cosas diferentes.
Y éstas son las mías...

martes, 6 de noviembre de 2012

Es por él.

(Getty Images)

Me muerdo la lengua, me trago las amígdalas y aprieto los puños. Después cierro despacio los ojos, disimulando, notando cómo mi pulso se acelera, pero me contengo. Comienzo a sudar. Casi escucho los borbotones de mi sangre al hervir. Y soy consciente de cómo se tensiona mi cuerpo. Decido entonces hincarme los dientes en el labio inferior, apretarme la boca y desviar la mirada al horizonte, suspirando, contando hasta diez, hasta cien, hasta mil.

Por fin me alejo evitando el trapo rojo. Ole, torito, no entres, nooo. Que como entres la montas. Quizá en otro sitio pueda rascar el tendido y clavar mis cuernos en algún burladero. Ea, ea, para. Todo pasa, ea.

Pero vuelvo y observo de nuevo la misma escena: Ella: dominante, prepotente, sentando cátedra sobre el mundo (el suyo) de la siempre exculpada (ella) y los culpables (el resto). No es que exponga, es que sentencia. No es que opine, es que dictamina. Y se acabó. Es lo que hay. No tenéis ni idea: es la que más sufre, la que más trabaja, la víctima "namber-guan" de sus circunstancias. Nadie la entiende, nadie la comprende porque ella es la más lista, la que lo lleva diciendo (lo que sea) años, la que lo lleva advirtiendo (todo) décadas y nadie le hace caso. Aún no la he escuchado un "yo no lo sabía" y van para treinta y tantos años ya...

Así que cuento nuevamente (¿llegaré hasta un millón?) y vuelvo a suspirar.

Es por él por lo que la soporto. Es por él por quien no la he zarandeado (por ejemplo) y no la he dado dos hostias (al menos verbales). Por él por quien he aguantado sus charlas estúpidas, sus incoherenciass y arrogancias soltando una chorrada tras otra. Es por él por quien no la puesto en su sitio, ni la he dicho las miles de cosas que tengo pendiente. Pero algún día caerá, que yo me conozco, que aguanto y aguanto, y la gota que colma el vaso llega en cualquier momento. Pero no tengo un vaso, sino un aljibe llenito a rebosar. 

Finalmente me retiro y me calmo. Me remito a observarla en su infeliz discurso de frágiles pilares, reivindicando un mundo que no existe, dejando clara su posición de miserable amargada que pese a vociferar a los cuatro vientos su supuesta inteligencia no es capaz de ver la vida desde fuera de su ombligo porque no da más de sí.

Es por él por quien omito y silencio, habiendo comprendido ese reflejo en su mirada, de lo pequeña y mezquina que él también la ve. Por él, por mi hermano.

26 comentarios:

  1. Muy bueno.

    La retirada de toda participación directa en las relaciones de nuestros seres queridos, el colocarse fuera de juego, del teatro de sus vidas, no es así solamente una condición para el juicio, para ser un juez imparcial, sino también para la misma comprensión del sentido de esas relaciones...

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Obviamente es lo único que puedo hacer. Nadie ha de meterse ahí, eso sí, cuando saca los pies del tiesto, que son muuuuuuuchas veces, hay que frenarla y te aseguro que es surrealista todo lo que dice.

      Gracias por el comentario y el apoyo.

      Eliminar
  2. Mucha paciencia... No esperaba el final, así que he tenido que volver a empezar para entender todo bien, y mira que no es difícil, pero es que no me lo esperaba.
    Un beso!! que haya paz!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso intentamos. Paz...pero es difícil, muy difícil. Y cada año más, de verdad.

      Besos pacíficos!

      Eliminar
  3. Uffff ¡¡menudas tragaderas, jamía!! Porque tal como la pintas... (supongo que a tu cuñada).. es para echarle de comer a parte.
    Tendemos a culpabilizar a los demás de nuestras desdichas... y no entendemos que nuestra felicidad la hemos de procurar solitos.
    En fin... cuestión de aprendizaje... y de paciencia.

    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tragaderas? parece que tengo ya paperas...jajaja.

      Exacto, la felicidad radica en uno mismo y no consiste en echarle la culpa a su entorno de lo poco dichosa que es su vida. Pues lleva así toda la vida.

      Buf!!!!! OMmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm

      Eliminar
  4. Buffff! Ea, ya te has desahogado por lo menos.
    Vaya con la tipa, y pobre tu hermano aunque intuyo que es consciente de lo que tiene en casa y está atrapado, una gran prueba de amor por tu parte callarte por respeto a él, el motivo es bueno.
    Besazos, y si en algún momento pudieras, entonces a la yugular

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, menuda vomitona. Y eso que no es el primer post que le dedico a la susodicha (nos tiene amargaos)y sí, él tiene ya piel de elefante, pero es lo que hay. Atrapado en un círculo del que no se puede salir tan fácilmente.

      Gracias, por sostenerme la frente y apartarme el pelo...

      Eliminar
  5. Vaya desahogo!! (coincidiendo con Inmagina)
    Aunque el comportamiento de la que "te cuen", te genere ese estado a punto de estallar, creo qué haces bién en no intervenir en su relación.

    Relájate y disfruta... todo lo demás es secundario ;)
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No si a mí que ellos tengan problemas es cosa suya, el tema es cuando sus problemas lo hace extensible al resto de la familia (un domingo a la hora de comer, por ejemplo) y todo lo malo es culpa nuestra (la genética, la inteligencia, el metabolismo...) No doy más detalles porque os tendría de psicólogos pero todo lo que cuente, es poco.

      Besos desahogados.

      Eliminar
  6. Es que hay personas que parece que tienen que tener a todos amargados para estar tranquilas.
    Tú desahógate y escupe para que no se te quede la bilis desntro. jajajajja
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no, ni eso. Ésta no se queda tranquila por eso. En fin, sí, creo que me he quedado bien a gusto...Veremos si con la vomitona aguanto un tiempo más y no la muerdo en la yugular, como dice Inma...

      Besote!

      Eliminar
  7. Ay Dios... te habrás quedado a gusto hija... ufffff... yo creo que eso ocurre en casi todas las familias, yo mejor me callo...¡JUDAS! esa es la mía... jajajajaja tú ya me entiendes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, he echado una buena "pota". Ya ves que todos tenemos nuestra cruz...jaja. Ahí va mi beso por 30 monedas...

      Eliminar
  8. Ante los ojos de tu hermano eres grande, lo demuestras al no rebajarte al nivel de la "tipa" y eso dice mucho de ti, tocaya.
    Dí lo justo, haz lo necesario y sé el sostén de quien lo necesite.
    Un abrazo y sigue contando, que aún quedan cifras.
    P.D.- Si te sirve de consuelo, en todos sitios cuecen habas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sé que esto no sólo yo tengo el copyright, pero hay veces que el tema rebasa lo soportable, de verdad.

      Mil besos!

      Eliminar
  9. Yo soy de los que piensa que familia de verdad es la que nosotros mismos elegimos...lo demas son vinculos; o bien sanguineos o bien impuestos.
    Bravo por respetar el amor a tu hermano (hasta que puedas) y lo demás, o sea, tu vida, la que eligas, compi :)
    Saludos, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que le mejor opción de todas es ignorarla...pero hay veces que se hace muy difícil.

      Un beso Antoñito.

      Eliminar
  10. Te reoonozco en esas letras con visceras. Y te comprendo. Todos tenemos un él o ella por el que amordazamos replicas.
    Un gusto leerte, como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien tenerte por aquí! Ya veo que por fin sacas un hueco para los pobres! jajaj.

      No te vayas lejos, niña.

      Besazo

      Eliminar
  11. Quiero creer que has recurrido al recurso (valga la redundancia recurrente) de la hipérbole para llevar a tu personaje al extremo de la inaguantabilidad (Joaco, inventor de palabros, pa servirle)y me gustaría poder creer que se trata de un personaje de ficción, pero observo por los comentarios que se trata de una persona de carne, hueso y soberbia.
    Haces muy bien de reprimir tus deseos homicidas, por tu hermano.
    Al menos te has desahogado un poco por aquí.
    Bien escrito. Fácil leerte: alto y claro ;)
    Un besico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá fuera un personaje de ficción!

      Gracias por la lectura, Joaco.;-)

      Eliminar
  12. Lo mejor que haces es respirar...
    porque entre otras cosas como escuché una vez estas sensaciones son como:" Tomarte un vaso de veneno,y pretender que se muera el otro" Mejor sacar todo pá fuera...y respirar es una de las mejores opciones..( otras,son pegarle hostias,a un almohadón...chillar apretándote el almohadón contra la cara..etc...etc....) ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, respiro. De hecho creo que me voy a hiperventilar! jaja... Un beso, Luna.

      Eliminar
  13. Mientras la susodicha no pase de actitudes inmaduras de niña mimada, no le hagas caso. Pero si te falta el respeto, olvídate de tu hermano (tú también vales) y ponla en su lugar. Que si ella se cree martillo (esa es su locura) no permitas que te agarre de clavo.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  14. Hola que tal, mi nombre es Vania y soy webmaster al igual que tú! me gusta mucho tu blog y quería pedirte permiso para enlazarte a mis blogs, Así mis usuarios podrán conocer acerca de lo que escribes.

    si estás interesado o te agrada la idea, contáctame a esta dirección ariadna143@gmail.com para acordar el título para tu enlace. Y si no fuera mucha molestia, me puedes agregar tu también una de mis webs. Espero tu pronta respuesta y sigue adelante con tu blog.

    Vania
    ariadna143@gmail.com

    ResponderEliminar