Analogía:
Razonamiento basado en la existencia de atributos semejantes en seres o cosas diferentes.
Y éstas son las mías...

miércoles, 3 de abril de 2013

Custodia compartida (temporal y por lo bajini)

 
(Getty Images)


Desde hace 8 años (va para 9) la custodia de mi churumbel ha sido única y exclusivamente mía. No así la patria potestad, como miles de parejas separadas y/o divorciadas. Nunca había sido cuestionable el hecho de que mi hijo (con quince años ya como quince soles) viviese con su padre. No por nada, sino porque el susodicho nunca lo había solicitado alegando que, por causas laborales, no podía encargarse de él. Era algo impensable. Mi hijo viviría conmigo hasta que se marchara de casa (a este paso con 35), pues su padre, no podía atenderle porque llegaba muy tarde a casa.

Lo mismo pasó con la tarde de los jueves: En el convenio especificamos que el padre podía disfrutar de su hijo ese día, recogiéndolo del colegio y trayéndolo a mi casa a eso de las 20 h. Era la típica burocracia del convenio regulador que más o menos tiene todo hijo de vecino. Pero luego los hechos fueron distintos.

Siempre hemos intentado tener una separación racional, sin insultos, ni gritos, sin malmeter a través de nuestro hijo, pues al final es que el que iba a pagar el pato tarde o temprano. Y, en un alarde de "generosidad" por mi parte, permití que esas tardes de los jueves las pasara con la criatura en MI casa (no nuestra ex-casa) para jugar un rato con él, darle la cena y acostarle. De ese modo no tenía que salir antes del trabajo ni pedir permiso (así se las ponían a Felipe II).

Hasta ahí todo genial,
pero las cosas cambiaron por motivos que no me voy a poner a relatar ahora. El caso es que me tocó tanto los ovarios que le corté esas visitas en mi casa, permitiéndole, por supuesto, que siguiera recogiendo a su hijo los jueves (además de sus correspondientes fines de semana) pero en su casa, no en la mía. Y hete tú aquí que de golpe y porrazo, dejó de ver a su hijo esa tarde, ejerciendo simplemente su derecho a findes alternos (¿he dicho ya algo sobre Felipe II?).

Al final la custodia, la patria potestad y prácticamente el 90% del tiempo del crío era absolutamente mío. No hablaré de cómo distribuimos las vacaciones porque encima me vais a decir que soy imbécil.

Pero fue pasando el tiempo, el niño creció y llegó la crisis. Y ahora, resulta que mi ex está en paro. Esto supone dos planteamientos: El primero es pasarlas canutas para cobrar la pensión, que me salgan canas yendo al juzgado para reclamar la parte de manutención que me deberá tarde o temprano, dejándome una pasta en abogados y la salud por el camino. El segundo es que por fin, decide, ocuparse durante un tiempo de su hijo en condiciones. No pagará pensión pero haremos una custodia compartida. Semana aquí, semana allí.

Reconozco que he puesto el grito en el cielo cada vez que veía cómo algunos chavales tenían que andar de casa en casa, cambiando hábitos, reglas, horarios, alcobas, ropa...mochila pa'quí, mochila pa'llá. Pero de pronto, no lo veo del todo mal. Por un lado el chico no está solo por las tardes. Llega a casa a las tres de la tarde y come con su padre (conmigo, imposible), y dado que ha "palmado" cinco asignaturas en el éste último trimestre (no ha dado ni un palo al agua), el "paval" que tiene encima, el hecho de que su padre esté pendiente de si estudia o no, de si presenta deberes o no, de si se esfuerza o no, de preparar la cena, la comida, la ropa, los horarios, la Play, el móvil, el Tuenti, el Twitter, el Whattsapp y su p... madre, llego a la conclusión de que no hay pensión que pague tal esfuerzo.

Intuyo (no sé por qué) que además de servirme a mí de descanso físico y psicológico, le va a venir  bien a los dos, sobre todo al padre, para que vea lo que es estar día a día con un adolescente. Pero me da en la nariz que, dadas las circunstancias, va a correr bastante para encontrar trabajo aunque sea ganando menos que en el paro, y más aún cuando no hemos pasado por el juzgado para regularizar la compartida.

Ya os contaré qué tal la experiencia, pero me da que no va durar mucho. ¿Apostamos algo?


44 comentarios:

  1. Arriba la custodia compartida!! Pero debiera ser como en otros paises, directamente la base tras la separación, cosa que en España no es, aunque las cosas van a mejor.
    Mi exmujer no consintió dármela, y yo no quise más problemas, ya bastantes hubo con el divorcio. Yo estoy con mi niña tres tardes en semana y findes alternos, además de la mitad de sus vacaciones. Aún así, me falta tiempo que no recuperaré, pero disfruto cuando tengo cerca a mi niña guapa y eso me hace feliz.
    Bueno... que a este paso voy a comentar más que tú has escrito.
    con especial cariño, te mando besos, Analogy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me parece bien la custodia compartida. Lo que no me parece tan bien, es que se use única y exclusivamente con el fin de no pasar pensión. La custodia ha de ser al 50% y al 50% que se involucren ambos padres. Aquí, en este caso, él podría haber pasado mucho más tiempo con su hijo, pero lo tenía facilísimo y se ha involucrado lo justito.

      Claro, que los hay peores.

      Besos, Luigi.

      Eliminar
  2. De tu escrito saco en conclusión, que esta p... crisis que empezó siendo económica, hoy día se puede decir que ha abarcado en muchos o varios aspectos de nuestras respectivas vidas.
    Tu intuición creo que va bien encaminada... lo digo por experiencia!! :)

    Un abrazo, Ana!! y no olvides que de este cambio puedes sacar algún que otro aprendizaje o lección... bueno o malo, es igual!! lo importante es no poner etiquetas ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si ya te digo que económicamente no es que vaya a estar en mi mejor momento, pero también se me reducen los gastos un montón. Eso sí, creo que a nivel psicológico me va a venir mejor a mí que a nadie, pues el día a día con un chaval de 15 años (y no es malo), te deja quemadito perdido...

      Por supuesto que saco aprendizaje, ya te lo digo yo...

      un beso.

      Eliminar
  3. Y no sé cuánto le va a durar, ya nos lo dirás.
    A mí en estos casos lo único que me importa es qué piensa o siente el chico en cuestión, o sea, lo de estar una semana acá, otra allá, ¿a él cómo le repercute?
    Yo soy hija de padres divorciados, se separaron cuando yo tenía 3 años, o sea, ni recuerdos tengo de mis padres juntos, y ni te digo las que pasé, en todos los aspectos (desde que mi padre jamás pasó dinero por mí, hasta que me obligaran a ir a verlo porque así correspondía y yo odiar esa obligación).
    Es un tema complicado, y también creo que es verdad que los platos rotos muchas veces los paga el hijo. Si los padres no están en malos términos a lo mejor no tanto, pero si lo están... Horrible...
    Me imagino que tener un hijo adolescente hoy en día no debe ser nada fácil con Internet y todas las boludeces que hay por ahí que me parece que poco aportan.
    Un beso Ana, y que salga todo bien

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, mi hijo sabe que es temporal (eso espero porque si no...malo. De todos modos, con la edad que tiene, por mucho que digamos su padre o yo lo que sea, el último que tiene la palabra es él, pues la ley dice que con 12 años puede elegir con quién vivir.

      De momento veremos a ver si consigue centrarse con los estudios. No sé si el estar para aquí y para allá le va a venir bien, pero los hechos son que si no hay alguien encima de su oreja como una mosca, se deja todo a medias...

      Paciencia.

      Besos, Eva.

      Eliminar
  4. Sinceramente no soy de los que estan deacuerdo con la custodia compartida, en mi opinión es algo de lo que solo pueden salir ganando los padres ya que, como muy bien has dicho, el estar de un lado para otro supone un cambio de todo al hijo.
    Aun asi os deseo mucha suerte con el tema. Animo con todo Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco lo estaba, pero claro, todo tiene sus pros y sus contras. Como ésto no ha pasado por el juzgado, si veo que no es lo que más le conviene al crío, con negarme, vamos listos. Pero vamos, espero que no dure mucho.

      Gracias por tus deseos, Rendan.

      Eliminar
  5. Nunca nada es igual, las circunstancias cambian y hay que saber adaptarse a cada momento. Ya sabes las especies que se adaptan al medio son las que sobreviven. Y si antes pensabas una cosa y ahora piensa todo lo contrario, pues de eso se trata, de ser flexible y no romperse.
    Yo creo que lo estás haciendo muy bién. Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Fu. Me animan tus palabras. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Bueno yo lo veo muy bien, pero es cierto lo que dices, creo que te va a durar poco. Te devolverá al niño y como está en paro igual ni te pasa la pensión, pero vamos conociéndote ya andarás tú los pasos correspondientes. En mi caso es más complicado, mis niños son todavía muy pequeños pero ende que crezcan verás... porque no hay dinero que pague el estrés este!! Y también tengo que decir que son pocos los padres que piden la compartida por que quieran estar con sus hijos (datos que me dió un abogado), lo suelen pedir para joder a la madre y no pasarle ni un euro, como si el dinero fuera para ellas no te jode. También estoy de acuerdo con Luis, pienso que eso debería ser por defecto en una separación, ¿no son ambos padres? pues hale, a apechugar con los niños como nosotras. Y no veo el día que se INDEPENDICEN!! a los 35 años dices tú?? ofú, si me pongo a contar los que me quedan... me corto las venas jajajajajaja.
    Suerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todo tiene sus pros y sus contras, y sinceramente, ya toca relajarse un poco y que apechugue el padre de la criatura, que anda que no me he rebanado yo los sesos durante estos años.

      Tranqui, que de aquí a los 35 se pasan los años en un pis-pas...jaja

      Eliminar
  7. Quizás le venga bien pasar más tiempo con su padre y de paso que tu puedas respirar un poco también.

    Ojalá vaya todo mejor.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí le has dado, Toro! Espero, que al menos pase el curso en condiciones, que me está amargando, el capullo...

      Besos.

      Eliminar
  8. Si yo te contara los acuerdos con el padre de la seta cuando la chiquilla era pequeña, con tal de facilitarle las cosas y ponerselo todo cómodo para que no se descolgara y la niña no lo echara en falta, no te los podrías creer, sólo te diré que tenía las llaves de MI, MI, MI casa y se pasaba en ella la mitad del día, cuando yo no estaba, claro.
    Vivimos en el mismo pueblo, pero durante un año estuve viviendo como a unos 60 km, y tuvo el morro de decirme que él no podía cada 15 días pegarse esos viajes para recoger y traer a la niña, que tendría que dejar de venir a buscarla y acumular fines de semana. Si ese día no lo maté, seguramente ya no lo haga nunca, luego recapacité, me comí el orgullo, y por mi hija, se la acercaba a mitad de camino. en fin, que me caliento.
    A mí lo de la custodia compartida no me parece una solución muy buena, a ver si me explico, en teoría sí, y creo firmemente en el derecho del padre a la custodia y tal, pero para los niños, lo que tú dices, esos cambios de casa, rutinas, horarios, no me parecen acertados y creo que los pueden descolocar de pequeñitos, pero a la edad del tuyo o incluso de la mía, con 12, ya es otra cosa, ahí ya sí me parece que puede funcionar.
    Por lo demás, tu situación particular, que te voy a decir...pues que espero dentro de lo malo, que os lo podáis organizar bien, y que realmente su padre se responsabilice de controlarlo en los estudios y demás.
    Besitos guapa, Hala! a empezar una nueva etapa...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, me suena mucho eso de ponerlo fácil para que la otra parte no se esfuerce, porque, que quede claro y recalcamos ante todo que "ha sido tu decisión la de separarnos" (buf, buf! ommmmm, me llevan los demonios).

      En fin, ahora sólo me falta que salga un poco el sol por estos lares y poder relajarme en una terracita aprovechando esa semana libre. No sé qué voy a hacer ahora con tanto tiempo! jajaja ¿escribo otro libro? jajaja.

      Besazos!

      Eliminar
  9. Esa experiencia la vais a disfrutar los tres, jeejeje. Me veo al padre, el primero en la fila del paro preguntando por un curro, el que sea.
    E que no ha tenido esas obligaciones y le vienen de golpe...
    Suerte tocaya!!!
    Un abrazo, muy animoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo, ahí puesto en la cola del INEM a las 6 am, aunque como no va a estar de contínuo, no va a ser igual. Ahora, va a flipar en cuanto empiece con comida, cena, comida, ropa, estudios y el largo etcétera que hago yo a diario... Ah, no calla, que su pareja vive con él, qué tonta!!! jajaja

      Gracias por tus ánimos, Toc!

      Eliminar
  10. ¡Que fuerrrrrrrte! ¡Mucho animo!. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Está claro que cada caso es un mundo, yo desde luego en principio en la medida de lo posible abogo por la custodia compartida y todo lo flexible que pudiera ser, es decir, si yo libro por las mañanas entiendo que para qué contratar a alguien que se ocupe a diario de las niñas a esas horas si puedo hacerlo yo.

    No estoy divorciado vamos, pero vaya, que no te miento si te digo que aparte del trabajo no tengo más vida casi que mis niñas, ssi estoy en casa yo soy quien se ocupa de ellas, entre otras cosas porque a su madre la torean, ni me imagino la vida sin esas nenas, es más, reconozco que en alguna época muy mala de matrimonio no me fui de casa por ellas, prefería aguantar el temporal solo por poder seguir viéndolas todos los días.

    Suerte en tu caso reina.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco te imagino sin tus niñas y tu perra (qué cosas!).

      Admiro a la gente que es capaz de lidiar con las crisis y no pillar la puerta y largarse. Yo me fui, sí, en este caso con mi hijo. Eso sí, no me arrepiento ni una miajita.

      Besos!

      Eliminar
    2. A ver, ayuda mucho en ese caso el tener como alternativa el puente municipal :D

      Eliminar
  12. Creo que todo lo que contribuya a que el hijo tenga a mano a su padre y su madre, es bueno.
    Espero que la cosa salga bien. La adolescencia es jodida y si le da fuerte...ufff paciencia y mano izquierda.
    Besazo hermos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que viene bien que justo en esta época de su vida su padre esté al quite, si no, me veo llamando a Hermano Mayor...jajaja.

      Gracias por leer y comentar. Un besazo.

      Eliminar
  13. A ver cuanto le pagas tu al padre, por cuidar a tu hijo, que eso ya no gusta tanto. Siempre la mujer debe de ser la mantenida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo, que además de ocultarte tras un Anónimo no te has leído la entrada. Pero para opinar prejuzgando, y sin tener ni idea del asunto, sí te has mojado...

      Eliminar
  14. Sé que lo vas a hacer bien, introduciendo los cambios que sean precisos.

    Yo soy madre al 100%. Para mi no hay fines de semana alternativos, ni vacaciones..., solo alguna comida con papá digamos que una vez al mes. Pero en mi caso compensa vivir con mi compañerito del alma y, auque mi otro callejero viajero me traiga ropa que tengo que coger con pinzas antes de desinfectarla y me convierta en Cenicienta en Tuperland, los miro razonablemente felices y así me siento yo (modo madre tonta total).
    Besos y suerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero. Veremos a ver si no le supone mucho trastorno, que es lo que realmente me da miedo.

      Tú ya tienes a los tuyos bien criados y el hecho de tenerle en casa no es un peso sino más bien (creo) un estímulo.

      Un besazo!

      Eliminar
  15. un tema complicado, pero cuando las separaciones se hacen de manera inteligente todo se puede acordar... ufff me has hecho vivir un dejá vú

    saludos
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pero siempre hay partes que ceden, eso está claro. Espero que el dejá vú no haya sido negativo.

      Saludos.

      Eliminar
    2. UN poquito nada más... jajajaja
      saludos
      carlos

      Eliminar
  16. Veo bien lo de la custodia compartida.

    Tengo un amigo, que la custodia la tiene la madre, y no hace más que joderle los horarios de visita... o se lo entrega dos horas más tarde o acuerdan un día para ir a recogerlo el al colegio y ya se lo ha llevado la madre... menuda cabrona esta hecha la pajara.

    El padre tiene el mismo derecho a disfrutar y ver crecer al hijo/a, que la madre.

    Beso.

    ResponderEliminar
  17. Totalmente de acuerdo con la custodia compartida..
    En realidad,todo tiene que ser en función de ese niño!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luni, espero que tu viaje haya ido bien!

      Eliminar
  18. El padre merece tener la ventaja, por su esfuerzo y honradez, ya que era el que trabajaba. Deberías entregarle una cantidad de dinero sustanciosa, como compensación por todo lo que le hayas hecho. Es lo justo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tú deberías irte a la mierda y dejar de trolear. Se ve que estás muy aburrido. Dejo este comentario como último, antes de banearte.

      Eliminar
  19. Creo que en definitiva lo mejor para el niño es la custodia compartida y que el padre sufra en sus carnes y neuronas lo que significa educar. Espero que te dure y,...por si acaso, disfruta todo lo que puedas el tiempo libre del que dispones ahora.
    Un abrazo y ánimo! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues con 15 años yo creo que indudablemente sí. Además esto hace que yo esté descansada y el padre también, que la adolescencia no es moco de pavo y no hay nada peor que tener a padres desquiciados.

      Ésta ha sido la primera semana y se han arreglado estupendamente. Veremos lo que dura.

      Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  20. Cuidar a un niño no es fácil, y menos a un adolescente. Mucha suerte!!

    Por si quieres pasarte :)
    http://illsayhi.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Desidia, ya me he pasado por tu blog. Un saludo.

      Eliminar
  21. Querida amiga:

    Nada enseña más a la madre atenta que el paso del tiempo. Admiro la sinceridad con la que cuentas la historia de tu vida, que puede ser la historia de cualquiera, en este momento. Con una sensibilidad finísima para un tema tan complejo y delicado. Tus meditaciones adquieren una textura, que hubieran sido la envidia de cualquier madre, en tu situación, si hubiera llegado a acceder a ellas.Pero. Y nadie, nunca podría hacerlo, si no hubieses tenido el valor de reflejar lo que sientes. Hay pocas personas que tienen toda su vida en su cabeza, y sobre todo, en su corazón, pero tú nos demuestras, al compartir tus inquietudes, que ambas cosas, corazón y cabeza, no son sino nombres de lo mismo...

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Conocimiento, siempre me sacas los colores!!!

      Un abrazo y gracias.

      Eliminar