Analogía:
Razonamiento basado en la existencia de atributos semejantes en seres o cosas diferentes.
Y éstas son las mías...

viernes, 3 de mayo de 2013

Él vino en un barco...



(Getty Images)
Ayer por fin decidí hacer algo que llevaba años queriendo hacer, pero por "h o por b" nunca arranco. He repasado todos los motivos de una corta lista mental que me lleva rondado durante mucho tiempo, y por más que he analizado y me he devanado los sesos, no he encontrado ningún fundamento para no hacerlo: ni emotivo, ni práctico. Es más, tal y como está el tema hoy en día, me vendría bien recibir un dinero a cambio, que para el uso que le he dado y la estéril herencia que va a sufrir, prefiero ponerlo en el mercado. Estoy hablando de vender mi vestido de novia.

Evidentemente, no soy experta en vender objetos usados pero tampoco hay que ser muy ducha para entrar en la web del “segundamano” y colocar tu anuncio en la sección correspondiente.

Lo cierto es que he alucinado con la cantidad de cosas que llega a vender la gente: desde una montura de gafas hasta un mega chalet de mil y pico millones (de pesetas) pasando por unas botas de montaña (¡buaj! ¡No fastidies! ¡Sólo de pensar en quién habrá podido sudar unas botas de trecking se me pone el estómago al revés).

Está claro que las prisas no son buenas y yo soy una cagaprisas. Cuando se me antoja una idea tengo que hacerla efectiva ya, si no, la voy dejando y pasa lo que pasa (décadas). Así que como me dio la vena, subí una foto mía con el vestido (tapándome la cara) e hice otra colgándolo de la percha de una puerta (más cutre imposible, pero teníais que ver algunos). Seguramente, repetiré el experimento en condiciones, sacándole fotos de los detalles. Si se hacen las cosas, se hacen bien o no se hacen.

Y ayer, al entrar a comprobar el anuncio, vi que tenía cerca de 70 visitas y un correo. ¡Alguien estaba interesada! ¡Vaya!  - Claro, es que mi vestido es tan original que llama la atención según lo ves, porque no es el típico vestido de novia en plan “Sissi emperatriz”, no, el mío es un vestido recto, de tubo, con un tul vaporoso bajo el pecho que se ata en la espalda y queda a modo de cola. Precioso. Ssssúper original. Es obvio. Es diferente y ya están llamando a la puerta, qué lista que soy, madre -, eso es lo primero que pensé, pero...

El caso es que me ha extrañado que la persona del correo no me haya llamado directamente sino que haya optado por mandarme un mail en un castellano que haría que Camilo José Cela se revolviese en su tumba -. Será una chica rumana, búlgara o similar-, seguí cavilando en plan positivo, que yo me lo guiso y yo me lo como.   

Pero esta mañana recibo otro correo diciendo que por favor le diga cuánto cuesta (si ya lo pone, ¿no? Que los números son internacionales, niña…), que muchas gracias por contactarla y que le cuente cómo es el vestido, si tiene muchos años, etc, etc…

Mi suspicacia se agudizó aún más no sólo por la forma de expresarse sino también porque dejaba claro que no le había prestado mucha atención a la foto. Aún así contesté dándole detalles. Pero ha sido hoy, en su tercer correo, cuando me ha terminado de rechinar por todos los lados, no dándome un tufillo a estafa, no, más bien apestando a fraude a kilómetros de distancia. Os copio:

Gracias por volver a mí, yo sólo quería asegurarse de que todas las bases están cubiertas! Estoy satisfecho con la condición. Lo siento que no voy a poder de la inspección y la recogida debido a la naturaleza de mi trabajo soy una persona muy ocupada que trabajo como oficial de la Marina y estoy en el mar, en este momento, y voy a organizar la recogida de la Vestido, y lo que es el precio más bajo para él. Me encanta una ganga, así que me gustaría hacerlo tan pronto como can.i sería capaz de hacer el pago a través de PayPal o transferencia bancaria, me parece la forma más fácil de utilizar mi tarjeta de crédito de forma segura y es un método seguro y fiable de pago ... Hazme saber el precio por ello. Espero oír de usted pronto, y voy a hacer todos los preparativos para el transporte que sea transportado a mi casa por una empresa de transporte desde Pretoria, tal vez tengo que tener su dirección de residencia para la selección de la Vestido antes de hacer el pago!! no amablemente volver a mí lo antes posible.
De todos modos voy a estar esperando a ver un poco más la imagen de la misma.
Saludos!
Pamelita.
(Getty)

¿Pamelita? ¡Ay, ay, ay, Pamelita! Que me da que más que Pamelita eres Pamelón…Y pa'-melón ¡tú! Que te crees que me he caído de un guindo, chaval. Que por mucho que me hables de Pay-Pal, no te voy a dar mis datos bancarios y ni de coña mi dirección. ¡Sólo faltaría! Tantos años intentando ser anónima en la red para que ahora me venga un “Pretoriano” y me reviente la cuenta del banco o vete tú a saber qué.

El tema es que no paro de darle vueltas y, obviamente mi lado irónico se imagina por un instante que toda esta historia del oficial de la marina podría llegar a ser verdad. Ahí está, sí, casi puedo verlo: es un marino barbudo, lleno de pelos y tatuado, abanico en mano, intentando entrar en mi ssssssúperoriginal vestido mientras tararea: “él vino en un barco, de nombre extranjeeeero”.

¡Ah, y por cierto! ¡ El señor de Google, que revise a ver ese traductor!¡ Que funciona como el culo!


39 comentarios:

  1. Jajajajajajajjjajajajajajajajjaja en el mismo barco...me parto!!!
    Ufff la peña está fatal, pero si lo hacen es que más de uno/a habrá caído.
    En fin, yo no puedo vender el mío, se lo tengo guardado a mi hija, por si lo quiere cuando le dé la hora tonta esa de casarse (si es que le da)pero por si las moscas, se lo guardo.
    Besitos marinera de luces jajajajaj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sí, descojónate, pero ahí sigo yo mandándome mails (ahora en inglés) con Popeye, "la novia". Jejeje, quiero ver por dónde me sale. Le he preguntado que por qué quiere comprar el vestido sin habérselo probado...jajaja. Veremos a ver qué dice...

      Un beso a rayas azules y blancas...

      Eliminar
  2. Ahhh y tenías que haber puesto en el texto tu foto con el traje de novia!! hombre por favor...

    ResponderEliminar
  3. Supongo que envían cientos de mails y alguien pica.

    Besos y suerte.

    ResponderEliminar
  4. Acabo de ver la foto.
    Lástima del círculo blanco, dan ganas de casarse contigo.

    :P

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, menos coñas Toro! Yo por ahí ya no paso, lo siento. Llegas tarde! ;-P

      Eliminar
  5. Pues no es mala idea "oyes", que tal y como anda el "mercao" te haces un bien a tí y un favor a otra novia. Aunque lo que me temo es que vas a tener que rebajar el precio (supongo que contabas con ello). Seguro que lo vendes, y con un poco de suerte (jiji) la víctima te enviará una foto con el vestido colocao.
    Suerte Ana. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que el precio es para regatear, pero como no tengo prisa, lo mismo cuela. De todos modos viendo cómo está el precio del resto, no te creas que anda muy desencaminado, porque los que están más bajos son directos para ir a hacerse "la prueba del pañuelo"... No digo ná.

      Un abrazo, Clara.

      Eliminar
    2. Eso, eso...Mejor no digas ná, que ya lo has dicho tó.

      Eliminar
  6. jajajaja yo te mando el dinero en una paloma mensajera.
    muy buen relato, divertido y además parece ficción jajjajaja
    ya vi el anuncio y ademas me interesa jajaja
    saludos
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De ficción nada, que el susodicho marinero me sigue insistiendo que le de mis datos. Vamos, va listo! Un abrazo.

      Eliminar
  7. Ya que te has decidido a vender el vestido, creo que otra opción sería intentar venderlo en un comercio en donde alquilan vestidos de segunda mano... No sé, lo mismo te lo compran, ya que con la que está cayendo muchos novios acuden a estos comercios y así se ahorran una pasta.

    Suerte con la venta. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, he estado buscando pero no encuentro ninguno. Lo cierto es que prefiero eso y que paguen menos a estar con éste rollo de de suspicacias y desconfianzas... Un abrazo y gracias.

      Eliminar
  8. Pues a mi el correo del pretoriano me ha parecido genial, sublime. Es una forma de escribir que asalta las minas del inconsciente haciendo un discurso poético/patético que rebasa el orden estético, social o moral establecido. Creo que puede tratarse de un discípulo de la escritura automática de André Bretón.
    Tus textos siempre me provocan extrañas elucubraciones que ni yo mismo puedo gobernar.
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es de lo más explícito...jajaja. No sé cómo he podido vivir sin estas cosas antes, la verdad. Te dan un puntito de surrealismo a la vida que más quisieran muchos. Ja.

      Oye, explícame eso de que mis textos te provocan extrañas elucubraciones que no puedes gobernar porque me has dejado preocupada... :-P

      Eliminar
  9. Uno más de los últimos y ¿sofisticados? timos..
    conocía el de alquileres de pisos alucinantes por internet,que luego eran un engaño ( le pasó a un hijo mío) pero,es que esto ya es la monda....

    pon una foto del traje,anda,con lo que me encantan las novias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, tienes el enlace donde pone "vestido de novia"... Poco se me ve, la verdad...

      Besos!

      Eliminar
  10. ¿Ese número que sale en la página es tu móvil???

    Me gusta el vestido, pero no me quedaría muy bien, algo justo me da a mí, lo sorprendente es que te volvieras a vestir de novia con ramo y todo para la foto :D

    Besos querida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mierda! No había caído en ese detalle. Como los más asíduos ya lo habéis visto, voy a quitar el enlace. No, obviamente no me vestí ni de coña. Puedes apreciar que la foto tiene solera...jajaja Gracias por avisar. Besote!

      Eliminar
    2. Tranquila, yo ni lo apunté :D me da urticaria llamar por teléfono, que se lo pregunten a mi santa madre.

      Besos.

      Eliminar
  11. Jajajajajajaja, tarde y mal!!! Menos mal que como buena fémina tienes ese sexto sentido que nos alerta del peligro, en algunos casos se nos atrofia, pero me alegro de que en este precisamente se haya portado. Por otra parte me imagino a Pamelón embutido en tu delicado traje y su talle varonil estallando las costuras.
    Un abrazo toc, buen finde y gracias por las risas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, lo cierto es que gracias a este Pamelón nos hemos echado unas buenas risas... Un beso tocx2 !!!

      Eliminar
  12. Desde luego... mira que escribirte un marino, :),joder alucinante!
    La idea de venderlo me parece muy buena y como siga esta crisis venderémos hasta la vajilla de la abuela.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, dice que es "oficial de marina" pero esto suena a estafa porque no hace más que pedirme los datos bancarios y mi dirección. Está claro que se piensa que soy imbécil. Lo de vender el vestido? Tendría que haberlo hecho al día siguiente! jajaja. Un abrazo y gracias por pasarte!

      Eliminar
  13. Jeje, yo no vendo nada precisamente por eso, no me fío y no se exactamente lo que debería hacer para asegurarme, que yo soy una pardilla. Siempre he pensado que una de las pocas cosas guays de los americanos que nunca nos ha dado por exportar, solo nos quedamos con las gilipolleces, es eso de montar el mercadillo a la puerta de casa, me libraba yo de medio hogar, que me sobran trastos por todas partes. El vestido de novia no, que soy muy burra y cuando empecé a necesitar sitio y a estorbarme lo tiré a la basura.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí lo cierto es que me ha estado dando un perezón increíble pero vamos, que me da que al final poco voy a vender porque esto se mueve menos que Epy y Blas en una cama de velcro. Exceptuando al marino no llama ni Cristo.

      Anda que tú también tirando el vestido...y tu niña qué?

      Un beso!

      Eliminar
  14. Jajajajajaja, muy bueno el capitan pescanova. No creo que se gane la vida como estafador, porque lo hace de pena!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, no sé si el Pretoriano escribe peor el inglés que el español... Joer la de gente que está fatal de lo suyo...

      Besos!

      Eliminar
  15. La de gente colgada que hay en la red...

    Trato de imaginar a un marino pretoriano vestido de novia... una imagen perturbadora, sin duda!!!

    Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy fuerte sí, a mí me da por pensarlo y sinceramente, da para hacer varios chistes.

      Un beso.

      Eliminar
  16. Pero qué bueno!! Has terminado magistralmente esta historia cotidiana (por desgracia), con ese final surrealista. jajjajaja, me lo estoy imaginando... a lo mejor es para romper alguna maldición de estas que cuentan de alta mar... en fin.
    Divertida como muchas veces, Analogy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor de todo es que alguno picará... De verdad que vaya telita cómo está el mundo.

      Besos, Luigi.

      Eliminar
  17. jajajaja Pues yo en la tienda también recibí el mail que me iban a comprar cientos de miles de euros en mercancía y blablabla..
    ¡¡Pero su traducción era mucho mejor!!! :P
    Mucho cuidado con esas cosas, que hay mucha necesidad de dinero y mucho timador.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son la leche, a mí lo que más me cabrea es el insulto a la inteligencia, de verdad...

      Cuidado tú también, que ya sabes que se las apañan bien para pillarnos desprevenidos.

      Besote!

      Eliminar
  18. Jajajaja

    ¿Te imaginas al oficial Thomas vestido de tules y oliendo a azahares mirando arrobado al tautado cocinero Iván (que le regaló el vestido comprado en la red como muestra de amor)?

    El amor coge barcos en cualquier puerto, querida mía, y como Cúpido se venda los ojos (¡diosss qué perversión!) pasa lo que pasa.

    Besos de lunes (¿lunáticos?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajja, pues ahí arribita lo tienes, vestido con un tul y sandalias de plataforma (muy hardcore, sí...). En fín, si no fuera por éstos ratos y los que pasamos en el baño...

      Besazo.

      Eliminar
  19. "...tan pronto como can." Si señora traductor de google a lo bruto. La verdad que es una historia graciosa, espero que encuentres un vendedor fiable. Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  20. Es aquí donde venden vestidos de novia? Es que se casa un amigo, que es oficial de la marina, y queremos disfrazarle para la fiesta de despedida. Y el caso es que le gustan los vestidos de novia, es un trauma infantil un poco largo de explicar....
    Dame un teléfono y hablamos, porque lo necesitamos pero ya!!!!

    ResponderEliminar