Analogía:
Razonamiento basado en la existencia de atributos semejantes en seres o cosas diferentes.
Y éstas son las mías...

lunes, 27 de mayo de 2013

Fobias



 
Odio el parabrisas sucio de marcas de gotas, de mosquitos difuntos y excrementos de pájaros.
Aborrezco ir a la compra, empujar el carro, empaquetar la carne y después colocarla.
No soporto la casa helada cuando hay veinticinco grados fuera calentando las aceras.
Maldigo las axilas rancias, el olor a ropa húmeda, los alientos podridos a horas tempranas.
Me revienta aquella gente que confunden sinceridad con honestidad. Eso es falta de educación.
Aquellos que se creen mejores porque van a misa, asintiendo, sumisos, sin creerse casi nada.
Odio lo comercial, el topicazo de turno, lo políticamente correcto, lo bien visto.
Detesto que se evalúe mi forma de vida que es diferente, poco clásica, no convencional. 
No soporto las maneras de Doña Perfecta contradiciéndome constantemente: Yo espabilo, ella adormece. Yo disciplino, ella consiente.

Perdono mil cosas a lo largo del día: Que me insulten por la espalda, que me tachen de inflexible.
Transijo con que seas de un material desconocido. Que tus idas y mis vueltas tengan más distancia cada vez. Que tu simpleza vaya ralentizando tu marcha, frenándote los pies, como esa bola que llevan los presos, entorpeciendo tus avances.
Puedo perdonarte tus bajezas, tus miserias, tu indigencia. Tu forma de intentar convencerme asumiendo que soy tonta, manipulable.
Puedo perdonar cientos de fracasos, miles de errores, un millón de negligencias. Condonar tu situación, tu mala suerte, tus equivocaciones.

Y sólo el paso del tiempo me hará menos irascible, tolerando el cristal sucio, relajarme en la compra, esquivando el olor de la ropa sucia, de las bocas putrefactas. Seré más permisiva, más transigente, menos inflexible, más tolerante.

Aceptaré tus formas, tu poco tacto, tus obsesiones y terquedad pero me niego a admitir que tras todos estos años, tu nivel de inteligencia se haya minimizado, se haya reducido, se haya esfumado del todo.

Todo te lo consiento, sí, menos tu involución.

61 comentarios:

  1. Genial Ana, me encantó este post.
    Me siento identificada con un montón de las cosas que decís. I agree guapa (jaja, concatenando con tu post anterior).
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me alegro de que te hayas sentido identificada. Si por algo este blog se llama "Analogías"...jeje

      Eliminar
  2. Cierto q con el paso de los años nos volvemos más flexibles y lo que antes nos parecía inapcetable lo vamos viendo cono tros ojos.
    Involución, nunca.
    Me gustó la entradita.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No soporto que la gente inteligente vaya para atrás, de verdad. Quizás es que antes no lo eran y yo pensaba que sí...

      Un besote.

      Eliminar
  3. Yo también puedo perdonar muchas cosas, pero hay una que me cuesta o no me da la gana perdonar... (seguro que coincido contigo, Ana) y es que se metan en mi círculo para decirme lo que tengo o no tengo que hacer, o mejor dicho, pretender que yo sea igual que él o ella ;)

    Nos volvemos a acordar de la misma...?? :)
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aclarando el tema contigo, afortunadamente te digo que esta vez los tiros no van por ahí...Esa a peor no puede ir!!! jajaja.
      Un besazo.

      Eliminar
  4. Parece que nos han tocado con la varita de la indignación.... yo no tolero nadaaaaa el mal aliento, pero lo de la involución es mas común de lo que pensamos, hay quien se relaja tanto que cree que lo tiene todo ganado.
    Estoy contigo.
    Abrazos limpítos con olor a lavanda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La falta de higiene no la soporto, pero vamos. Gracias por el abrazo limpio. El mío a lavanda no, pero a perfume sí.

      Besotes.

      Eliminar
  5. Yo te gano, soporto menos cosas que tú y perdono todavía menos jajajajaja.
    Buen texto joía, muy cortito y directo!! como deben ser las cosas. En lo de que la gente inteligente vaya para atrás, creo que es más bien lo que has comentado, que no lo eran antes y lo parecieron.
    Besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú perdonas menos cosas que yo porque eres más joven. Todo llegará.

      Un beso gordo e inteligente (espero). Jeje.

      Eliminar
  6. Muy bueno guapa ¡¡¡ estoy deacuerdo contigo. La inmovilidad es lo peor de todo, sobre todo cuando nada te impide intentar evolucionar. Lo peor no es evolucionar sino ni tan siquiera intentarlo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que hay gente que no ve ni la zanahoria que le ponen delante... :-) Besitos.

      Eliminar
  7. Yo lo que menos soporto son las lecciones de vida, él o ella, el o la típica listillo que todolo sabe, que para todo tiene un consejo, consejos que le han servido para tener una vida superfeliz, esa que, exagerando, nos dice: "el secreto para una vida superfeliz de la muerte es separar bien nuestra faceta de viuda supermillonaria de la de folladora de veinteañeros", o la que tiene el secreto del buen funcionamiento matrimonial, "la comunicación", esa que da lecciones a diestro y siniestro y críticas a siniestro y diestro.

    En fin, el parabrisas sucio lo perdono, soy vago para limpiarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dess, yo creo que lo que tienes que hacer es... (jaaaaaaaaaaaajajjaj, que noooo, que es broma...). A mí también me repatea el rollito perfeccionista, pero luego escarbas y ves que es todo mentira. Vamos, eso dalo por descontado!

      pd: el parabrisas sucio se limpia accionando la palanca del agua, cochino... :)

      Eliminar
  8. El paso del tiempo hará que no nos moleste nada.
    Eso si, nos enterrarán.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joer qué fúnebre! Hombre, se supone que antes de eso ya nos la tendría que traer todo al pairo, no?

      Un besote.

      Eliminar
  9. Bueno a lo mejor ese ser no ha involucionado, tal vez es que tú le sacas ventaja cada día un poco más ¿podría ser?

    Creo que es lo mejor que te he leído Ana, es muy visceral.
    Los consejos yo los escucho (que no es lo mismo que oírlos) pero prefiero probar las cosas por mi misma.
    A mi me está ocurriendo que cada día soporto menos a la gente, bueno me estoy volviendo un poco ermitaña, pero me ducho cada día y huelo muy bien, lo juro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por ahí van un poco los tiros, querida Ángela... Las personas cambian, o no. En este caso me da que la que ha cambiado soy yo y antes no era capaz de ver ese "paro mental"...

      No dudo de tus olores, vamos, sólo hay que leerte para saber que hueles a limpio! jajaja...

      Eliminar
  10. Caray que pedazo de repaso a tu personalidad!! Yo creo que perdono casi todo, porque creo que no soy nadie para no hacerlo y porque otras personas les tocará perdonarme a mi mis imperfecciones, porque oye, ahora que no nos oye nadie, te confieso que yo perfecta, perfecta.... no soy eh! aunque admito que rozo la perfección jajajaja

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo de hecho he dudado en poner "no soy tan perfecta como Mónica" pero qué le vamos a hacer...jajajaja. Anda queeeeeee, ya te vale, jodía.

      Eliminar
  11. En mi opinión perdonas demasiadas cosas jaja, coincido con tus no te gustan aunque añadiria muchos mas creeme. Un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. joer pues no das el pego. Pareces más bien un hombre muy transigente, por tus escritos, quiero decir :-)

      Eliminar
  12. joder... si está cañon cuando uno involuciona, implota, retrocede...
    son cosas que no deberian pasar... pero pasan... a los hombres los hace involucionar una culeada. suena feo, pero si hace daño.
    como siempre un placer leer tus analogías... y solo te falta decir: cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.
    un abrazo
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cañón? Te refieres a que está bien involucionar? Hombre...depende de en qué sentido. A nivel mental, desde luego que no, NUNCA!

      Un abrazo, Carlos.

      Eliminar
    2. Cañón significa que está cabrón involucionar...
      carlos en plena evolución

      Eliminar
  13. No me gustan casi todas las cosas que tú odias.

    Perdono menos cosas que tú perdonas, porque ni siquiera llegan a molestarme ni ofenderme.

    Acepto todo aquello que no invada mi libertad.

    Eso sí, me apena mucho que la gente no crezca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, que no crezca la gente, allá ellos. Que no crezca gente que debería evolucionar y no lo hace porque se han quedado estancados, es lo peor.

      Un abrazo!

      Eliminar
  14. Es un gran texto, Ana. Me gustan mucho estos análisis. Y un final crítico, a ver qué ocurre...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues qué va a ocurrir, Luigi...absolútamente nada. :-)

      Un beso gordo.

      Eliminar
  15. Consigues superarte y a mí sorprenderme cada vez. Genial la entrada y totalmente de acuerdo en todo.
    Un abrazo, toc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Naaaa, eso es devoción de tocayas...jajaja.

      Besazos.

      Eliminar
  16. Personalmente no soporto ir de compras en compañía femenina... me supera.

    En cuanto a los caracteres de la gente, soy bastante permisivo y acepto y respeto cualquier opción, aunque suponga estar en contra posición.

    Me crispa la más mínima mancha, vaho o suciedad en el parabrisas.

    Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco puedo ir de compras con compañía...(ni femenina ni masculina, me gusta ir sola. ya ves tú qué cosas!)

      Lo del parabrisas es pa ponerte los pelos como escarpias...jejeje. Besotes.

      Eliminar
  17. Muy bueno, Ana. Tenemos que envejecer pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mande? Yo prefiero envejecer más tarde!!!jejejeje

      Eliminar
  18. Joer! Había leído la entrada hace días y creía que había comentado, entro a ver si hay respuesta...ya me vale, que descontrol llevo últimamente.
    Pues voy a repasar la entrada un momentico y vuelvo...
    Ya estoy aquí. Pues si ésto va dedicado a alguien en concreto, lo has dejao fino, ahora, que demasiado perdonas, ya te lo digo.
    Besos, guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo ando también más liada que el moño de una gitana...

      Fino? pues mira, hila las últimas entradas de JC y cía y sabrás de quién hablo...jejeje. Besos!

      Eliminar
  19. Lo de la higiene es totalmente cierto. Yo tambien lo odio.
    Coincido contigo en muchas cosas, si señora.
    La frase que más odio en el mundo es: "Tú lo que tienes que hacer es..." :P
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que lo de la higiene lo deberían de dar en los colegios como una asignatura a aprobar en teoría y práctica.

      Sólo falta lo que dijo aquél: "Yo me ducho una vez al mes, haga o no haga falta" (ole, con dos webs!!!)

      Besotes primaverales y gélidos (ya le vale al tiempo!)

      Eliminar
  20. Querida Analogias, un dia de estos ( y puede que ese dia no llegue nunca) una de tus retoricas te va a envolver y te absorvera, desapareciendo para siempre de esta blogosfera maravillosa, me temo que pueda ser tu fin ;P.

    Mientras tanto te recomiendo que olvides a este tipo de personas y les recomiendes la dieta de Peralta.

    Portate bien, o en su defecto, ponte unos tacones, sal a la calle y portate mal!

    Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Maestro:

      ¿Es esa toda la conclusión de ésta gran vomitona? Hummm...qué poco te has mojado. Claro, andas de letra en letra en el abecedario y luego no tienes tiempo para reflexionar sobre el resto que no estamos "taradas" ...jajaja.

      Maestro, yo siempre llevo tacones, incluso cuando me porto bien :-P

      Eliminar
  21. En la suma de fobias y filias estamos.
    Por cierto... ¡Qué bien lo cuentas!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, ya he visto tu pelirrojofobia... Luego entraré a leer. Un besazo.

      Eliminar
  22. Haces bien, porque para involucionar... hay que tener muchas ganas de involucionar. Es un acto demasiado voluntario como para perdonarlo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que involucionar no es un acto, simplemente uno se para, deja de evolucionar y va hacia atrás.

      Un abrazo.

      Eliminar
  23. Jjajaja muy bueno lo del parabrisas sucio. A mí me pasa igual.

    Saludos desde www.malagasensual.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe ser en lo único que coincidimos...ah, en eso y en Málaga! :-)

      Eliminar
  24. Lo del parabrisas es que me pasa igual, pero tambien entrar en el coche de alguien y que esté lleno de media nevera, alacena o lo que debiera estar en un cubo de basura... si así tiene el coche, te haces a la idea de cómo será su vida. No me gusta la gente que se les nota que le hace falta jaboncito jajaja...! y ahora que el calor toma el mando y los "alerones" de algun@s nos embriagan con sus aromas. O esa sonrisa con... "paluegos" jajaja... por no decir otra cosa (con lo barato que son los cepillos de dientes)... me da pena que mucha gente joven, no quieran avanzar intelectualmente, que pasan de estudiar y ni tan siquiera han leído un mísero libro por su cuenta. Me indigna pero a la vez paso ya, de la gente que cree que porque tenga 40 o más años no puede estudiar, aprender cosas nuevas... que sólo están o estamos en la mitad de la vida y que cada día cuenta... tantas y tantas cosas que lo único que se puede hacer es hacerlo una lo mejor que sabe y quiere y allá cada uno calzándose sus zapatos, que yo me calzó los míos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios, María José! Sonrisas con paluegos nooooooo por favor!!! Buajjjj (voy a vomitar!)

      Ya veo que esta entrada ha dado pie a vuestras fobias, también...jejeje. Me alegro de que no sea yo el bicho raro.

      Un besote.

      Eliminar
  25. Claridad meridana,como no podía ser menos en tus textos, clara,directa y sin concesiones..comparto todo lo que dices...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es que parece que algunos han perdido todas las formas, hija, y de vez en cuándo hay que reclamar un poco de cordura.

      Besotes, Luni.

      Eliminar
  26. Llevo un tiempo conduciendo poco, circunstancias que provocan encontrarme el parabrisas lleno de polvo, nada que no pueda resolver un riego rápido y un barrido, igual que opiniones molestas y errores menores, incluso grandes si sólo son desaciertos, todo es aceptable... eso sí, no querer evolucionar nadie lo merece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, cada uno tiene unas pequeñas manías que son soportables si te pilla de buenas, pero hay veces que te levantas y reivindicas lo que no te gusta. Lo que es inaceptable para unos, es pasable para otros. Lo de la involución, me temo, que es algo que no toleramos nadie. Sólo algunos involucionados :-)

      Gracias por la lectura y el comentario.

      Eliminar
  27. Ufff! las fobias...no sé por donde empezar,jajaja.

    De cualquier modo tu post es un espejito que concuerda bastante con el mío.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es que al fin y al cabo somos todos muy parecidos, menos algún bicho raro del cual comentamos y sacamos partido.

      Un saludo!

      Eliminar
  28. Puedes recoger tu premio!!

    http://elrincondelaluna-lunaroja.blogspot.com.es/2013/06/premio-iniciativa-de-incentivacion-de.html

    ResponderEliminar
  29. Sorprendentemente, preparo un relato coneste título: INVOLUCIÓN desde hace una semana. Me encantan las casulidades. Lo colgaré Dios sabe cuando. Cuántas cosas tenemos en común, leyéndote, creo que podría haberlo pensado y escrito yo.
    Un fuerte abrazo, compañera de letras y reflexiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no dejes de avisarme, Olga. Gracias por tu visita!

      Eliminar