Analogía:
Razonamiento basado en la existencia de atributos semejantes en seres o cosas diferentes.
Y éstas son las mías...

jueves, 1 de agosto de 2013

Cinco años.



Es pleno verano, comienzo mis merecidas y ansiadas vacaciones y, una vez más, la introspección me arrolla pillándome desprevenida.

Echo la vista atrás y me doy cuenta de que, como quien se deja  llevar por una balsa arrastrada por una pausada corriente, han pasado ya cinco años. Sesenta meses después de aquella sensación de incertidumbre, de no terminar de cerrar la puerta, desconociendo qué camino íbamos a elegir, sin conocernos, sin saber quiénes éramos. No decidimos nada. Básicamente apartamos la idea sobre si había un futuro que planear o los días se nos iban descontando juntos. No nos importó. Sólo decidimos pensar en el momento, en el mañana, ya veremos.

Han pasado mil ochocientos días de calma intensa, remodelándonos el uno al otro, mudando nuestras propias rutinas alternándolas con las comunes. Hemos fundido pensamientos, ahuecado los armarios, invadido cajones, cotejando cómo somos, entremezclado amistades y difuminando nuestras propias fronteras.

Retomo ahora aquella sensación de verte por primera vez disfrazado de seductor, poniendo los cinco sentidos sobre mí, analizando mis maneras, mis palabras, mi mirada… la fragancia de mi piel que finalmente invadió la tuya y en la que decidiste empaparte hasta hoy. Ahora encuentro ese sentimiento tan ajeno, tan lejos de aquel depredador que quería cautivarme, apuntándose una muesca más en el cinturón de sus conquistas. Hoy encuentro extraños aquellos mensajes disfrazados de cortejo, aquellas frases que me hacían reír sabiendo de qué iba ese juego. Había jugado ya demasiadas partidas y contigo, al parecer, de momento ha sido la última. Así eras tú, sí, antes de mí.

Evoco aquellas eternas charlas telefónicas, los aparatos ya sin batería, exhaustos y agotados por nuestra peculiar manera de sustituir el no tenernos cerca. Y miro atrás percibiendo lo que hemos crecido reconociendo nuestros límites: el del uno con el otro, el del otro con el resto.  

Ahora veo con otros ojos los tiempos de nuestras distancias, del frío entre nosotros, de tu YO reafirmándose y mi YO rebelándose. Incluso los considero necesarios: Son parte de ti, de mí  pero sobre todo, de nosotros.

¿Hubiera sido más fácil rendirse tres meses más tarde? ¿Imponer tu criterio? ¿Asentar el mío? ¿Seguir ciegos sin darnos cuenta de cuánto nos compensamos? ¿Hubiese sido más sencillo haber seguido cada uno por su camino? ¿Dejar de hacer kilómetros cada fin de semana? ¿No cambiar nuestros hábitos, nuestras maneras, modificando horarios, alterando rutinas? ¿Haber dejado de hablar? ¿Pedir, acordar y volver a empezar?

Podría haberlo sido sí, pero la vida a veces se torna más dulce por el camino más difícil.

Hoy hace ya cinco años que tu sendero y el mío se cruzaron en algún punto de nuestros caminos. Desde entonces caminamos en paralelo, sin alejarnos demasiado pero sin acosarnos, sin agobiarnos pero sin perdernos de vista el uno del otro.


Para P., por estar ahí. Siempre ahí.

42 comentarios:

  1. Esto huele a boda... jajajaja
    Enhorabuena niña, por sentirte así con alguien.
    Besos y a celebrarlo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Boda? Deja, deja... Con lo bien que estamos así pa' qué estropea'lo!!!

      Besos!

      Eliminar
  2. ¡¡¡Feliz aniversario pareja!!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. Que facil es para ti describir sensaciones. Tu reflexión de hoy emana un cariño inmenso y la libertad de quererse sin compromiso.
    Enhorabuena chiqui. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la clave. El no-compromiso, el no tener que estar porque hay algo que te ata y no puedes deshacerlo tan fácilmente.

      Un beso Clara y gracias!

      Eliminar
  4. Madre mía Ana! Que belleza de texto! Se me erizaba el bello mientras leía, juraíto, ha sido así.
    Maravilloso, lo que es y como lo explicas.
    Enhorabuena! P. o maromo, puede estar feliz y satisfecho,este homenaje es el mejor regalo que podrías hacerle.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por "erizarte el bello" entiendo que se te pone el Coriano como una moto... Jajaja, me he partido yo sola (vale, que te he entendido el lápsus. Era por quitarle seriedad al texto, jajaja).

      Maromo hoy va ya listo... Le hago un homenaje y él de cerves por ahí con los amigos... ¿tú te crees? jejeje. Na, mañana nos vemos y le cuento tus pelos como escarpias (o que lo lea él solito, que tiene ojos y eso).

      Besazos, muy muy bellos...jaja

      Eliminar
    2. Joooooder!!!!!!!!! Tierra trágame! ¿Pero como he podido yo escrivir eso? Jajaja Y lo peor, no darme cuenta, cuando siempre releo por si acaso. Supongo que he puesto belleza y ya he seguido para adelante, es por justificarme ante mi misma, porque orrorizada me hallo jajaja.
      (Anda que si alguien lee y no me conoce va a flipar)
      Bueno, pues eso, que se me han puesto los pelarros de punta.
      Besazos.

      Eliminar
  5. Que jodía eres, me has emocionado con esta forma tan bonita y sencilla de explicar 5 años de relación, porque os conozco y quiero a los dos, porque la naranja no es siempre redonda, ni dulce, pero es nuestra vitamina, por eso y más cosas, os deseo que sigais juntos y haceros, si cabe, cada día mejores personas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joer Joselín. Ahora la que tiene los pelos como clavos soy yo. Gracias a él he llegado a conocerte a ti, y sinceramente (y tengo testigos) eres de la gente que deja huella y una se siente honrada al ser tu amiga.

      Un besazo naranja vitaminado.

      Eliminar
  6. 5 Años ya ???, uf, es mi mejor marca personal.
    Es cierto, en este tiempo han caido muchas reglas, muchos esquemas prefijados,
    erróneamente basados en caprichos de adolescencia.
    Y te das cuenta que no puede haber reglas, que todo se tiene que basar en el respeto y la confianza. Curioso que lo llamen "química" cuando no hay una formula que se pueda aplicar para que funcione.
    De momento no va a haber boda, pero espero que sigamos celebrando lunas de miel,
    tan a menudo como ahora.

    Besos, P.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Confianza y respeto. Ahí le has dado...¿Me puedes explicar qué andas haciendo que no estás en casa? ¿eh? jejej.

      Anda tira, que me tienes contenta!

      Ya si eso mañana hablamos...:-D

      Eliminar
  7. Enhorabuena a ambos!! y a disfrutar de esas merecidas vacaciones.
    El texto, muy bueno... Se nota que te ha salido de dentro, Ana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, y a ver si empiezo las vacaciones de una vez porque vaya paliza que me he dado hoy a pintar, limpiar y recoger...

      Mañana prometo no hacer más que la comida y piscinear.

      Un besote.

      Eliminar
  8. Me ha encantado. Y me he sentido muy reflejada. Las relaciones no son siempre como la gente cree que deberían ser. Todas y cada una de ellas, tienen su particularidad.

    Enhorabuena porque cinco años pueden ser toda una vida.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no sé si serán toda una vida pero lo que dure que sea bueno.

      Un besote.

      Eliminar
  9. Antes de nada muchas felicidades a los dos por vuestro aniversario. Los caminos no se hicieron para caminar en línea recta, tras cada curva aguardan las sorpresas, así que a continuar caminando por muchos años más.
    Un abrazo, toc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que tú lo veas, verdad? A ver si venís ya a verme!

      Besazos

      Eliminar
  10. Nada hay tan bello como escribir con el corazón.
    Teneis suerte, los dos. Porque para que haya pareja, hacen falta dos, siempre dos.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que si una pareja funciona a base de tirar sólo uno, eso no funciona (ya he tenido esa experiencia y me he bajado del burro, con papeles y todo).

      Besos maestra.

      Eliminar
  11. Suena a caza, ciertamente, pobre chaval, perdido sin remisión, deberías al menos tener el detalle de leerle sus derechos o algo :D

    Felicidades querida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja... No, si no hace falta leerlos. El me los repite cada cierto tiempo y yo me los paso por el forro de los webs...

      :-D

      Eliminar
  12. HOY HE LEIDO DOS PUNTOS DE VISTAS OPUESTOS... TU EVOCANDO ESA FELICIDAD DE UNA UNIÓN QUE YA CUMPLE 5 LUSTROS Y MAITE DICIENDO QUE NO HAYA UNA SEGUNDA CITA JAJAJAJAJA
    DEFINITIVAMENTE NO HAY QUIEN LAS ENTIENDA JAJAJAJAJAJA ESE SERA MI PROXIMO ESCRITO.
    RESPECTO AL ESCRITO ES GENIAL ESE DESFILE DE SENTIMIENTOS QUE HACES VER
    GENIAL, GENIAL Y GENIAL
    FELICIDADES
    POR EL ESCRITO Y POR LOS 5 AÑOS
    CARLOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que Maite yo le saco unos cuantos años a Maite (en varias cosas) y es normal que escriba sobre citas y segundas citas. Ya llegará un día en que cuente más o menos lo tranquila que está después de todo.

      Con respecto a que nadie nos entienda, solo decirte que no somos robots y cada una pasa por diferentes etapas. La de Maite es absolutamente diferente de la mía. Y hace bien, qué carajo!

      Eliminar
    2. Poco hago... jajajajajaja
      Pero sí tengo que decir que también espero que me llega esa etapa tuya ¡claro! pero más adelante.

      Eliminar
  13. Yo espero también mis vacaciones, falta poco, falta poco... Mientras tanto las sábanas siguen halándome con tanta fuerza en las mañanas jaja.

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aquí las sábanas estorban, bastante, mucho. Qué calor!

      Saludos!

      Eliminar
  14. Pues que tenga usted una muy buenas vacaciones y a seguir disfrutando de la relación.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento las vacaciones están basadas en hacer ñapas, que he acabado de obras hasta el mismísimo moño! A ver si ya, a partir de mañana puedo empezar a rascarme el bolo, que falta me hace. Un beso

      Eliminar
  15. Ohh qué buen texto! Me encanta!!! Descansa mi Ana querida,y DISFRUTAAAAAAAAAAAAA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luni, falta me hace, de verdad!

      Besazos.

      Eliminar
  16. Supongo que es una historia verdadera! Qué bonita!

    ResponderEliminar
  17. Pues es otra manera de vivir en pareja, ni mejor, ni peor: a vuestro gusto, :)
    Tendrá sus pros y contras como todo, Ana.
    Disfruta las vacaciones, chiquilla!!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, hay días de morriña, de esos que dices: jooooooer, qué lejos me pilla. Y otros que ves las ventajas de tener la cama para ti sola!

      Besos y gracias!

      Eliminar
  18. Felicidades Ana. Comparado con otros, ayer te conocí, pero también me alegra muchísimo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jes. Espero que nos sigamos conociendo por mucho tiempo.

      Besazo.

      Eliminar
  19. Felicidades por los cinco años, aunque sean en la distancia... aunque bien mirado, tal vez sea una solución para que las relaciones duren... sin agobios.

    Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toma nota, Teo, de verdad, que tú estás casi en la misma tesitura que yo, solo que al revés. Este tipo de relación, para los que somos dos y medio es una solución muy práctica, o al menos durante una larga temporada.

      Besote.

      Eliminar
  20. Acabo de leerlo. Enhorabuena a los dos y que cumpláis muchos lustros más.

    Y a ver si aprendo un poco, de paso, que a mí las relaciones como mucho me duran cuatro años.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pedrín. Lo de aprender, no sé qué decirte. Ya sabes cómo es nuestra historia, quizás, a estas edades, el no convivir de continuo hace que no se deteriore el tema. Pero eso nunca se sabe.

      Un besote.

      Eliminar