Analogía:
Razonamiento basado en la existencia de atributos semejantes en seres o cosas diferentes.
Y éstas son las mías...

miércoles, 30 de octubre de 2013

Esos palabros caseros.



A raíz de esta entrada de Dolega, me ha venido la inspiración (por fin) sobre cierta chorrada que forma parte de mi rutina familiar. En mi casa, con mi familia, como pasará en otras muchas, el lenguaje se ha ido deformando con el paso del tiempo entre bromas y sarcasmos que salen de la boca de los críos, de los adultos o de los abuelos que no recuerdan la palabra exacta. 

Mi hermano, que es un gran “deformador” de frases y palabras, ha ayudado mucho a que al final tengamos un lenguaje autóctono (y no hablo del idioma materno sino del castellano puro y duro con el que nos comunicamos habitualmente). Pero el que se sale es mi padrastro, con el cuál te puedes pasar horas divagando sobre lo divino y lo humano y sobre cómo se olvida de determinadas definiciones y lo sustituye por algún término que fonéticamente suena igual o al menos, para él sí.

He aquí el listado de palabros caseros que forman parte de mi lenguaje familiar:

- Apaba: término que salió de la boca de mi hijo cuando tenía alrededor del año y pico y decidió llamar así a todos los mandos a distancia, móviles y demás aparatos que tenían botones. Suponemos que el término viene de oírnos decir “apaga” (el televisor, el teléfono, etc) y desde entonces, MIS PADRES llaman “apaba” a los móviles. La cosa llega hasta tal punto que no sólo dicen “has cogido el apaba”, antes de salir de casa, sino que encima, al hablar en ruso, lo declinan y todo. ¡Con dos cojones!

- Abulera: palabro definido por mi sobrino cuando también era pequeño con el que jocosamente llamamos a mi madre, cuando queremos echarnos unas risas a su costa. Además, para añadir más leña, mi hijo, ya con esta edad, y dado lo anacrónico de sus gustos musicales, me hace la coña de cantar la tan conocidísima canción de Sade “smooth abulera”.

- Berlusconi: llámese al vino rosado y espumoso de baja calidad que sustituye a la palabra Lambrusco. Este término no tuvo más explicaciones por parte de mi padrastro a la hora de una de esas comidas familiares al decir: - “¿Te echo más Berlusconi?”. Y todos lo pillamos a la primera.

- Persépolis: Dícese del líquido con el que sellan las abejas las celdas para hacer la miel. Comúnmente se toma para prevenir resfriados. Lo venden centros comerciales y herbolarios, pero comúnmente se le llama Própolis. Este término sale de la boca del mismo que bautiza al vino como Berlusconi.

- Vete tú a saber…por culo: frase salida de la boca de mi hermano en la que define claramente la indecisión sobre una teoría que nadie sabe cómo acabar y que en el fondo, le da la mismo cómo acabe.

- Ni falta que me importa: esto ya lo dice hasta mi madre. Practicidad ante todo. Esto es un 2x1 y no lo del Carrefour. Gran frase que va dejando huella en los blogs vecinos.

- Ajeno: También conocido como conejo. Aún puedo visualizar a mi hijo cuando era un bebé señalando a los (piiiiiiiiiiiiii) Teletubbies observando la verde pradera cuando salían dichos bichos. ¡Ah! ¡¡Ajeno!! A lo que mi padrastro, en un ataque de ironía, le solía decir que efectivamente, los conejos han de ser siempre ajenos.

- Japones (no japonés, ojo) : Expresión que manifiesta enfado o se refiere a los órganos masculinos que acompañan al pene. También conocido como “testículos”. Dicho palabro fue sentenciado por mi hijo con apenas dos años, negándose a comer más y con un manotazo en la mesa soltó: ¡Que no quiero más, japones!  También se deriva de ahí lo que viene a llamarse mosca japonera.

- No todo el campo es orgasmo: sí, efectivamente. Esa es mía. La leí en algún sitio y por cuestión obvia la he adoptado en mi lenguaje cotidiano. Lo peor es cuando lo sueltas en un entorno no-casero y la gente se te queda mirando de reojo al decir "pásame el orgasmo que enderece la ensalada".

Supongo que me dejo algunas y que las recordaré en cuanto le dé al botoncito de "publicar" en este blog. Pero ahí dejo constancia de cómo ir adaptando nuevas expresiones al lenguaje familiar y cotidiano, que por mucho que ellos se nieguen, yo sé que todo esto, acabará incluyéndose algún día en la DRAE.


36 comentarios:

  1. Qué razón llevas, en mi familia por ejemplo a mi abuela la llamábamos (DEP) y la llamamos "malela", y ya no te digo los palabros que utilizan mis padres, originarios de la Sierra de Cazorla en Andalucía y mezclado con el madrileño castizo, eso da para un libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, Malela viene de "mi abuela"? jajajajaj.

      Eliminar
  2. En cada familia hay una jerga que solo ellos entiendesn y a mí me encanta. En casa desde hace 23 años se dice "perióquido" y no periódico lo puso mi hijo y ya se quedó para siempre y no te quedas estupefacto sino estupafiesto y así un montón más. :D
    Besazo y muchas gracias por la mención preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, sí, nosotros ahora decimos "pasemos un estúpido vello" y "no funfuena", que es la mezcla de funcionar + suena (ves como se me olvidaban palabros?)

      Gracias a ti por la inspiración. Besazos!

      Eliminar
  3. Lo mío es decir "viva viaaaa" con voz de cría cuando algo me entusiasma y añadir a cosas absurdas u obvias la frase "igual es una locura", por ejemplo: "Ohhh, está lloviendo, igual es una locura pero podríamos abrir el paraguas" xddd! Todos tenemos lo nuestro xd! Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, tienes que ser muy graciosa gritando vivas!!!

      Un beso.

      Eliminar
  4. Jajajajaja, buenísimo. Cuando dejes la edición, comienza con el diccionario. Mis trastornos, por boricua, son de: 'apaga el blower que nos vamos de party!!'.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. buf! bueno, es que si me pongo con el Spaniglish ya apaga y vámonos!

      Besos.

      Eliminar
  5. ohh genial! Qué buen ejercicio si te pones a pensar de fantasía,inteligencia y agilidad mental! Perfecto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es cierto. Son juegos de palabras, al fin y al cabo.

      Besote.

      Eliminar
  6. Jajajaja. Espera. Jajaja. Un momento. Jajaja. Bueno si eso ya te digo jajaja algo en jajaja otro momento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué te ha pasado, Miguel? Te has vuelto tartaja? jaja

      Eliminar
  7. En todas las casas cuecen habas.... jajajaja. Los japones de tu hijo, qué bueno con el niño!!!
    Me he reído una "jartá" Toc.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo ya le digo que es una mosca japonera y así rememoramos un poco.

      Besos

      Eliminar
  8. Cada familia tiene su propia jerga. Muchas nacen de cuando los niños son pequeños. Y la rabia que da cuando aprenden a decirlas bien. Otras son prestadas, como la tuya de "no todo monte es orgasmo". Yo adopté (de Gomaespuma) la de "Dios menguante".
    Me ha encantado "vete tú a saber... por culo". También "ni falta que me importa".
    No sería mala idea que cada uno hiciéramos una entrada con las nuestras.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chema, tú ya estás haciendo de las tuyas. Mira la que has liado con Pizarro!!!!! jajaja

      Eliminar
  9. EN CADA CASA SE COCINA DIFERENTE EL IDIOMA...
    SIN DUDAS SI CADA UNO ESCRIBIERA LAS JERGAS DE SU CASA PODRIAMOS HACER UN BUEN TOMO...
    SALUDOS
    CARLOS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es que supongo que forma parte del día a día y sobre todo del sentido del humor que se tenga en cada familia, eso está claro.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Una familia muy peculiar en cuanto a palabros se refiere, jaja. Un abrazo compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, peculiar y rarita, ya te digo yo...

      Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  11. Jo jo jo. Es una lástima porque aunque resultan graciosas sin su contexto pierden mucho, todos sabemos por experiencia propia porque tenemos las nuestras lo desternillantes que son dichas con los allegados, aquellos que las conocen y con quien las hemos creado, es como una especie de lenguaje propio y único que nos une más.
    Ahora...tu padrastro tiene tela, con el Berlusconi me partía, y lo mejor de todo, cuando lo he leído he sabido automaticamente lo que era antes de leer la explicación, flipa.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, hija, es total. Se me olvidaba incluir el palabro "espasmos", que le entran en el correo (Spam). Ah! Y la última película de Hugh Jackman, "ovejuno". Jajaja, me acabo de acordar en la cola de la charcutería y ando soltando lágrimas, con la cara de Maromo diciéndome si estoy loca o qué...jajaja

      Eliminar
  12. Juassssssssssssss....buen diccionario,colega; en tu casa debe pasar como en ciertos garitos que conozco, que necesitas traductor, no?

    ResponderEliminar
  13. Me quedo con la última :)

    Me gusta mucho este lado moñas tuyo de florecitas y conejitos que te conste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, es que no me sale ni por esas, pero bueno, todo se andará que en cuanto me de una bajona en vez de callarme y tragármelo me pongo a escribirlo y así os endulzáis un poco (ahhhh, se siente!!)

      Eliminar
  14. El lenguaje es como la ropa. Nos sentimos desnudos sin él. Es una herramienta colectiva de siglos y siglos. Y si tu palabra se viraliza es probable que la adoptemos todos. Es la rebelión contra el poderoso. El argot carcelario hace que los guardias no entiendan de que hablan los presos. Junto con ellos trasciende los muros y es propio de alguna gente. Identifica a la libertad, hasta que gana todas las clases sociales. Una persona sola, por más poderosa que sea, no puede inventar y poseer una palabra.
    adios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy convencida de que el lenguaje se va deformando por pequeñas cosas como éstas. Es el "efecto mariposa" de las palabras.

      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Jajajajajajajajajajajajajajajajaj me parto... la mejor para mí es "no todo el monte es orgasmo" que ya te la había escuchado jajajaja muy buenos los palabros!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajjaa, si, lo malo es como digo, que lo sueltas ya sin querer, y claro...Imagínate.

      Besos.

      Eliminar
  16. En cualquier momento uso uno de estos palabros en un relato, con tu permiso, claro.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranquilo, Humberto. De momento no los he ido a registrar...jaja.

      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Por el innombrable que pecha de reír... me gusta este sitio..."Vete tu a saber... por culo" jajajajajaja y yo añadiría "y me llevo dos" Me lo estoy pasando muy bien, es lo que hay! Saludos desde aquí abajo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajjaja...pues es para agregarlo! Tomo nota y sumo.

      Un abrazo mañanero para tu infienno.

      Eliminar
  18. Cuando Wittgenstein dijo aquello de que "los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo" no se percató de la parte humorística del asunto. O quizá sí, y por eso era tan sosito. Tu familia es un filón, Ana. Yo que tú iría siempre con el bloc de notas preparado, por si las moscas (japoneras o no).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, no me hace falta (ya llevo la aplicación de notas en el móvil, jeje). Como he puesto más arriba hay un par de aportaciones nuevas que se salen. Hugh Jackman haciendo de "El ovejuno" y "me han entrado espasmos en el correo"... con un par!

      Un abrazo y gracias por comentar!

      Eliminar