Analogía:
Razonamiento basado en la existencia de atributos semejantes en seres o cosas diferentes.
Y éstas son las mías...

domingo, 10 de noviembre de 2013

Vida y desvaríos de Francisco Pizarro.

El otro día, entrando en "casa"- Miguel, me entero de que han estado echándose órdagos entre unos cuantos blog-legas. Por lo visto, esto ha sido como el que entra en un bar y dice "¿a que no hay huevos de irnos a comernos unas migas a Santo Pepinar de Abajo?" (basta con que a unos cuantos nos digan la palabra "huevos"-sin connotaciones sexistas- y ahí que vamos  envalentonándonos con el "y yo más").

El caso es que el tema es exponer la vida y milagros de..."Francisco Pizarro". Sin reglas, sin normas, sin premios, sin más. Uno escribe lo que le sale de la punta del teclado con el único propósito de echarnos unas risas entre todos y ver qué capacidad "bloguera" tenemos para desvariar un rato. Yo me lo he tomado como un ejercicio de creatividad, que nunca viene mal y, de paso, comparar cómo está el percal en las "casas" vecinas.

Dicho ésto, aquí dejo mi relato, que es de todo menos certero (al menos al cien por cien), aviso a navegantes, estudiantes y demás curiosos del cacereño.



- ¡Paquito! – dijo el maestro en tono amenazante - ¡Te he dicho sienes y sienes de vecej que si no metrae la tarea te voy a tener que echá de la ejjjcuela!
- Pero seño’ profesó’…  ¡Si ejj que en mi casa no tenemo’ pisarro pa’puntá’ lo’ debere’! ¡Quen mi familia apena’ tenemo’ pa’ echarno’ a la boca aunque mi padre sea capitán!  - contestó el trujillano.
- Pue’ te voy a regalá un pisarro y te lo va a colgá del cuello. Y que no m’entere yo que de que te lo quita ni pa’ dormi’. Te lo pone en el cuello y quédalo ahí, quédalo ahí. ¿Maj oído?
- Sí, seño’ profesó.
Y así fue porqué a Francisco le apodaron Pizarro.

Paco era un niño tristón que estudiaba a duras penas. Él soñaba con ser conquistador. Era la moda del momento, el modelo a seguir. Lo que se oía en la calle. Los trovadores hablaban de grandes descubridores que tomaban terrenos, joyas, mujeres...
En matemáticas y lengua no destacaba, pero eso sí, la geografía la tenía muy dominada. Sabía incluso de países que el resto no había oído hablar nunca de ellos. Además, cuando llegó el pregonero a la plaza de Trujillo a divulgar lo de Colón: “- Se hace sabeeeeeeeeeeeee, de parte de los Reyes Catóoooooooooooolicos, que ha partido un tal Cristóbal Colóooooooooooooon a descubrir tierras innnnnnnnndias“… – Paquito ya vaticinaba el error del almirante : - “Pa’ mí que no es pa’llá, que ahí no está la India, que se va a encontrar con otra cosa, el muy burro”...y al final llevó razón.

El tiempo pasaba y Paquito no conseguía enmendar el curso, a lo que su padre, Gonzalo Pizarro (apodo que adquirió a través de su hijo), le alistó en el ejército porque no hacía carrera de él.
- ¡Si ejjjj que ere’ un borrico’! Asín que te va’ a de vení’ conmigo al ejército, que al menoj servirá’ pa’ algo.

Paquito creció entre batallas, sangre y disciplinas navales. De hecho, parecía haberle cogido gusto a la cosa. Ahí iba él con su pizarra colgada del cuello, que a veces le servía para dejar reseña de lo vivido como también de chaleco salvavidas protegiéndose contra el enemigo. El caso es que, a poco que las guerras fueron cesando,  Paquito se iba aburriendo, y cuando se oficializó el descubrimiento del Nuevo Mundo, sus ansias de aventuras (y que era un culo inquieto, todo hay que decirlo) se focalizaron alistándose para irse más lejos aún: a tierras nuevas, a ver qué le deparaba la nueva vida.  

Convocó a unos cuantos paisanos a la voz de “¡¡¡¡Trujillaaaaanojjjj!!!! ¿ Cuántoj semoj?”.  Y aunque no llegaron a 300 consiguió llegar hasta Perú. Allí tuvo suerte. Se alió con un tal Al-Magro, (primer capo de la mafia que habitó  en el continente americano) y rápidamente se hicieron colegas: conquistaron nuevas tierras, se repartieron los terrenos y se bebieron todo el pisco de Perú, todo el ron dominicano y todo el tequila de México. De hecho, el nombre de la capital de Perú surgió de una de esas juergas toreras que se pegaban los dos. Andaba con un cubata en la mano despotricando, diciendo que él lo que quería era ron con limón y no con esa especie de sucedáneo a la que todos llamaban lima. Pero al probarlo le resultó más agradable y decidió que la capital se llamaría así: Lima, por una cogorza de Pizarro.

Ambos, se agarraban tales curdas, que todo se volvió en su contra: al final acabaron dándose de leches en medio de una cantina inca por culpa una india que les hacía ojitos a ambos.
- Que es mía (hip).
- Que noooooooorrrr.
- Que yo le he bagado al indio Atahualpa una basta por ellaaaaaaaa (hip).
- Que yo básssssss....

Al final, como con el resto de las cosas, se llevó Paquito la “india al agua”. Pero lo que no sabía Pizarro es que esa india era una espía de su futuro enemigo, el indio Atahualpa (la primera Matahari de la Historia) y todo su cometido era predisponer una gran hostilidad entre ambos amigos. Ya se sabe: divide y vencerás.
Total que Al-Magro, que era muy celoso y envidioso, viendo que además a Paquito le habían hecho marqués, le pudo la inquina y el mal perder y se organizó una de padre y muy señor mío. Le declaró la guerra y salió escaldado, pues lo procesaron y ejecutaron.

Pero cuando la cosa parecía tranquilizarse para Paquito, los Almagristas (primer colectivo que se alzó contra el sistema que siglos más tarde pasó a llamarse 15-M), liderados por el mismísimo hijo de Al-Magro (Al-Magro Junior o Al-Magro el chico), entraron en el palacete de Paquito y lo asesinaron vilmente (y así se institucionalizó la "vendetta": término que aplican todos los capos de la mafia para vengar el asesinato de alguien de su familia).

Así acabaron los días de Francisco Pizarro, un pobre trujillano con ansias de grandeza, que bien podía haberse quedado en Trujillo cuidando ganado, eso sí, nos hubiésemos quedado sin Matahari, sin Al Capone y sin limas para hacer un buen mojito.




58 comentarios:

  1. Jajaja. Bonita historia, si no verídica, bastante probable. Ya sé que los italianos lo dicen de forma más bonita, pero más gastada también. Y sí, has estado creativa. ¿Será por huevos?
    Gracias por la participación.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no es por nada pero ya vomito Pizarro por todos los lados. Crees que se estará revolviendo en su tumba? jajajaja

      Besos, me lo he pasado bomba. ¿Para cuándo la siguiente?

      Eliminar
  2. Pues mejor que no se quedara en Trujillo, que el mundo hubiera sido un poco más aburrido.
    Muy divertido.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, ahí cuidando ganao y encabronao como una mona...jeje.

      Gracias, besos!

      Eliminar
  3. Me gusto mucho como relatas la breve etapa escolar de Pizarro y el porque de su apellido, de no ser por su espíritu aventurero sin duda la historia hubiera sido diferente.
    Un Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro que era un culo inquieto. Fíjate el juego que ha dado 5 siglos después...

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Ole! Ole! y Ole! Jaja, lo del acento y las conversaciones de cantina genial, y explicas otra parte de la historia, la post-conquista, que suele olvidarse, y tiene mucho interés, como al final Pizarro es traicionado por los "suyos".
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Traicionado por los suyos, como en "uno de los nuestros"? Lo que digo, la mafia italiana empezó aquí en realidad...jajaja.

      Vaya desvaríe!

      Besos!

      Eliminar
  5. Si no es verídica al menos es muy creíble esta historia. La prefiero a la oficial. No he encontrado el botón de "me gusta"...ni el de "olé tú esa imaginación" Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, tendremos que cambiar la historia y darle un poco más de chispa, no?

      Gracias por los piropos!

      Eliminar
  6. Una gran reverencia, amiga. Para mí gusto la mejor hasta ahora de las que he leido.
    Buena, bueníiiiisima.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viniendo de ti me puedo dormir bien a gusto esta noche...

      Besazos!

      Eliminar
  7. Al Magro supongo que será primo de Al Tocino :)

    Me encantó como se pusieron de acuerdo LIMAndo asperezas.

    Besotes querida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, eran todos primos, jajaja...casi gitanos. jajaja...

      Besazos!

      Eliminar
  8. Qué bueno.
    Lo del 15-M un puntazo. Y todo lo demás.
    Felicidades!
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Me ha gustado que antes de nada, reivindiques la cuestión de huevos-ovarios, que está últimamente demasiado valorada y al final, los susodichos se quedan en ná.

    Con el texto, te has lucido pero ¡tela!, jajaja, no soy extremeña pero sí andaluza y algunas de las expresiones las he reconocido y he reído leyendo tu originalidad y tu capacidad para contar una historia entre aciertos e invenciones y que a la vez, se haga interesante.
    Una de las mejores, sí señor.

    Besos apretaos.

    ResponderEliminar
  10. wow... usted no para de producir...
    bonita historia, que importa si sea o no real...

    por cierto lo del poema si está hecho con ese doble sentido.

    abrazos
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlitos. Ya ves con la tontería esta nos hemos pasado unas buenas risas...jaja.

      Saludos.

      Eliminar
  11. Ese Paquito de niño...Un buen prisma.
    Y lo del 15-M... ; - )
    Y el acento...
    se lee fenomenal.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El 15 M se montó ahí, te lo digo yo...jajaja

      Un abrazo y gracias por los halagos.

      Eliminar
  12. "Paco era un niño tristón que estudiaba a duras penas. Él soñaba con ser conquistador."

    Cualquiera diría que te has inspirado en otro Paquito (Franco).

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  13. Jejejeje Que pardillos los pobres! Como no sabían que la india era una espía? si es que es de cajón...
    Muy bueno tu relato de Pizarro el del pizarrón! Ha sido un gusto leerte! Saludos desde mi infierno!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues porque eran unos sobraos y se pensaban que todo el campo era orgasmo. Así se las dieron bien dadas, primero uno a uno y luego entre ellos.

      Y si no, que no se hubieran subido al barco.

      Saludos para tu infierno, por cierto, vé haciéndome hueco, jaja.

      Eliminar
  14. "Lima, por una cogorza de Pizarro" simplemente delirante, me ha gustado jaja, gracias por el buen rato, un abrazo compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jeje, y si no de dónde le vino el nombre? Está claro, no?

      Un abrazo!

      Eliminar
  15. Como de costumbre no defraudas, nos invitas a entrar en tu mundo mágico,donde todo cobra un color especial,y donde es inconfundible tu sello!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, cierto es que había que exponer y dejarse llevar y como teníamos manga ancha y no había reglas, pues ya ves lo que ha salido.

      Un besazo.

      Eliminar
  16. Otra muy buena!! La verdad que es un gustazo leer todo lo que habéis escrito...y me quito el sombrero también con la tuya....Pissarro.. jaja.

    Besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tú no te has quedado corta...jajaja. Y lo bien que nos lo hemos pasado, qué?

      Un besote!

      Eliminar
  17. Eres la pera.
    Tienes un premio en mi blog.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay! Que me da!!! Mil gracias! Voy a recogerlo!

      Eliminar
  18. jejejej, aun coincidiendo con la pizarra y con lo de Paco, nos han quedado bien distintos, ¡me gusta mucho el tuyo, nivelazo!! :D

    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, estamos todos "de atar"...jajaja. Un abrazo!

      Eliminar
  19. Entre tú y Dess yo me acabo lisensiando en historia, ya te digo. ¿Con risa la letra entra? muy bueno, niña y muy bueno lo de Dess, Al Tocino jaja me voy a estar riendo un mes con los dos. Abrazos, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, pues porque no le has echado una ojeada a otros blogs, pero el tema ha estado muy divertido. Pena que no hubieras participado, seguro que tu Pizarro habría desvariado un montón.

      Besos!

      Eliminar
  20. Ayyyyyy la madre que te parió, jajaja, dejjjjde luego mira que tienes arte,imaginación y muchooooooooo humorrrrrr. Dejde luegoooo (égein) has puesto al paquito este peor que el chocaletero mi armaaaa.
    Pobre pisarrín, :)
    Abrazos fuertejjjjjjj

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaj, noooooo, pobre Pizarro, si en el fondo era un gañán venido a más, pero mira, tuvo marquesado y todo, jajaja.

      Un besojjjjjj!!!

      Eliminar
  21. jajajajajajajajja me partoooo!! esta historia del Pizarro es mucho más guay tía!! qué fuerte el acento jajajajajaja me meo...
    Buenísimo. Menuda imaginación!!

    ResponderEliminar
  22. Muy divertido el relato!!! El humor es otro de tus puntos fuertes, en este caso lo has guiado de forma clásica, pero nunca falta dósis de originalidad.
    Gracias por tu comentario luego del poema que dediqué a mi tía. Ella me pidió que la visitara hará un año y algo porque la trasladaban a Toledo, era monja... y perdí esa última oportunidad de acercarme más a ella, no encontré el momento y ahora se ha ido.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, es que no había reglas. Podíamos escribir lo que nos diera la gana siempre y cuando estuviera basado en Pizarro...y ya ves lo que ha salido.

      Un abrazo!

      Eliminar
  23. Por favor Toc, que jartá de reír !!!! pero qué mente tienes más imaginativa, es buenísima esta versión del Pizarro, jajajja, lo que agradezco haberte leido esta tarde, ainnnnn!!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias a ti por la lectura y las carcajadas (me alegro).

      Besazos. Deseando estoy que llegue el día 14...

      Eliminar
    2. Et moi, aussi. jejejee maemía.

      Eliminar
  24. Si me hubieran enseñado historia así seguro que sacaba matrícula de honor.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, pero creo que hay poco rigor histórico...aunque bueno, algo hay.

      Besos!

      Eliminar
  25. Buenísimo.
    Me has hecho reír y no dejar de pensar "¡Qué buena es esta tía (sorry, mujer quería decir)!".

    Ya sabes que me gusta todo lo que escribes, pero tu puntillo irónico es mi debilidad. ¡Qué ganas tengo de tomarme un mojito contigo!

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tía, tía, déjate de mujer, que suena a mayor...jaja

      Me alegro que te haya gustado. ¿Voy machacando la hierbabuena? Besazos!

      Eliminar
  26. Me encantó este texto... Sucede que muchos no se extienden por esa 'prohibición' solapada que existe de que en los blogs no debe escribirse largo, pero ya ves que a ti te quedó maravilloso. Me entretuvo, gracias por compartir.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, gracias. Largo? Pues el mío fue de los más escuetos...

      Gracias por pasarte.

      Eliminar
  27. Jajaja he leído tanto de Pizarro que ya no se que es verdad y que es mentira pero de que me he divertido, no hay duda.


    Un abrazo te ha quedao muj bien.

    ResponderEliminar
  28. Hola Analogias, las ansias de grandeza son uno de los grandes problemas de nuestra especie, son frecuentes y en general, suelen acabar como acaban. Excelente texto, debieron enseñarnos historia asi en las escuelas!

    Un abrazo,
    Francisco M.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, a eso se le llama ansias de poder, está claro. No creo yo que fuera por querer pasar a la Historia. Y dicho esto, ojalá fueran así todos los libros de texto, pero siento decirte que la mitad es inventado...jajaja

      Un abrazo.

      Eliminar