Analogía:
Razonamiento basado en la existencia de atributos semejantes en seres o cosas diferentes.
Y éstas son las mías...

miércoles, 18 de diciembre de 2013

Mi yo contra mí.



Mi lado moñas me hace sentir congoja cuando veo a personas abrazándose mientras lloran de felicidad. Me pongo en su piel y pienso cuánto hacen que no se ven y cuánto se han echado de menos. Es automático: mi garganta empieza a escocer y mis ojos vidriosos se van empañando cada vez más hasta soltar dos lagrimones.

Mi lado cínico me dice que hoy serán uña y carne, pero que en no mucho tiempo dará la cara toda la aspereza que han sembrado durante décadas. Si dejaron de verse, sería por algo. La vida va cambiando nuestras prioridades, y al final, cada uno va a lo suyo. Así que dejo de llorar y pienso en lo ñoña que me estoy volviendo.

*
Mi lado sensible me pone el vello de punta observando cómo la gente descorcha botellas de champán porque les ha tocado la lotería. Veo gente humilde que, a punto de embargarles el piso, ha visto su vida solucionada en el último puñetero momento. Se les ha aparecido San Azar en forma de niño lotero y se ha cargado todas  sus deudas de un plumazo. Adiós a sus preocupaciones. Qué suerte tienen. Me alegro por ellos.

Mi lado mezquino me dice que no será para tanto, que el veinte por ciento se lo lleva Hacienda, que cancelarán la hipoteca, pero tendrán que seguir madrugando y volver a mirarle la jeta a su jefe día tras día. Y si les toca lo suficiente como para dejar el trabajo (si es que lo tienen) ya se pueden ir buscando un buen abogado que no les desfalque. Además llenarán sus mansiones con barandillas de pan de oro, exponiendo sus casas antes las cámaras de “¿Quién cojones vive ahí?”, haciendo gala y honor al estilo de Gil y Gil.

*
Mi romanticismo me hace envidiar a aquellos que van prodigando su amor a los cuatro vientos: contar los días, los minutos, que llevan juntos. Publicarlo en cualquier medio, difundirlo... ¡Ella, es mi vida! ¡Él es para siempre!  (¿Será de por vida?) Les deseo lo mejor.

Mi experiencia me ha enseñado a no fiarme, a saber que por fuera es una cosa, pero luego escarbas un poco y vas notando el humillo que destila la mierda tras varios años: los mismos errores que yo he cometido, los mismos pasos y el idéntico destino. He vivido amores de esos que te cortan el aire si es que no están a tu lado. La subida es pura adrenalina, pero la bajada te deja el cuerpo tan licuado que te cuesta años recuperarte. Al final decides que no te crees nada. Y de lo tuyo, la mitad.

*
Mi Ying me hace pensar que el Universo es único. El sol, intercalándose entre las montañas tiñendo el cielo de rosa, me deleita con la estampa. Me siento afortunada. No respiro olor a axila ajena en el Metro; no paso frío esperando el autobús. Conduzco relajada, zigzagueando por el camino, escuchando música, observando el paisaje, ése que tanto me evade. Más quisieran muchos.

Mi Yang revisa el consumo de gasolina. Me cago en la madre que parió a los políticos. ¿Habrá este año subida de sueldo? Dudo de si subirán el puñetero IPC. Encima en enero vuelven a incrementar la factura de la luz (habrá que tirar de velas, que además también calientan). Mamones. Hijos de puta. Y mientras, ellos, llevándoselo en crudo sin pasar por chirona. Cada día soy más anarquista, sí.

*
Mis raíces me incitan a hacer de tripas corazón en Nochebuena. Me moderaré. Será una cena tranquila. Pondré mi mejor cara, seguiré esbozando la mejor de mis sonrisas e intentaré extraer todo el sentido familiar de la noche. Es una lástima si, pero no seré yo quien joda la fiesta.

Mi justiciera me susurra que no está el horno para bollos, que ya está bien de poner la otra mejilla, que hay quien se merece un escarmiento. Mejor será que no beba en exceso, no vaya a ser que esta Nochebuena sea el día D o la noche N. Me quedaré con las ganas, pero juro que algún día...

*
Mi lealtad me hace construir una trinchera bien fuerte. No perder de vista la brújula que marca la línea del respeto. Saber diferenciar el juego del desprecio. No olvidarme de cómo es la tierra que piso, cómo es el suelo y de qué está hecho.

Mi frivolidad exalta mi ego. Ser cómplice, alojando secretos, deseos y metas me hacen trepar dos o tres peldaños por encima de ese terreno. Y desde arriba me siento exclusiva, mirando hacia abajo, sabiéndome única, aunque sea sólo durante un tiempo. Ése mismo que si no experimento, no sabré nunca qué sabor tiene.


Son las dos: mi cal y arena, mi blanco y negro, mi ángela y mi demonia, que no paran de discutir y no se deciden; que me atacan y me miman, que me pegan y me besan, me aceleran y me frenan. Ambas llevan ya un tiempo creciendo fuertes dentro de mí y al parecer son incompatibles la una sin la otra.

Me he pasado años intentando vivir sólo con una y resulta que ahora no sé subsistir sin ninguna de las dos.


55 comentarios:

  1. Me parece un examen-resumen de muchos de nosotros: brillante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Podrías haber dicho: brillante y oscuro, por contrastar.

      Eliminar
  2. La conciencia a examen... Parece que la tienes equilibrada, ya me gustaría a mi que me diera tan buenos resultados.
    Mi demonio, me esta jodiendo la vida.

    Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, equilibrada, equilibrada... Se equilibra y se desiquilabra con una facilidad...

      Ay ese demonio...supongo que ya nos contarás!

      Un besote.

      Eliminar
  3. Al final estamos hechos de contradicciones, yo no podría haberlo expresado mejor. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues para no haberlo expresado mejor me estás desbancando en las nominaciones, jodía...jajaja.

      Besos sin resquemor.

      Eliminar
    2. Hay otra que nos ha dejado de lado a las dos. Míralo por el lado bueno, podemos irnos de cañas un día juntas sin tener que tirarnos de los pelos xddd. Biquiños!

      Eliminar
    3. Deberíamos de hacer algo para desbancarla...jejeje (ves? Ya está la diabla tomando las riendas...)

      Eliminar
  4. Ambas son imprescindibles en la vida. Si alguna de ellas faltara, la otra moriría por no encontrar sentido a su existencia.
    Para que exista el bien, tiene que existir el mal y viceversa. Lo jodidamente difícil es mantenerlas contentas a las dos. :D
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, el problema es que nos obcecamos en quedarnos siempre con el lado bueno y no nos damos cuenta que sin el otro, el bueno no sería bueno, estaría cojo.

      Yo últimamente tengo más contenta a la diabla...jaja.

      Besos!

      Eliminar
  5. Tu demonia y yo seríamos una pareja fantástica.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, cuando quieras te la mando al manicomio.

      Un beso!

      Eliminar
  6. Buenas reflexiones, muy buenas, menos la de las velas, nunca se debe usar velas en casa, que os lo tengo dicho, ni os imaginais lo peligrosas que son :)

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, bueno, si las controlas no deberían de ser peligrosas. Yo las uso mucho y te puedo asegurar que no he tenido ningún altercado. Siempre vigilo mucho sobre qué las pongo, no vaya a ser que tengamos que llamar a los bomberos...¿He dicho bomberos? Uy! Qué idea! jajaja.

      Besos!

      Eliminar
  7. Conforme pasan los años, el lado cínico se hace más fuerte, aunque cuando aparece el lado moñas lo suele hacer con la fuerza de la sinrazón.
    Veo que el final de año te ha llevado a hacer balance de alguna manera. Tu lado moñas que te invita a seguir la tradición. :D
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que te encantan esas frases chorras (lado moñas, ya si eso, eso...) que tanto puntualizas :-P

      Suelo hacer balance (demasiado quizá). Especialmente a final de año y cómo no, el día 31 de agosto, justo antes de empezar a trabajar (ahí sí que me da el yuyu de turno).

      Besos moñas...

      Eliminar
  8. Tu angela y tu demonia no paran de discutir, dices, pues tu angela ha venido para decirte que me parece estupendo esto que has escrito. Bueno, mi lado moñas me dice que cuando mi suegra se siente en la mesa a cenar, esa noche tan especial, la trate con cariño y le sirva una cena excelente, porque está mayor y esas cosas. Mi lado cínico, despiadado, me pincha para que le ponga un poco de veneno en la sopa para que deje ya de sufrir la mujer, y de dar el coñazo de paso jaja y encima mi lado oscuro se descojona mientras me lo susurra al oído. Y como esto muchas cosas. Se nos va la candidez, niña, y se nos instala el vinagre jaja Estoy muy de acuerdo con tus reflexiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me des ideas, niña, no me des ideas, que tengo que andar controlando a la Mrs. Hyde que me aflora para cometer un asesinato vocal y no quiero dar la noche.

      Ohmmm, ohmmm, contenciónnnnnnn!!!!

      Gracias por venir a susurrarme que de Ángela tienes bien poco, jodía...jajajajjaa.

      Eliminar
  9. Añado un abrazo gordo, pero nada de felicitarnos las fiestas y esas mariconadillas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pregunta es...¿Qué fiestas? y lo que es peor ¿Por qué? jajajaja.

      Ves? Cínica cada día más. Qué asco me estoy empezando a dar.

      Besos amariconados!

      Eliminar
  10. Joder que miedo me has dado!!! me quedo con la cara A sin duda. La B dejasela a JC que es mucho mas pragmatico que yo.

    De follar ni hablamos ¿no? ahora no se si haces el amor, o follas duro.

    Ahhh, perdon, que me he equivocado de blog, que eso es en el otro ¿ subconsciencias? ¿no?



    jejejejejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Miedo? ¿A ti? Venga hombre por-fa-vor!!! Ahora me vas a decir que tú solo tienes una sola cara... Amos anda!

      De lo otro te respondería, pero sería ponértelo muy sencillo...jajaja. Efectivamente, estás en el blog blanco, ya sabes dónde está el otro (ya que no has apostado por él...grrrr!!!!)

      Eliminar
  11. Tal cual, creo que somos muchos los que pasamos por esas dualidades, casi a diario y más en estas fechas! Excelente,como siempre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está claro. Todos tenemos partes bipolares, eso sí, el tema está en aceptar a las dos partes sabiendo que la una sin la otra no podrían estar.

      Besos navideños.

      Eliminar
  12. jajajajaja qué completa forma de expresarte y de definirte.
    Yo prefiero a los angelillos, que los otros me hacen perder muchooooo tiempo, pero está claro que mientras "estemos" "somos" :)
    Besos mil y por si no me diese tiempo a volver antes de...un besazo muy fuerte Ana y que pases una Feliz Navidad...a pesar de los pesares jejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues no sé yo qué decirte. Los diablillos son siempre tannnnn divertidos! jeje

      Besotes y feliz navidad angelical.

      Eliminar
  13. Me parece que te conoces perfecto y que las dos que habitan en ti se llevan muy bien pero no quieren reconocerlo.


    Un abrazo Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, tú si que sabes entenderlo. Deben ser siamesas o algo así pero claro, son de las de "ni contigo ni sin ti"

      Eliminar
  14. Podías haber puesto de titulo, YO CONTRA TODOS MIS AMIGOS BLOGUEROS... porque entre tus otros yo hay muchos de nosotros sin dudas jajajaja
    abrazos
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj, buena apreciación, Carlos.

      Un abrazo!

      Eliminar
    2. Espero hayas pasado unas felices fiestas navideñas y te deseo un prospero 2014 y que sigas escribiendo muchos.
      Abrazos
      Carlos

      Eliminar
  15. Un día deberían quedar nuestros Yangs y darse un paseo o tomar unas birras.
    Un saludo navideño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues porque no has querido pero este viernes este Yang y el tuyo podrían haber montado una buena... Rajá!

      Eliminar
  16. Así es el ser humano, un conjunto de sensaciones contradictorias que hacen que en un momento estemos de una forma y en otro de otra distinta, en mi opinión es esa gama de seres dentro de uno lo que determina nuestra forma de ser. Un abrazo compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, unas veces pariba y otras pabajo...

      Otro abrazo para ti.

      Eliminar
  17. pues tú misma lo has dicho, no puede vivir una parte sin la otra.. pero es que creo que eso nos pasa a casi todos... este post da para mucho, pero sobre todo porque me gusta mucho como lo has escrito.. y explicado... así qeu ante todo gracias por compartirlo... y como decía goytisolo... no puedo decirte más, pues yo aún estoy en el camino.."
    un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pumi, si el tema da para hacer un debate. Gracias por tus palabras, un beso!

      Eliminar
  18. Si no fuera por esa dualidad la vida sería demasiado aburrida. Es como un matrimonio que nunca discute, ¿en realidad son sinceros?
    Me gustan las dos Anas, la ñoñas y la cínica.
    Biquiños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ñoña es demasiado ñoña, te lo digo yo, que la tiene que espabilar la otra a base de leches...jajaja.

      Un beso gordo.

      Eliminar
  19. Un análisis introspectivo que barre, al final, para una bipolaridad crecida en la desconfianza (razones nunca faltan).

    Disfruten de las fiestas ambas figuras metafóricas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que donde las dan las toman! Un besazo y disfruta tú también!

      Eliminar
  20. El eterno dilema, amiga Ana.....¿quiénes somos? nunca lo sabremos...¿buenas...malas?, tenemos a las dos dentro, no lo dudes, seremos buenas siempre si no nos tocan las narices y creo que a ti y a mi, nos las han tocado demasiado. No podemos vivir la una sin la otra, me identifico con mucho de lo que has dicho, lo que más coraje me da de esta dualidad sin remedio es que tengo que compartir la cama con ella y se mueve una barbaridad.... no me deja soñar con los angelitos, jajaja.

    Besos apretaos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo estoy averiguando que con el paso de los años mola más el lado "malo" y lo curioso es que da pie a que todo el mundo se suelte. Si la dejas fluir a esa perversa de lengua punzante ya me dirás tú si la gente no se siente mejor al verte venir que no con la típica santurrona que por detrás va acuchillando a todo el mundo, eso sí, con su halo y sus cara de buena...jajaja

      Besos perversos.

      Eliminar
  21. Nos pasamos la vida echándonos pulsos a nosotras mismas. Es una lata esta lucha diaria, mi yo y yo misma nos llevamos fatal, pero no se lo digas a J. jejejejeje.
    Un abrazo para mis Tocs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jjajaja, yo también me llevo mal con la otra, lo malo es que no sé cuál de ellas es yo.

      Besos!

      Eliminar
  22. El post refleja una gran verdad: todos tenemos ambas partes, y según temporadas, predomina más un lado o el otro. Yo siempre he sido del lado moñas, pero desde el año pasado me estoy volviendo un poco más dura. Cuestión de supervivencia, qué se le va a hacer!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, eso es lo que estoy observando, que mi lado moñas dura cada vez menos...Será que me he vuelto perversa... Jua jua jua (risa melévola...)

      Besos!

      Eliminar
  23. Menos mal que estamos en constante cambio, sería muy aburrido el ser siempre igual. Y también qué suerte que a veces sentimos de un modo y a veces de otro...
    Un beso Ana, y que lo pases muy bien estos días...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Eva, igualmente para ti. Feliz año!

      Eliminar
  24. No te creas que hoy es cuando leo esto, nononono... es que no he podido comentar antes, no sé que pasa con tu blog que me da problemas. Pedazo reflexión Ana, me ha encantado esa mezcla, tan tuya, que te hace IRRESISTIBLE!!
    La cabecera del blog me gusta, sí.
    Ea pues a ver si ahora puedo dejar el comentario.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me lo vas a decir...llevo un retraso con las lecturas de los blogueros que voy a tener que dedicar una semana para esto.

      Besos y espero que los problemas se hayan resuelto definitivamente.

      Eliminar
  25. Espero hayas pasado unas felices fiestas navideñas y te deseo un prospero 2014 y que sigas escribiendo muchos.
    Abrazos
    Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí en España la navidad dura hasta el día 6, por eso trato de retrasar el tema lo máximo posible y hasta el 22 no doy por inaugurada la época. Estoy en ello, aún con el turrón atravesado y venga a comer (me voy a caer por los dos lados de la silla cuando vuelva a trabajar...buf!)

      Besotes y feliz año!

      Eliminar
  26. El aburrimiento me llevó a navegar por ahi y por casualidad llegué hasta aquí. Y pasé un grato momento leyendo esta pintoresca entrada tuya. Volveré por antiguos escritos en cualquier momento.
    Mientras tanto, dejo beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Navegante, pasa y siéntete cómodo, estás en tu casa.

      Un abrazo y feliz año.

      Eliminar