Analogía:
Razonamiento basado en la existencia de atributos semejantes en seres o cosas diferentes.
Y éstas son las mías...

sábado, 18 de enero de 2014

¿El que vale, vale, y el que no…?





De todos es sabido que pulula por ahí ese dicho que “el que vale, vale y el que no, a letras”, dando a entender que si eres idiota no puedes estudiar una carrera de ciencias. Al menos, eso es lo que decían en mi época de bachillerato (años ha). Así que creces con ese “complejo”, aunque algo aliviada habiéndote decantado no sólo por las letras, sino por las letras puras (muy puras, de lo poco puro que puede quedar hoy en día, no vaya a ser que te quede algún número pegado a la mochila).

Una aprende a asumir que, nuestroseñorJesucristo, no la ha dotado con talento para las matemáticas y va acomodándose para ir minimizando, aún más (si cabe), todos los conocimientos aritméticos primarios a golpe de calculadora. Después te vas dando cuenta de que en realidad da lo mismo. No hace falta ir dividiendo a cuánto sale el paquete de azúcar en el supermercado, comparando las marcas y los gramos, porque ya en la etiqueta te informan del precio por kilo. Es cierto, yo no miro el valor de la unidad sino lo que marca el peso. Fácil y sencillo.

Por tanto, llego a la siguiente conclusión: ¡Cuánta neurona desperdiciada intentando comprender una raíz cuadrada! Ojo, que no pongo en duda su utilidad, pero sí me parece que enseñar determinadas cosas a ciertas edades, cuando tienes claro que lo tuyo es el abecedario, sirve para putearte la autoestima. Que una raíz cuadrada, digo yo, que como concepto está bien saberlo, pero que me expliquen para qué me sirve a mí, hoy en día, en mi vida cotidiana, intrínseca conmigo misma, el haber sufrido los quebrados, los vectores y un sin fin de "ados y ores" de los que ni me acuerdo del nombre. Que los dejen para los de ciencias, que ahí sí que se van a hartar. Y alguno me dirá que es que así no desarrollo la inteligencia espacial y no sé qué gaitas más, pero que no, que por mucho ahínco que haya puesto en su día, incluso con profesores particulares porque "a la niña se le da mal", mi inteligencia espacial es igual de nula ahora que hace 30 años.

Cuidado, que opino lo mismo con determinados puntos de la educación en las letras, que las traducciones en latín no se quedan a salvo. Que entiendo que deberían hacerlas los que van a filología o similar, pero a día de hoy, en un bachillerato, es más beneficioso que uno se centre más en la etimología de las palabras y no tanto “rosa / rosae / rosam”. ¿Alguno de vosotros, gente de letras, le ha encontrado utilidad a esas largas traducciones en las que los romanos se jactaban de cómo conquistaron Las Galias al frente del general “Pijus Magníficus”? 

Total que sí, que aquí hay mucho sabio, pero es curioso que muchos de esos relistos, super-ingenieros-matemáticos, calzan unas faltas de ortografía de órdago, que la pobre María Moliner tiene que estar retorciéndose en su tumba. ¿Será que las letras van a otro lado del cerebro?

El caso es que las letras siempre han estado infravaloradas y fijaos cómo ha cambiado el cuento, y las vueltas que da la vida: muchos de los que tanto menospreciaban la utilidad de estas carreras, hoy escriben a todas horas por Whatsapp y en las redes sociales.

Y no hay nada peor que hacer público que de joven te pasaste las recomendaciones de la RAE por el arco del triunfo, creyéndote que el corrector del word te va a sacar las castañas del fuego (lo mismito que digo yo de una buena calculadora).

52 comentarios:

  1. Tanto estudiar para que al final todo lo que se estudió sirva para nada y todavía nos reprueban, blah.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, bueno, habrá gente que considere que sí, pero desde luego lo que es conmigo ni de lejos.

      Besos, Malque

      Eliminar
  2. Mientras le doy clases de un-poco-de-todo a mi sobrino de ocho años me planteo preguntas similares a las tuyas y llego a conclusiones poco halagüeñas. Los planes de estudio son una mierda, lo eran cuando yo estudiaba y lo siguen siendo ahora. El chaval lleva desde P3 con el inglés y aún no sabe decir una frase seguida en ese idioma. ¿Qué vas a hacer cuando conozcas a una chica extranjera? Yo quiero una novia española- me contesta, orgulloso de su ingenio. En mates le hacen usar la calculadora para comprobar la propiedad conmutativa de la multiplicación (multiplica 22896743 por 9987356 y luego 9987356 por 22896743) copiando en la libreta un enunciado tan largo como la primera parte de El Quijote mientras yo me desespero viendo cómo avanzan las manecillas de mi reloj. Intento que estudie, pero no por las notas ni por las salidas profesionales; quiero que vea lo divertido que es aprender, investigar por el puro placer de hacerlo, sentir curiosidad por todo. El actual sistema de estudios no me lo pone fácil. Por cierto, yo creía que era "el que vale, vale, y el que no pa jefe".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ahí voy, que se ponen a enseñar como para entrar en la NASA, y joder, que encuentro que determinadas cosas vale, pero de ahí a ponerse en plan Einstein con ciertas edades, me da que no ayudan.

      Muy bueno lo del jefe. Un saludo!

      Eliminar
  3. Si la utilidad en la vida cotidiana de las raíces cuadradas es un misterio, de los logaritmos mejor ni hablamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajjaa...sí, cuántas conversaciones al respecto hemos tenido eh? Desde luego que vaya sistema.

      Besazos!

      Eliminar
  4. Y los senos y las tangentes? Bueno, los senos, sí.

    ResponderEliminar
  5. Yo, que hice el bachiller de ciencias para después licenciarme en filología y terminar trabajando en el tema financiero (ideas claras se llama a eso), he llegado a la conclusión de que tanta burrada es decir "el que vale, vale, y el que no a letras" como "dejadme de monsergas que yo soy de letras". Me parece que las matemáticas es una de las asignaturas más necesarias para funcionar por la vida. No digo ser un experto, pero sí tener una base con una cierta solidez. Por otro lado desmerecer la importancia de la lengua nos ha llevado a esta vergonzosa situación de universitarios con faltas de ortografía, que no saben interpretar lo que leen en su lengua materna. Está bien especializarse en una de las dos (ciencias o letras), pero sin desmerecer el conocimiento de la otra.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si yo no digo que no sean necesarios pero sí que determinados conceptos me da que lo suyo sería impartirlos más adelante. Yo creo que determinadas cosas no van con lo que es "una cultura general" sinceramente.

      Pero bueno, como digo cómo ha cambiado el cuento ahora...

      Besos

      Eliminar
  6. Cuánta razón tienes?

    Vectores, trigonometría, ecuaciones de tercer grado, logaritmos, matrices...
    Vamos lo que necesito para vivir...

    El avance de la tecnología ha arrasado con todo.

    Pronto seremos números.
    O letras.

    Besos lista.

    ResponderEliminar
  7. Joder, se me ha colado el interrogante.
    Ahí, iba un signo de admiración.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo prefiero ser letra pero nunca interrogante, me quedo mejor con la admiración...jeje.

      Besos, admirados.

      Eliminar
  8. Estoy de acuerdo con Macondo, yo estudié una carrera de Ciencias, sobre todo porque disfrutaba. Me gustaban los logaritmos, resolver largos problemas de Física y las ecuaciones químicas, aunque luego trabajo cercano al mundo del Derecho y desde hace unos años he encontrado un regusto por las palabras y por intentar escribir lo mejor posible. Yo creo que debemos formarnos académicamenteen aquello que nos sintamos más a gusto, porque luego profesionalmente se trabajará en lo que se pueda y sin dejar de lado ninguna faceta del saber. Siempre es bueno tener una cierta culturilla en todo. Saluditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien, me parece guay, pero ¿y qué pasa con la gente que no encuentra ese regustillo por los logaritmos neperianos y no les queda más narices que aprenderlos teniendo claro que no es lo suyo?

      Pues a eso me refiero, mientras que aprender a redactar y a escribir correctamente sí parece que sea necesario en la vida cotidiana. Esa es la diferencia.

      Un abrazo y encantada de tenerte por aquí.

      Eliminar
  9. Estoy con Macondo, creo que hay que tener cierta base de todo, aunque luego te especialices en una cosa u otra. Y unos conocimientos básicos de latín se hacen imprescindibles aunque seas de ciencias, porque luego te ayudan con ciertos nombres que tienes que estudiar. Cosa actualmente imposible, al menos en el instituto de mis hijos, en el que si te vas por ciencias no tienes opción a estudiar a la vez latín, aunque solamente sea un año, como era en mis tiempos, y que es más que suficiente si estás en ciencias.
    Lo de las faltas de ortografía me lleva por el camino de la amargura. Cada vez que veo una me sangran los ojos, y si es en un periódico o en televisión, ya directamente me tiro a un pozo. Si yo fuera profesora, suspendería exámenes de 10 por tener faltas de ortografía, así es como se aprende. Me llamarían bruja malaputa, jaja.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perfecto, unos conocimientos básicos de latín, de matemáticas y de otras muchas cosas, pero eso, "BÁSICOS" y no profundizar tanto en la materia que parece que te vas a especializar cuando apenas tienes claro para dónde tirar.

      Lo de las faltas de ortografía no sé exactamente en qué lado del cerebro se archivan pero desde luego a muchos les fallan (incluso gente que lee, de verdad! Y a mí me llevan los diablos como a ti, que tengo alguna amiga que sufre mis bufidos cada vez que la veo que se le ha ido la pinza con alguna palabra).

      A mí ya me llaman otras cosas peores, pero bueno, jajaja.

      Besos

      Eliminar
  10. ¡¡Al recre!!, jajaja, en Andalucía, en el argot futbolero se dice.."el que vale, vale, y el que no, ¡Al Recre! (Recreativo de Huelva)"

    Yo también estoy de acuerdo con Chema, pero también he creído que antes el nivel en la escritura, la ortografía, y la lectura era mucho más fuerte que ahora, a pesar de que nuestra enseñanza haya evolucionado favorablemente. Hay distintos puntos que influyen en que se tengan todavía faltas de ortografía, cuando se supone que en la universidad ya se entra con este tema más que superado.

    Yo también soy de letras y sin embargo estudié Contabilidad, Banca y Secretariado de Dirección porque había mejores y mayores ofertas de trabajo, se me dan bien las dos cosas, sin ser experta en ninguna, pero me defiendo divinamente....también hay adolescentes que pregunta a sus padres "13 por diez cuánto es mamá?, así que no creas, que tanto en una cosa como en la otra hay mucho déficit.
    Pero lo peor, peor, es que no sepan hacer un escrito como Dios manda sin poner ni una sola falta ortográfica.

    Besos apretaos, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi generación (que supongo que la tuya no debe andar muy lejos) con tres faltas en Selectividad no seguían corrigiendo y te mandaban a septiembre. Ahora yo creo que son bastante más permisivos, no hay más que ver el nivel de la gente escribiendo.

      En fin, lo que nos espera!!!

      Besazos comprimidos!!!

      Eliminar
  11. Los de letras siempre hemos estado infravalorados, esto es un hecho. Cuando alguien dice que es Ingeniero levanta suspiros de admiración a su pasa pero nunca he visto esa reacción ante un filólogo, un suponer. Por suerte, yo del latín me libré porque en Uruguay en bachillerato nos enseñaban italiano, que me ha resultado bastante más útil. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sabes qué suerte. Lo del latín era un suplicio supino, excepto -insito- la etimología, que basicamente sí la encuentro productiva. Italiano??? Joer! Mola! jeje.

      Eliminar
  12. Bravooooooooo!!!! Bravo, bravo y bravo!! Estoy totalmente de acuerdo contigo. Buenas noches fenómena. Muak.

    ResponderEliminar
  13. Nunca le cogí el gusto a las mates, la verdad, y aunqué admiro a quien las quiere y las domína, no por ello le considero ni más n menos inteligente. He conocido cerebros prodigiosos que por circunstancias de la vida no han pasado de primaria, con lo cual nunca he visto relación directa estudios-inteligencia (anda que n hay abogados brutos ni na) y en el caso números- letras opino como tú, colega (de letras) Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, sí, creo que salimos los dos del mismo saco...

      Besos, colegui!

      Eliminar
  14. Toc, te digo yo que esos de ciencias meten mucho la gamba a la hora de escribir y de vez en cuando me salen con alguna "burrá", pero.... ellos son los profesionales y una misma solo es eso... una misma.
    Un abrazo y qué bien te ha quedado!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, si, yo no paro de flipar con la supuesta cultura que tienen algunos y cómo meten la gamba.

      En fin, me alegra ver que aquí también estamos de acuerdo...jejeje.

      Besazos.

      Eliminar
  15. De las mates hay que quedarse con el concepto de las cosas, saber la mecánica, evidentemente si nos ponemos a analizar lo que se da en los coles la utilidad de la inmensa mayoría es nula, incluso la ortografía, las letras, que quedará mál decir "azanahorias", pero mi madre lleva diciéndolo toda la vida y no ha pasado nada.

    Ya me dirás para qué sirve saberte los afluentes del Tajo, realmente nada sirve para nada, o todo sirve si te toca la pregunta en un concurso de la tele :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, claro...los afluentes del Tajo no...pero el Tajo sí. A eso me refería.

      Besos mocosos.

      Eliminar
  16. Jajjaja!!!! De verdad que no te ha servido el rosa rosae???? Vengaaaaa!!! No me lo creo!!!! ;)

    ResponderEliminar
  17. dicen que el sen(cita) + k2 * PP = KI2
    uffff las matematicas...
    por cierto, cuando puedas pasa por Macondo.
    Abrazos
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, ya he visto que te han hecho una macondografía pero no he podido leerla en profundidad...Llevo unos días liadísima y encima constipada!

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. HAY UN SORPRESA PARA TI EN MI MACONDOGRAFIA: http://bitacorademacondo.blogspot.mx/2014/01/macondografia-del-innombrable-cuentos-y.html

      Eliminar
    3. Lo sé, Carlos. Lo he leído pero ya te digo que no he tenido tiempo ni de comentar en mi propio blog. Ando retocando mi libro y no tengo minutos al día...

      Gracias por la mención. Te lo agradezco.

      Eliminar
  18. Yo elproblema que veo es que llegará un momento en que la cabeza se nos apolillará de pensar poco, de aprender poco, de memorizar poco.
    Lo de las ciencias y las letras yo lo sufrí especialmente. El colegio donde estudié el bachillerato, era por huevos de ciencias y letras así que a pesar de que me tiré tres cursos vociferando que iba a hacer periodismo, no me salvé de la física y química y el cálculo y...snif, snif.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi hermano dice que la gente del S XIX era más inteligente porque tenía que desarrollar más la cabeza y buscar más recursos. Nosotros, a día de hoy, en cuanto el botón de lo que sea no funciona entramos en pánico... Sí, totalmente de acuerdo. Apolillaos total, o como dice un amigo, apollardaos!

      Besos!

      Eliminar
  19. Me ha gustado esa reflexión final, tan sarcástica ahí. Creo que aprender de todo es necesario, pero llega un momento en el que hay que centrarse. Aunque es cierto que saber escribir es primordial, y tener una carrera y que le des patadas al diccionario en el correo electrónico me dan ganas de irme a vivir al campo para no toparme con patanes así. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Simplemente creo que hay que tener unos conocimientos básicos pero no creo necesario que con ciertas edades te exijan profundizar excesivamente en una materia que no sabes a ciencia cierta si va a ser tu camino.

      En fin, lo de las faltas, es que me llevan los demonios.

      Eliminar
  20. Estoy de acuerdo en que es mejor centrarse en unos campos y que otros suelen resultar inútiles... pero quién sabe qué nos prepara el destino. Yo elegí números y en números trabajo (entre otras cosas), sin embargo sueño en letras.
    El saber no ocupa lugar, pero es cierto que tiempo sí. Estaría bien poder seleccionar entre más opciones.

    Un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El saber no ocupa lugar, claro, pero profundizar en exceso sobre las materias a edades tempranas tampoco creo que sea lo suyo. En otros tipos de educación (la británica) no profundizan tanto, aunque tampoco es la ideal...

      Besos!

      Eliminar
  21. Tan necesarios son las letras como los números, y no hay vuelta que darle a esto!
    Es más, creo que deberían enseñar más de economía para que luego no haya gente engañada por el mundo adelante.
    La especialización por un lado es buena pero por otra empobrece la mente, creo yo ehhhh
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto...el problema es que tan malo es una cosa como la otra...

      Un besote!

      Eliminar
  22. Recién encontré esto. No sabes lo iracunda que me pongo cuando dicen que los de letras no damos para tanto como los químicos y los ingenieros. Es exactamente lo mismo, los de letras fueron ahí porque no se les da lo práctico; y los de ciencias fueron ahí porque no se les da lo teórico. Y digo, las reglas gramaticales no cualquiera las aprende.
    De igual modo cada quien se dedica a lo que más le llena.
    Saludos. (:

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jeje, me alegro de que estemos de acuerdo, seas quien seas!

      Eliminar
  23. Como de costumbre,tus reflexiones,nos dan ese toque que nos deja pensando,y compartiendo tantas cosas cotidianas, que si tú no nos las traes,a veces ni las tenemos en cuenta, y creo que tu talento,es ese..el recrear lo sencillo,y traerlo a la primera plana,con fuerza e ironía!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, y tú eres experta en magnificar mis textos a escalafones que ni de lejos se merecen. Son chorradas cotidianas que se me ocurren y como ves, cada vez son menos...

      Besazos!

      Eliminar
  24. Aunque conocerás sobradamente la anécdota, en este momento le va como anillo al dedo:
    Cuentan las crónicas parlamentarias, en las antiguas Cortes franquistas, que a finales de los años cincuenta o principios de los sesenta del pasado siglo XX, don José Solis Ruiz entonces Ministro Secretario General del Movimiento, defendía un proyecto de ley para aumentar el número de horas dedicadas al deporte en los colegios en detrimento del estudio de las lenguas clásicas (del latín concretamente).
    En medio del discurso se preguntó:
    "¿porque en definitiva para que sirve hoy el latín?"
    Don Adolfo Muñoz Alonso, natural de Valladolid, profesor de la Universidad Complutense y amante de la cultura, no pudo contenerse y desde su escaño increpó al señor Solis
    "Por de pronto, señor ministro, para que a Su Señoría, que ha nacido en Cabra, le llamen egabrense y no otra cosa."

    Besazo.

    ResponderEliminar
  25. jajajajajajajajajaj... Muy bueno, Pitt!

    ResponderEliminar
  26. Ciencias, letras, puras, mixtas....... ¿para qué?
    A esas edades, elegimos más por una idealización, o por imposición paterna, o porque todos los amigos van a ir por un lado, y tú no quieres ir por otro (suena triste pero se dan casos).
    Tanto en las carreras de ciencias como en la de letras, hay conocimientos "no indispensables".
    Te quejas de una raiz cuadrada.....¡¡¡pues no te digo nada de una integral triple!!! ¿sabes cuantas veces en mi vida he necesitado hacer una integral triple? En los exámenes de la Uni. Nunca más. Ni en papel , ni con calculadora/ordenador. Es de esas cosas que parece ser son vitales para tu desarrollo laboral futuro, y luego no las vuelves a ver jamás. Si todas las horas o créditos que se utilizan para divulgar esos conocimientos, se enfocaran en algo mucho más práctico, pues saldríamos mucho mejor preparados para la vida moderna. Pero sales, llegas al mundo laboral, y te dan tortas por todas partes. Porque no es como te han explicado. Toda esa teoría sirve de poco o de nada.
    Al menos en las carreras ingenieriles. En otras igual todo es muy util y en verdad necesario. :)
    Y ya no sé qué más decir. Me han despistado y he perdido el hilo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  27. Es gracioso también como os defendéis con eso de "es que soy de letras" cuando se os dan mal los números, coñe! yo soy de ciencias y sé escribir jaja.
    Precisamente por circunstancias de la vida, trabajo rodeado de gente que debería escribir tan bien como dices, y me dan ganas de sacarme los ojos cada vez que me llega una incidencia. Y que conste que me encanta la Historia.

    Y sin ánimo de ofender, la cantidad de cosas que tienes que entender y comprender en una carrera de Ciencias es infinitamente superior a cualquiera de letras. Un Químico, un Biólogo, un Físico puede hablar de mil cosas que ocurren en la vida, un abogado... de leyes. xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Partiendo de la base de que la palabra "coñe" no existe, te falta la tilde en "cómo", que químico, biólogo y físico deberían ir en minúsculas y te faltan signos de puntuación por doquier, vale, sigue pensando que sabes escribir.

      A lo mejor es que ahora, a cualquier cosa lo llaman escribir...

      Sin acritud, ¿eh?, sin acritud.

      Eliminar