Analogía:
Razonamiento basado en la existencia de atributos semejantes en seres o cosas diferentes.
Y éstas son las mías...

jueves, 30 de enero de 2014

Pedos







Que me lo cuenten, que me lo expliquen, que el tinte no me da pa' más y me he vuelto albina...

Ésta ya era una duda existencial que tenía yo de antes. Entraba dentro de esas cuestiones que emergen de dentro de mí misma y viven conmigo sin hacerles mucho caso: ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos? ¿Estamos solos en la galaxia? ¿Dónde está el eslabón perdido? ¿Qué hacen los tíos con las millones de neuronas que tienen de más? y lo que es peor…¿Por qué les hace tanta gracia los pedos?

Resulta que se me han juntado varias cosas. Primero: hablar del tema con algún varón reafirmando que escuchar a alguno que se ha cuescado detrás de la puerta de un baño público, suena bastante jocoso, y si hay algún colega con él, el descojone es mutuo.

Después, leyendo un comentario en uno de mis blogs asiduos en el que además hemos estado rifirafeando tontamente entre blogueros (súper machos versus hembras alfa), se decía que un punto crucial en el día perfecto para un hombre, era acabarlo con un  Pedo de 16 segundos que cambia de melodía tres veces y obliga al perro a salir de la habitación.   

La tercera es porque me acaban de enviar un vídeo en el cual se hace una broma de 4’45’’con diferentes escenas de pedos grabados con cámara oculta. El vídeo en sí expone a un veinteañero que se acerca a diferentes personas y se cuesca de distintas maneras para ver qué reacción tiene la gente. ¡Ja-ja, qué gracia! En serio, que ni una mueca he esbozado y eso que me considero una tía con mucho sentido del humor. No sé, está claro que algo me estoy perdiendo…

El caso es que por más que analizo el hecho de que a alguien se le escape un pedo y eso desemboque en que sea gracioso, sinceramente no lo veo. Primero porque lo siento, pero creo que es bastante violento tanto si soy yo la que no puede evitarlo como si soy yo la que lo escucha, pues presupongo que al o la susodich@ que se les ha escapado ya se sienten bastante abochornados. De hecho, alguna vez he fingido no haberlo escuchado, pues me resulta bastante incómodo. Pero si ya lo hacen adrede es que no solo lo encuentro asqueroso sino que además me parece de gilipollas, por no hablar de los daños colaterales que el hedor desprende.

Ayer mismo comentaba una compañera (profesora), que ahora a los chavales (varones) les ha dado la vena de empezar a tirarse pedos mientras ella está tratando de explicar matemáticas. Y todos descojonados, claro. Cojonudo: en una clase con veintitantos adolescentes (que no emanan hormonas ni nada ya de por sí) se les añade la peste que caldea aún más el ambiente del aula. Además, digo yo, qué con lo finas que son algunas niñas (y más las pijitas que tenemos aquí) si ya algunos tienen poco glamour, con esto apaga y vámonos.

Total, que vivo sin vivir en mí intentando entender dónde está la gracia: si en disfrutar de la realidad comprobando que, efectivamente, estamos todos podridos por dentro o que al expulsar los gases la melodía del aire que pasa por los cachetes del culo afina a un do bemol o un fa sostenido.

Ya puestos, que se compren una flauta que como sonido ventoso es único.

59 comentarios:

  1. Es una razón más por la que mantengo que si yo fuese una mujer estaría desesperada. La existencia de buenas mujeres excede mucho de los hombres que se las merecen.
    En cuanto al casos concreto de los pedos es también por el hecho de que el hombre somos primarios por naturaleza, y confundimos con facilidad pasmosa algo que una mujer nunca deja de distinguir: lo público de lo privado. ¿No te has preguntado con asombro por qué un hombre alardea de sus conquistas sexuales, incluso sin haberse producido?¿Crees que hay algo más primario e idiota? Recuerda aquel tipo que le decía al cura de un pueblo: - Padre, tengo setenta y cinco años, estoy casado y esta noche me he acostado con dos jovencitas de veintidós años-, a lo que el cura le responde, -pero tú si eres judío ¿cómo vienes a confesarte?-, -no, padre, no me estoy confesando ¡se lo estoy contando a todo el mundo!.
    Pues con los pedos igual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, nunca dejas de sorprenderme con tus chistes y anécdotas!

      Besos.

      Eliminar
    2. Gracias, y eso que no te he contado que ese que está en medio, en la foto, el que se ríe, tiene como mascota un cerdo que duerme en su misma habitación, debajo de su cama, y cuando un amigo le dijo: ¡Pero habrá un olor horrible en el dormitorio!, el le contestó: ¡Qué se joda el cerdo!

      Eliminar
    3. jajaja, sí, ese chiste sí lo sabía...

      Eliminar
  2. Jajaja, este Pitt cómo es, siempre me saca una sonrisa. En cuanto al tema del post, está claro que en muchas cosas hombres y mujeres tenemos un sentido del humor bien distinto. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que somos de la misma raza pero de diferente especie...jejeje.

      Besos.

      Eliminar
  3. Curiosa disertación sobre el pedo. Mola!
    Saludos amiga Ana, estuvimos por aquí y fue curioso, nos gusto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita. Prometo corresponderos.

      Eliminar
  4. Distinta forma de vivir el humor y distinta forma de expresar el respeto.

    Es verdad, Ana, tienes razón y yo tampoco comprendo por qué encuentran tan gracioso esos sonidos gaseosos, pero también he pensado muchas veces qué encuentran de divertido en un duelo de eructos... y tengo que llegar a la misma conclusión que Pitt.... la simpleza del ser primario.

    Besos apretaos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hostiás los eructos se me habían olvidado. Se ve que me molestan algo menos (mientras no huelann a chorizo...jaja)

      Besos!

      Eliminar
  5. Jajajaja, vaya día llevo hoy!!! Esta mañana mientras iba al trabajo he escuchado por la radio, cadena dial para ser exacta,la noticia de que en una población alemana ha reventado el techo de un establo, debido a los gases acumulados de las vacas. Imagínate Toc, la noticia se ha ido de las manos, y leerte ahora..., no hay cosa más graciosa para el sector masculino, sin lugar a dudas.
    Te dejo un achuchón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojo, que el metano contamina muchísimo. De hecho lo tienen que controlar en granjas de los USA porque aquí donde lo ves (lo hueles) se están cargando el ozono, jajajaja. Hay que jorobarse.

      Besazos!

      Eliminar
    2. Exacto!! Han seguido por esa vía... luego aquello se Ha desmadrado, Jajajaja.
      Muakis.

      Eliminar
  6. No les encuentro chiste y sin embargo los hombres de mi casa y cercanos pueden sacar miles de anécdotas sobre eso, ¡que assssssssssco!

    Besos.

    Quiero agradecerte mi querida Ana el tiempo que te has tomado para leer mis distintas entradas, me abruma un poco porque no puedo corresponder de la misma manera, lo que si te digo es que hago todo lo posible por venir a leerte.

    Un enorme y agradecido abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Malque, es que cuando voy con retraso se me acumulan las entradas y como estoy subscrita, las dejo en el correo y voy entrando cuando puedo, de poco en poco.

      Gracias a ti también por seguir por aquí. Besos!

      Eliminar
  7. jajaja vaya pedos... si escucharas mi telefono... son unos pedos maravillosos de rings... jajajaja
    muy bueno tu sentido del humor.
    carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me digas más! Tienes un politono de pedos... pa' matarrrrrte, pero lentamente!!!! jajaja

      Eliminar
  8. Pobre profe! Juventud divino tesoro. Jajaja.

    ResponderEliminar
  9. Te noto falta de humor, Ana. Tendrías que sacar todo lo que llevas dentro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, sí, lo haré...pero sin testigos. :-P

      Eliminar
    2. jajajajajajajajajajajajjajajajajajajajajjajaj me partoooo, dejaré aquí mi comentario porque me he reído mucho con tu respuesta a Pedro. Pues que más voy a añadir que no se haya dicho ya... asquerosos los tíos esos, sí, asquito, fatiguita de la muerte, me dan asco, son unos cerdos... y además no creo que ese sea un requisito para un día perfecto de ellos, pero bueno... muy buen texto!!

      Eliminar
  10. Es que hay gente que tiene el sentido del humor en el culo (nunca mejor dicho). A mí no es que me hagan especial gracia, la verdad. Me parecen gracias bastante infantiles.
    No tiene nada que ver, pero otra cosa que no trago (y también se da con mucha frecuencia) es que a la gente le haga gracia que alguien se caiga. Es para darle de hostias.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí le has dado. No es que sean primitivos sino infantiles. Y lo de reirte de la gente cuando se cae, yo cuando veo vídeos de esos, me duele a mí el cuerpo...jajaja

      Besos!

      Eliminar
  11. Simplemente explotan lo prohibido

    ResponderEliminar
  12. en serio te dijo eso la profe??????? eso sí que me ha dejado a cuadros.. ya no por ligar ni nada, si no porque me parece una de las cosas más absurdas sea cual sea el objetivo.. madre mía, jodo tirarse pedos en clase??? y que hacen, a ver quién le sale más largo?? más ruidoso?? a cuadros me has dejado maña!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hija. En serio. Y no eran críos de 12 años, no...tíos ya con pelos en los webs, que lo hacen para tocarle las pelotas a la profe. En fin... No inventarán una pastilla contra la edad del pavo?

      Besos!

      Eliminar
  13. De todas formas yo creo que se trata de quitarle dramatismo a algo que no lo merece. Los pedos no son cosa de extraterrestres, son bastante humanos, así que si se escapa alguno -y a cualquiera le puede pasar- mejor reirse que abochornarse. Y de ahí viene el asunto. Otra cosa es tener que aguantar a unos graciosetes mientras se intenta dar clase. Pero ahí el problema ya no son los pedos, sino la mala hostia de los alumnos, que igual que les da por ahí les puede dar por hacer cualquier otra imbecilidad con tal de joder. Pero reirse creo que hay que reirse de todo, especialmente de aquello que no podemos evitar.

    PD: Sí, yo soy el que le envió el vídeo :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si aquí no hay dramatismo ninguno. Sólo comento que yo no le veo la gracia, simplemente y lo recalco como una observación, que una cosa es que sea sin querer y otra que sea adrede para hacer cierta gracia.

      pd: no del vídeo no te lo perdono...jajajajjajaja

      Eliminar
  14. El pedo hace gracia cuando te lo tiras tú, a mí me gusta mucho :) llamo a las crias asi con prisa, con voz seria, "venid al baño, deprisa", las meto conmigo en el baño, cierro la puerta y me tiro un cuesco sin dejarlas salir, me descojono :D

    Y ese ir en el coche con la parienta y las crias y zurrarme, empezar a descojonarme y hacer la gracia, "pues no sé de donde es ese ruido raro, o si se averió, pero mal me huele" y según bajan las ventanillas yo para abajo.

    Eso si, cuando se lo tiran los demás hace menos gracia, lo reconozco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te vale...Tus hijas son unas santas, y tu Santa debería ser canonizada.... jajajajjaja. Mira tú con el "tímido"!!!!

      Besos, pedorro.

      Eliminar
    2. Y ojo, que no es cosa de timidez, creo que te lo he contado alguna vez, esa qe sales del ascensor y ves que no hay nadie, vuelves a entrar, te zurras y ves que se cierra la puerta y que alguien lo ha llamado, no me digas que no es de descojonarse vivo :D

      Eliminar
    3. Jajajajaja...sí, vamos, no veas tú el descojone de la gente que pille el ascensor... Ya te vale!!!!

      Eliminar
    4. Eso iba a decir yo, que el pedo sólo tiene su gracia cuando es propio, no cuando es ajeno. Y sobre todo cuando se te cae sin querer y no hay dónde esconderse.
      Mi padre y mi hermana solían hacer concursos de pedos y eructos mientras mi madre y yo les contemplábamos con horror...
      Te diré una cosa. Mi amante después de 3 años de relación, se tiró el otro día un pedo delante de mí; no lo hizo por joder, sino porque se le escapó, que hay gases que es mejor no contener. Y fíjate que me pareció tierno y todo el momento, en plan: ahora sí hay complicidad. Y todo por un pedo. Supongo que es porque no olía, de haber sido pestilente, igual no me habría parecido tan tierno el momento...

      Eliminar
    5. Eso es tener confianza...jajajajaja.

      Eliminar
  15. A mí es que el humor escatológico en general me saca de los nervios. No lo entiendo, qué quieres que te diga. A ver si alguien nos aclara el misterio. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, nada que ver con una buena y fina ironía... Ande va a parar!

      Eliminar
  16. De niña y jovencita me hacían gracia, y creo que es cosa más bien propia de estas edades, pero bueno sin faltar al respeto eso sí, tampoco le doy importancia. Es algo natural, no?
    Lo de los chavales con la profe ya me parece mucho más desastroso.
    Los pedos y el sexo forman parte de una educación represora. Viene bien airear,nunca mejor dicho, estos temas,:)
    Bicos, Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con que es algo natural pero hacer la gracia no es natural, es adrede...A eso iba.

      Besos sin olor, por Dios! jaja

      Eliminar
  17. Vivo en una casa llena de hombres,un marido e hijos varones.. harta de los los pedos, ellos ni los registran o se descojonan.. a mi me pasa como a ti Ana, pero además me joroba mucho,me quita libido, sé que es algo natural,que a todos nos pasa etc..etc..pero, creo que guardar un poco de intimidad..mmmm...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, pero debe ser que nosotras somos más finas, no sé!

      En fin...quién los entiende?

      Eliminar
  18. A mí no me hacen ninguna gracias.
    Y la gente que se ríe de ello me parecen anormales o retrasados.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí, ahí, sentenciando, Toro, con un par!

      Besos.

      Eliminar
  19. Yo creo que en general es cosa de tíos que hagan tanta gracia. Yo me crié entre primas y ni por asomo éramos tan pedorras como son los muchachos, ahora que tengo dos hijos más grandes que yo....jajaja.
    Lo de los pedos en la clase de mates es muuuuuy fuerte. Pero ya me lo creo todo con lo que cuentan mis hijos.
    Un besico.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que a los que van a la biblio les da por quitarse los zapatos (cosa que como los vea saben que los tiro por la ventana), pero tirarse pedos, de momento, no. Como les de por ahí vamos, no te cuento...

      Besotes!

      Eliminar
  20. Aysssss!!!! Has tocado uno de mis puntos desquiciantes. No puedo con ellos, pero creo que me desagradan incluso más de lo normal, no sé si tengo algún trauma infantil o algo porque me dan un asco, conque imagina la gracia que NO me hacen, pero ninguna.
    A ver, que a veces alguno se escapa, pero eso de tirarse los cuescos con total descaro como quien se rasca si le pica...en el mundo parejil por mucha confianza que haya hay cosas que no deben hacerse, como lo de mear delante del otro, depilarse o lo de los cuescos ¿como va a seguir una siendo sexy después de tirarse pedos a mansalva? ¿Y él? ¿Como me va a resultar apetecible un tío que se me va cuescando por los pasillos? Que decir del típico que se los tira en la cama y encima "airea" para hacer la gracieta, para ahostiarlo jaja.
    En fin, debo decir que al menos en eso en casa se mantienen las formas, si yo soy pudorosa el otro aún lo es más.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, si, ahí le has dado. Glamour a tomar por saco. Y chica, que obviamente salirse se salen pero si puedes irte al baño y desahogarte en condiciones sin que nadie te moleste y que no te miren mal, para qué querer enseñar tus putrefacciones??? jejeje.

      Besos pedorros.

      Eliminar
  21. jajajajajaja
    Lo peor son los daños colaterales....
    Yo tampoco acabo de encontrarle la chispa, aunque a veces, cuando sucede así de pronto y sin querer...jejeje
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si, pero bien que te estás riendo, jodía...

      Besosssss

      Eliminar
  22. Es algo que nunca he entendido, pero tengo que reconocer que tiene fans masculinos a mansalva.
    Por algún resorte que yo no alcanzo a entender, les hace mucha gracia y se los tiran de forma habitual.
    Creo que viene con el gen masculino. :P
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, si, creo que es genética pura...

      Besotes!

      Eliminar
  23. A mi me hace gracia tu texto, los pedos no (bueno, depende que "pedos"...los de colocarse de algo me molan más, claro) Siempre garantizas unas risas,amiga. Besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las risas son para quien las recibe bien...

      Un besote.

      Eliminar
  24. No des ideas con lo de la flauta cuesquera en vez de travesera jajajaja.

    Personalmente los pedos no me hacen ninguna gracia, pero ya sabes... hay quien se da muchos aires.
    Besos bienhumorada amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, si, se dan muchos aires pero de los malos...

      Besos!

      Eliminar
  25. Jojojo! Pues sí les hace gracia, ahora no vayas contando por ahí que ese tufo que tienes en la habitación es de sus pedos que le parecerá mal. Y eso que dicen por ahí de contar las cosas...sí pero lo dicho si lo cuentan ellos les hace gracia contar cualquier cosa vergonzosa, ahora como lo cuentes tú apága y vámonos. Bufff...qué niños más grandes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, hay un método infalible: ventilar hasta que se le congelen los pedos (pero por dentro) jajaja...

      Un beso.

      Eliminar