Analogía:
Razonamiento basado en la existencia de atributos semejantes en seres o cosas diferentes.
Y éstas son las mías...

jueves, 27 de febrero de 2014

«Perdonadme las disculpas».

Sí, que no me he muerto, pero voy viendo cómo se acumulan correos en la bandeja de blogs subscriptores (ordenada que es una) y me empiezan a temblar las canillas para cuando me pueda poner al día.

No es que no tenga nada sobre lo que escribir (que también) pero tenía yo el ritmo pillado (mis lecturas diarias, mis visitas a los blogs, mi escrito para el concurso erótico al cuál veo al final no me voy a poder presentar), de pronto recibo noticias del editor de mi libro (parezco Umbral) diciendo que cambiemos las tornas, que se le han complicado las cosas y que necesita que sea yo la que le dé la primera revisión al texto y la segunda la hará él (la mitad ya está lista).

Así que aquí me véis quitando palabras, sintetizando, relatando, corrigiendo y llevándome las manos a la cabeza por haber dado por válidos pasajes enteros en los que ahora invierto el orden, sustituyo verbos y elimino redundancias. ¡Soy esclava de mí misma! Es como estar leyendo y releyendo y cambiando y vuelta a cambiar y no conformarse nunca...¡AAAAAAAAHHHHH! ¡Socorro! ¡¡¡Que alguien me salve del ogro inconformista que vive en mí!!! ¡¡Que me haga un exorcismo!!

En fin, es curioso esto de la escritura: una escribe, lee, repasa, le gusta, relee, lo cambia, lo vuelve a leer, acepta y lo deja macerar un tiempo. Y cuando pasa un año y pico, de pronto lo vuelve a leer y, tal que una posesa, sin poder aceptar el papel de lector pasivo, se dedica a recomponer de nuevo lo que está, según su segundo criterio, pa' tirar a la basura cuando anteriormente lo veía bien.

En fin, que me quedan aún 50 páginas y hoy que me he dado un ligero descanso, os explico todo esto para que no me desheredéis cibernéticamente hablando. Que sigo por aquí pero es que no respiro. Todo el tiempo que puedo lo dedico al tema, pues según mi queridísimo editor, quiere que ésto esté listo antes de la Feria del Libro. Ya os lo digo yo: ni de coña.

Sed benévolos, os leeré poco a poco, a todos, todas las entradas, os lo prometo, en cuanto pueda.

Besotes.

17 comentarios:

  1. ¡Ánimo! Por aquí te esperamos...

    ResponderEliminar
  2. No he publicado nunca un libro, pero te entiendo perfectamente. Creo que me ocurriría lo mismo que a ti, pero en exagerado.
    Como decía un amigo mío lo importante es lo principal, así que dedícate al libro y ya volverás cuando puedas. Y no pretendas ponerte al día. Nos coges donde estemos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. bueno. Corregir en ese punto es como un trabajo, hay que dejar la parte creativa afuera. Salvo que corregir sea reescribir, pero cuando hay que editar, ya, hay que editar. No se puede andar dando vueltas. Es bueno imprimir en una tipografía extraña, para apreciar la lectura. Y darle mucho es enloquecedor así que hay que confiar en los lectores, que hagan el trabajo che, que para eso están y para eso escribimos. En el medio le damos o mejor de nosotros, al momento en el que hay que editar, que se la va a hacer, si no no se termina nunca.

    ResponderEliminar
  4. Buffff!!!!!!!!!! Debe ser torturante, porque supongo que si hicieras 10 revisiones en ninguna quedarías satisfecha, en todas cambiarías y retocarías, al final imagino que hay que cerrar los ojos y decir p'alante y como esté, precisamente estos días un amigo que también está en ese proceso me explicaba exactamente lo mismo, había empezado a revisar y a cambiar párrafos enteros, va loco.

    Por los posts no te preocupes Ana, sería una locura empezar a leer atrasados y otro motivo de estres que puedes ahorrarte, no hay contrato que te obligue jeje.

    Besitos y ánimo!

    ResponderEliminar
  5. No te agobies por la bandeja de entrada, lo que se escribe en los blogs mayormente es basurilla, conque leas las mías vale y sobra :)

    ResponderEliminar
  6. ¿Cómo te vamos a deheredar, mujer? Y menos si es por una buena causa. Estoy deseando que des el notición de que ya está publicado así que, a por ello!!! Besotes!!

    ResponderEliminar
  7. Mucho ánimo nena!!! Lo cierto es que con el tiempo evolucionamos y es normal que no nos guste lo de antes, así que date cancha. Biquiños!

    ResponderEliminar
  8. A por ellos Toc, que tú puedes!!! Tranquila que no nos moveremos de aquí, jajaja palabrita del niño Jesús.
    Un abrazo y suerte.

    ResponderEliminar
  9. Como un clavo, ya te digo yo que estaré cuando vuelvas... como unclavo, no te preocupes por nosotros y no pierdas tiempo en leer nos después, co leer a Dess, como él dice...
    Besos apretaos, escritora

    ResponderEliminar
  10. Tranquila! todos sabemos que volverás!!!! bsotes

    ResponderEliminar
  11. Tú tranquila, que todos andamos poco más o menos.
    Lo primero es el libro, que nosotros podemos esperar...luego nos invitas a unas cañas y quedas en paz, como una señora :P
    Besazo

    ResponderEliminar
  12. Pero Ana, a mi me parece genial que estés revisando ¡tu libro! Genial. Entiendo lo que dices de ese inconformista que vive dentro de nosotras jajajaja pero ...para eso no hay exorcismos :)

    No te agobies con los blogs, yo cuando no puedo, por la razón que sea, retomo como puedo. Lo bueno de este mundillo es la comprensión mutua y no sentirse obligados a nada. Yo lo veo así.

    Besos mil

    ResponderEliminar
  13. Uffff pense que me habias olviado
    saludos
    carlos

    ResponderEliminar
  14. tomaaaaa libro!!!!! claro que sí mujer, tú a ello y con ganas!! pero deja de leer en algún momento, quizás te venga bien lo de la fecha para ponerte un limite.. sea como fuere, ante todo disfruta del camino! un besico!!

    ResponderEliminar
  15. Yo llevo dos meses y pico igual. No estoy escribiendo un libro entero, pero sí un capítulo de uno de varios autores, y es un agobio. Vamos, que te entiendo.

    Un beso, Anita.

    ResponderEliminar
  16. La tortura del escritor... Por cierto, maravilloso el título: "Perdonadme las disculpas".

    ResponderEliminar