Analogía:
Razonamiento basado en la existencia de atributos semejantes en seres o cosas diferentes.
Y éstas son las mías...

martes, 22 de abril de 2014

Campaña de «mierdas, las justas»





Y por fin llegó la primavera, esa misma que motiva a despojarnos de los jerséis, la camiseta interior y los edredones. En breve iremos todas con los pinreles al aire y los hombros al descubierto; los armarios lucirán despejados, pues la ropa de verano es bastante más ligera y abulta la tercera parte. Lo mismo pasa en casa: fuera alfombras, cortinas a lavar, ventanas abiertas, que corra el aire, que entre a llevarse toda la mugre y humedad del invierno.

Uno sale por la mañana más ágil, sin el abrigo que le aprisione y le condicione los movimientos: por fin llega el verano. Ese mismo que te hace dormir en pelotas, apenas tapado, despojándote hasta del último de tus sudores. Todo fuera.

En breve me sumergiré en el terrible análisis del vestuario, del por qué sigo guardando ese jersey obsoleto que me encanta, aunque tenga pelotillas, de los pantalones que no me he puesto en todo el invierno y que siguen colgando de la misma percha que los alojó desde el mes de noviembre. Según dictan tendencias, si no lo has usado ni una sola vez en todo el invierno, lo mejor es mandarlo a la P (¿de papelera?  Noooo de Parla).

Antes era más bien de aprovecharlo todo, sobre todo cuando llegaba a casa de mi madre y me decía “¿Quieres esto? ¿Te sirve?” y acababa criando malvas en un rincón de mi casa, ya sea porque no había sido capaz de prever que no lo iba a utilizar o por no hacerle el feo de decirle que no me gustaba. De ésta ya he aprendido. Ahora le suelto la frase de turno: «Mamá: mierdas, las justas». Ayer mismo tiré mil cachivaches que pululaban por casa, ese tipo de “mierdas” que te endiñan y que no terminas de encontrarle  utilidad. El típico “reposa-móvil”  de merchandising, que con el tamaño de los zapatófonos de hoy en día es imposible encajarlo; la alfombrilla para el ratón (de esas que tienes para vender y regalar) y las figuritas de regalo de bodas, platitos que acaban en un cajón y un largo etcétera que es mejor no querer recordarlas.

Lo mismo pasa con otras muchas cosas que nos rodean día a día. Hoy, muchos de nosotros, nos comunicamos a través de la red (en mi caso hago un uso bastante amplio, pues tengo amigos que viven bastante lejos y que sólo gracias a la red nos mantenemos cerca). Facebook, Twitter, la «Bloguería»… todo tiene su espacio, su orden, su hueco dentro de mi cabeza. Hueco que genera un sentimiento del tipo que sea. Hace nada hablábamos de la muerte de Miguel, lo mucho que nos afectó a todos incluso sin haberlo conocido físicamente y, sin embargo, notamos su ausencia como si hubiéramos compartido con él el desayuno a diario.

Pero no todo en este mundo es positivo. De cuándo en cuándo, tal y como hago en mi casa con los armarios, con los chirimbolos  del merchandising o los zapatos que nunca me he puesto, hago una limpieza general de gente que tiene acceso a mi vida pero no dice ni mú; aquellos que veo que están pero no están, no aportan nada o simplemente me sacan de mis casillas. Sí, seré muy radical, pero a estas alturas lo de “aquí follamos todos o tiramos a la puta al río”, me lo tomo al pie de la letra.

Y cada primavera, como cada otoño, me veo reflexionando sobre quién me toca la moral y no puedo prescindir, sobre quién sí puede salir de mi vida virtual,  si debo seguir aguantando al gañán de turno, si debo frenarme y ser más políticamente correcta o simplemente llevar a cabo una buena campaña de limpieza, tanto por fuera como por dentro.

Al final concluyo que no se puede gustar a todo el mundo, ni todo el mundo me tiene por qué gustar a mí, lo mismo que los pantalones que no me he puesto o ese cenicero del Real Madrid que no sé por qué no tiro a la basura.

Así que, siendo fiel a mis propósitos del pragmatismo por excelencia (y pese a que puede que me equivoque muy mucho), empiezo mi campaña de “Mierdas, las justas”, deshaciéndome de todo aquello que no me aporte nada.

Hoy empezaré con ese cenicero y después que salga el sol por Antequera.


87 comentarios:

  1. Hay que dar a las cosas el derecho a ser necesitadas y eso no sucede más que unos días después de haberlas tirado, tras tenerlas guardadas quince años sin haber hecho uso de ellas.
    No es que sea del Madrid, pero a ver si por fin va a ser éste el año de La Décima y vas a echar en falta el cenicero.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, guardaré el cenicero, pero sólo hasta ver si ganan... Luego ya si eso, a la mierda!!!

      Besos!!1

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo que quieres es dar envidia... lo has conseguido.

      Eliminar
    2. Jajajajajajajaja qué bueno. Envidia será para algunos, yo me muero en ese lugar (de amargamiento) me encanta el frío!!

      Eliminar
    3. Bueno, no sólo hablo de ropa, de vez en cuando hay que limpiar a todos los niveles. No sé si me explico...

      Eliminar
    4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    6. que yo salte?? le contestaba a Macondo...

      Eliminar
    7. Tú crees Carlos? Qué te hace pensar eso? Acaso te sientes culpable????? jajajaja

      Eliminar
    8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    10. Tratarte muy feo? Por qué? Por decirte que no me gusta tu entrada de la sexóloga (esa que has borrado), por decirte que ya he leído dos posts que has colgado en menos de tres meses? Por no alabarte ni dorarte la píldora? Eso es, según tu, tratarte muy feo? O lo que Es lo mismo: por ser sincera?

      Eliminar
    11. ¿Que tal si dejas de hablar de "cuidades de la eterna primaveraaaa"? ¡Yo acabo de tener que volver a encender la calefacción!
      ¡Ya está bien, coño! :P

      Eliminar
    12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    13. Estimado Carlos: (a ver si este comentario sí sale y no lo dejas censurado como el último que te hice en tu anterior post).

      No se me ocurriría en ningún momento insinuarte que has quitado una entrada por mí (lleno de comentarios de otros blogueros, por cierto), porque a una humilde lectora y bloguera no le haya gustado tu escrito. No me creo tan importante ni tan egocéntrica (cosa que veo que de eso hay para dar y tomar por estos lares) como para permitirme esas licencias. Te he preguntado en mi blog, y aún espero respuesta, de si tratarte "feo" (según tú) es porque a) te dije que no me gustaba esa entrada b) te dije directamente que tu último post ya lo había leído -y no hace tanto- y c) es porque no te he estado alabando. Has contestado diciendo que no era por eso, pero tampoco has explicado las razones por las que según tú consideras que te estoy "tratando feo". Ahora bien, te voy a explicar una cosa que quizás algunos de los que pasamos por aquí estén de acuerdo, otros quizás no. Si de algo no peco es de ser hipócrita y suficiente hipocresía tenemos que soportar a diario como para encima tener que fingir aquí.

      Te he tenido enlazado hasta hoy. Eso significa que cuando puedo, quiero o me da la gana, te leo. Me entero perfectamente de tus entradas, de verdad, las veo. No hace falta que me torpedees por el Twitter (gracias a Dios no te tengo en Facebook como para que utilices las mismas tácticas ahí también tal y como haces con otras personas). Igual que me torpedeas a mí, lo haces con el resto, que en Twitter todo se ve. Vas UNO POR UNO metiendo tu entrada en los usuarios pertinentes. Revísatelo, de verdad...

      No sólo eso, yo también me he ausentado por motivos que ya he explicado anteriormente y cuando he tenido un hueco y he escrito que no puedo leer a nadie ni comentar, todo el mundo me da ánimos, eso sí, tú, te permites el lujo (jocosamente, ya, sí) de decirme que pensabas que te tenía olvidado (porque no entro a tu blog a comentar).

      Todo ésto me hace pensar que tienes un problema con el tema de los comentarios y las alabanzas. Que estás pendiente de quién te comenta y quién no, y si no lo hacen, ya te encargas tú de sacar la artillería para que se enteren de que hay entrada nueva. Y encima repetimos entradas cada dos o tres meses! (sinceramente, too much for me).

      Ésto es un hobby. Cuando se convierte en una obligación, ya no mola (lenguaje castizo). Te he alabado cuando bajo mi criterio te lo has merecido; te he hecho críticas constructivas cuando creo que debo hacerlas (y sé que no te las tomas muy allá porque conozco tus respuestas, no sólo las que me has dado a mí, sino las que les has dado también a otros, que en este sitio todo se sabe).

      No quería haber sido tan tajante explicándote mis motivos del hartazgo que me produce seguirte y menos en público, pero creo has sido tú solo el que has abierto una zanja que yo te voy a ayudar a cavar.

      Como tengo la certeza de que vas a censurar este comentario, tomaré la precaución de copiarlo y ponerlo en el mío. Tranqui, te enlazo desde allí, así ganas lectores.
      http://desapolillandorelatos.blogspot.com.es/2014/04/las-cuatro-amigas.html#comment-form

      Te deseo lo mejor, de verdad y quiero constatar que éste es un tema subjetivo y personal. Yo es que soy así, para lo bueno y para lo malo.

      Un saludo.
      pd: Muy atinada entrada de hoy con tantas Anas (todas putas), que por cierto, ya leí hace varios meses.

      Eliminar
  3. Muy bueno!! Mi última limpieza fue de "amigos" del face!! Que a gusto me quedé...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí iré yo en breve, además de en otras redes!!!

      Besos!

      Eliminar
  4. Aquí no cambio el armario, el tiempo es asín de raro. Entiendo perfectamente lo que quieres decir y también entiendo por donde van algunos tiros. Y sinceramente, haces bien, ya bastante tenemos con tener que tratar en persona a gente que no nos cae solo porque no nos queda otra, como para hacerlo también en la red, que es tan libre. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sí que lo has pillado, Mandi!

      Mejórate ese pie. Besos!

      Eliminar
  5. Haces bien en tirar el cenicero ;) Yo sólo lo guardaría si supiera hacer vudú con cigarros encendidos.
    Lo de guardar cosas que no usamos durante años, para tirarlas un día.... Yo, cada 2-3 años tiro un cajón de cables de ordenador, de cargadores... Me parece que tengo un nido en alguna parte del trastero y crían solos.
    Creo que un día tendríamos que reunirnos todos y montar un mercadillo de trueque. Así cambiaríamos nuestros zarrios por otros zarrios distintos jajaja.
    Los "amigos" no los cambiamos, cada uno que se haga los suyos :P
    Besos enredados XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, de eso también tengo para montar un Media Markt, jaja...

      Lo de la gente, ya tenemos cada uno nuestra cruz, no te creas, incluso muchos la compartimos! Besotes!

      Eliminar
    2. A ver si de una puñetera vez se empiezan a poner las pilas con el wireless hasta para los cargadores. (por cierto el tuyo y el mio creo que lo soportan ;) )
      Sí compartimos entre muchos, nos toca menos a cada uno... No se, no se. Igual no es mala idea :P
      Besos sin cable!!

      Eliminar
    3. jajajaja, tú lo que estás es de picos pardos, que a mí no me engañas!

      Eliminar
  6. Mis armarios están deseando que haga una limpieza ¡ya! pero me da una pereza......Yo creo que solamente me pongo un 10% de las cosas (y ya es tirar por lo alto).
    Limpieza de gente, ésa también me haría falta, pero soy muy cobarde para hacerla.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cobarde? Na...es cuestión de practicidad. Gente que te aporta, gente que no te aporta y gente que te enerva... Fijo que así sabes por dónde empezar?

      Besote!

      Eliminar
  7. Jajaja, me meooooooo!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Jajaja, es que...no puedo escribir jajaja. A partir de ahora queda decidido, a tu lado soy un alma cándida y un angelito jaja.
    Yo también hago limpiezas de esas en las Redes de vez en cuando, son necesarias y muy recomendables.
    En cuanto a la otra limpeza, la física de trastos, anda, pásate por mi blog y únete al grupo.
    Besitos guapa...espera...a ver si voy a estar en el saco de mierdas las justas, y yo aquí partiéndome...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después de la conversación de esta mañana tú te crees que estás en el saco del contenedor con billete a Parla? En serio? Endevé qué poco me crees!!!

      Ahora voy para tu blog, a ver si ya se te ha pasado la risa, Thelma...jajaja

      Besos, trasto, tú si que eres un trasto (sí, lo sé, soy mala. Por algo me llamaron zorraputa en el colegio, jajaja)

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    3. Tonta, si es por provocar jodía, y despistar coño

      Eliminar
    4. Despistar? Yo ya he dicho que paso de ser políticamente correcta, así que paso de no despistar ES LO QUE HAY, LO OÍS?????????????????? JAJAJAJAJA

      Eliminar
    5. Ay! Esa risa me ha dado miedo, Cruela Devil

      Eliminar
    6. No lo sabes tú bien... (muahahaha!!! - eso sí que es una risa maquiavélica)

      Eliminar
    7. ¿¿Y yo me voy a ir con vosotras dos?? Creo que no sé dónde me meto :P
      Besos T&L

      Eliminar
    8. Ya has visto los cambios: dichos y hechos. Tú verás!!!

      Eliminar
    9. Ya, por eso.... Como pare a por refrescos en la gas station y te lleve Pepsi en vez de Coke, me mandas a Parla a mí también :P Habrá que arriesgar....
      Besos!!!!

      Eliminar
  8. De vez en cuando desahoga llamar mierda a la mierda, lo digo por si quieres deshacerte de ella y quedarte bien a gusto :) a un cenicero no, que no lo entendería, a alguien virtual sí.

    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, llamar mierda no, simplemente deshacerte de lo que no te satisface, y más por la red, que me dirás tú qué obligación tenemos...

      Besos!!!

      Eliminar
  9. Después de leer tu reveladora entrada, varias dudas compiten entre sí por ser la primera en estirarse en el diván de mi embotado cerebro (hoy me he despertado a las 3 de la mañana y ya no he podido conciliar el sueño, así que ruego comprensión, empatía incluso). A saber: ¿Sufro el síndrome de Diógenes por no querer tirar las cosas inútiles a la basura o simplemente soy un nostálgico? ¿Y por qué se le llama "síndrome de Diógenes" a acumular basura cuando precisamente Diógenes preconizaba todo lo contrario, desprendiéndose incluso de su escudilla cuando vio a un muchacho beber agua con las manos? ¿Por qué, a pesar de lo que acabo de decir, comencé ayer a romper papeles viejos y tirar al cubo de la basura objetos que ya no necesito sin haber leído previamente este post? ¿Existe realmente la telepatía? Es más, ¿por qué anteayer me puse a pensar durante un largo paseo que muchos amigos de toda la vida sólo son "amigos", con toda la carga semántica que las comillas conllevan, y ponderé seriamente la idea de tacharlos de la lista? Para terminar: ¿por qué soy siempre el último en comentar en los blogs? Y, en fin, ¿por qué numeras los besos que le envías a Macondo (ver tu respuesta a su comentario)?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy por partes (como Jack): primero voy a empezar echándote la bronca. ¿Cómo alguien que hace un comentario tal que "varias dudas compiten entre sí por ser la primera en estirarse en el diván de mi embotado cerebro" ha dejado de postear???? Mal, muy mal!!!

      Sobre lo de Diógenes: también lo he pensado yo...Por qué se llama así? Pero para mí que lo que eres es un nostálgico, fijo. Te podría decir que mal de muchos no es consuelo de tontos (no hace mucho me he topado con alguien que ha guardado una receta que le di yo después de 9 años, como ves no eres el único).

      De los "amigos" qué decirte? Tengo una amiga (sin comillas) que siempre dice esta frase: "hay gente que se queda y otra que está de paso". Quizás esos "amigos" simplemente pasan de largo y eres tú el que debes de abrir la trampilla para que corra el río.

      De lo que eres el último en comentar en los blogs, ya ves que no es cierto. Siempre hay alguien que viene detrás (en este caso la gran Dolega) y sobre la numeración de los besos de Chema (ja, qué atento tú) he decir que la tecla de la exclamación es la misma que la del número 1. Será que he dejado de presionar la tecla "shift" o mayúscula...Usted perdone!!!

      Va, a ti te mando Besos 3 (como los rusos, jajaja)


      Eliminar
    2. No se puede escurrir el bulto ante una pregunta tan directa. Comencé el blog hace un par de años porque acababa de escribir mi primera novela y quería publicarla. Ante la gélida indiferencia de las editoriales, la idea de hacer pública mi manera de escribir a través de internet, en un blog, para tal vez llamar así la atención de posibles editores, no parecía tan ingenua como me parece ahora. Escribir relatos cortos comenzó a gustarme más de lo que yo esperaba, aunque mis lectores eran escasos. Nunca llegó ese editor o esa editora que se encandilara con ellos y poco a poco la ilusión empezó a menguar, todo ello aderezado con problemas existenciales, falta de tiempo, perfeccionismo y otros ingredientes que no puedo revelar -como en el caso de la Coca Cola- o haría pública la fórmula secreta de mi infelicidad. Anteayer finalicé la enésima y definitiva revisión de mi novela antes de llevarla a una imprenta. Ahora toca diseñar una portada llamativa, llevar el manuscrito a esa imprenta para convertirlo en un libro y comenzar la aventura de que, tal vez así, alguien de una editorial abra la novela, lea un par de páginas y piense que publicándola podría hacerse rico. Mi novela se titula igual que mi blog: "Asquerosamente sano". Si te explicase ahora el por qué de ese título tendría que copiar y pegar la novela entera aquí, y son 208 páginas en documento word :)

      Eliminar
    3. Y no has pensado en publicar en autoedición? Hay bastantes sitios que tu mandas el manuscrito ya revisado y ellos se encargan de publicarlo y ponerlo en la calle según demanda. También existe el tema de publicar en Amazon. Mejor eso que no andar vendiendo tus propios libros puerta por puerta. De todos modos, ya nos harás la promo (como buen Umbral que llevamos todos dentro de nosotros) para que algunos podamos adquirirlo, que si no nos meneamos entre nosotros, quién si no?

      Eliminar
  10. Te entiendo perfectamente. Yo hace años que decidí que tener alrededor cosas, gentes, sentimientos ó pensamientos que no me aportan nada es una completa estupidez.
    Creo que a eso se refería el poeta con lo de "ligero de equipaje" :P
    Besazo
    PD: Gracias por tus twits favoritos, eres un amor :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, en esta vida hemos de sufrir lo jusitito y éstas cosas como que acaban por rechinarme. Así que...

      Eliminar
  11. Ya veo que tú lo de la limpieza de primavera lo llevas a todos los niveles... Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es algo que aconsejo, de verdad. Deshacerse de todo lo inútil, lo que no te aporta o lo que te toca los "ojones"...

      Besos!

      Eliminar
  12. Empiezo a limpiar mis cajones, alacenas y demás pero hasta fin de mes porque todavía no decido de que deshacerme.

    De blogs hice limpieza hace poco, Facebook lo limpie tanto que desaparecí mi cuenta y twitter sigue esperando el di en que me decida darle click.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú sí que sabes!!! Eso sí es hacer limpieza y lo demás tonterías...jaja

      Besos!

      Eliminar
  13. Renovarse o morir y vivir con lo justo y necesario. Todo lo demás, como bien dices, a...Parla.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo tengo petado, oiga, lo tengo petaaaado (léase con voz de vendedor ambulante). Parla, digo.

      Besos.

      Eliminar
  14. En eso ando yo, deshaciéndome de cachivaches, luego le tocará al armario. En cuanto al mundo virtual, lo hago cada dos por tres, no espero ni los cambios de estación, :)
    No, no se puede caer bien a todo el mundo ni viceversa. Yo ni lo intento.
    Feliz limpieza, Ana!
    Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, eso mismo he hecho yo hoy...chica, es lo que hay.

      Besos!

      Eliminar
  15. Huy, cuando tengo esos días de reflexión, en casa tiemblan. Apilo bolsas de basura hasta parecer que nos vamos de mudanza, y otra vez espacio en los rincones. Lo de las redes sociales... totalmente de acuerdo Toc, pero estoy de un vago... en cuanto se me pase esta astenia primaveral, hasta yo voy a temblar.
    Un abrazo gordo y apretao (como dicen en mi pueblo)
    P.D.- Una vez leí un libro: Cuestión de elegancia. No se te ocurra hacer lo de la prota, jejeje. Primero llena y luego vacía.
    ;-P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me dirás qué hace la prota... Me has dejado con la intriga.

      Besazos!

      Eliminar
    2. Jajajaja, decidió vaciar el armario antes de comprar y tuvo que ir de compras con la ropa del marido. Imagínate las pintas, glamour cero!!! Una lectura un poco absurda, para pasar el rato.
      Besacos.

      Eliminar
  16. Yo estoy en campaña permanente de mierdas las justas.
    En mi vida no virtual queda muy poca gente.
    Y en la virtual me he cargado a más de la mitad en menos de tres meses.
    Estoy disfrutando además...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuidado a ver si limpias por un lado y se te acumulan por otro...jeje.

      Besos

      Eliminar
  17. Estoy totalmente de acuerdo contigo, Ana... ¡Ay, si yo te contara! Creo que todos deberíamos hacer limpieza de vez en cuando, yo comencé con twitter y facebook.
    Siempre me gustó esa forma directa que tienes de decir las cosas, leí tus comentarios en otros espacios, necesitamos más gente así, se acabaría con tanta hipocresía y todos nos sentiríamos más libres.
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Humberto, pues hoy creo que más directa ya no puedo llegar a ser (y más después de lo último)... Por ahí arriba anda mi última respuesta "directa"

      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Creo que tienes toda la razón del mundo. De hecho, antes de leer esta entrada, yo mismo he realizado un poco de limpieza. Quizá (solo quizá) hayas sido demasiado agresiva con algún bloguero.
    Probablemente se lo merezca. Y digo «probablemente» porque a él no tengo el gusto de conocer. En cambio a ti, sí, virtualmente y también en persona (que ganas mucho, todo sea dicho).
    En fin, siendo el esposo de quien soy, confío en no estar en la parrilla de salida: al fin y al cabo, apenas molesto y sí digo «mu» aunque sea muy de vez en cuando (“passive blogger”, ¿no?)
    Buenas noches.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja, tú nunca molestas, J, al revés, tus palabras son siempre bien acogidas y como siempre templan el asunto (cosa que es de agradecer).

      Bueno, no creo que haya sido demasiado agresiva, simplemente defiendo mi territorio (cuando me siento invadida abro la trampilla para que salga todo para fuera). Qué quieres que te diga de una persona que ante el comentario que le he hecho ha decidido cerrar el blog? Ah, calla, que lo mismo no ha sido por eso, cierto...

      En fin...Sálvese quién pueda!

      Eliminar
    2. Ya no está cerrado, ahora ya está abierto, pero hemos quitado esa entrada de las Anas (todas putas)... Fin del capítulo?

      Eliminar
  19. Buuuufff que de mieeeerda tengo yo acumulada! Lo que hago yo es no agregar más contactos en esas redes salvo que me interese claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, pero de vez en cuando se te cuela alguno...

      Besos!

      Eliminar
  20. Yo estoy muy apenado por ese cenicero del Madrid.. pobrecito... con lo bonito que es...

    Besotes guapa!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento sobrevive...jajaja

      Besazos!

      Eliminar
  21. ¡¡¡¡oyoyoyoyoyoy!!!!!....¿pero qué está pasando?....anda que algunos lleváis unos días de una actividad frenética.... siento llegar tan tarde, pero vamos, que lo he cogido todo al vuelo....

    A ver, Ana, mira o mejor dicho, lee, yo hago una limpieza al año de ropa para dar o tirar, porque de siempre he dicho que si algo se lleva colgado o guardado más de un año, es que no ha hecho mucha falta y si no ha hecho mucha falta y he podido pasar sin la cosa, pues, nada, la cosa..¡fuera! y dejo sitio para otras cosillas que seguirán el mismo camino años tras año y me va bien.

    En cuanto a lo de limpiar bien el blog, chica, te alabo el gusto, yo hasta ahora no he tenido necesidad de decirle a nadie las verdades del barquero tajantemente, a pesar de que mi jefa dice que soy de las que cantan las cuarenta a las primeras de cambio, sí hago, desde luego, no visitar blogs que no me interesan por muy seguidores míos que sean, a estas alturas, con los años que tengo, (por cierto hoy cumplo muchos) y con todo lo que lleva ya una a cuestas, na hay nada que me obligue a hacer o decir cosas que no quiero o a callarme lo que tengo que decir a gritos.... estás en tu casa, guapísima, y en la casa de una, "se tiene la mierda que una quiera, y la que no, se barre fuera".

    Besos apretaos.

    Siento llegar tarde a todos los blogs, cosas de la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por poco no me entero, muchísimas felicidades encanto!!!

      Eliminar
    2. Ante todo Felicidades Teresita!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! Joooo, qué calladito te lo tenías, eh? Vamos, ya estás montando una fiesta en tu blog, que si no esto no es igual.

      Espero que pases un día genial, que seguro que por ahí abajo hace mejor tiempo que por los Madriles (aunque ahora se ha despejado).

      Por lo demás, qué quieres que te diga. No se le puede gustar a todo el mundo y lo importante es protegerse. El resto ya lo he dicho todo.

      Un beso y que lo pases genial!!!!

      Eliminar
    3. Graciaaaaas...graciaaaas....gracias Ana...gracias Mandi.... dentro de un rato me voy por ahí, a ver qué me encuentro por el camino, jajaja Os debo una copichuela.

      Eliminar
    4. Pero bueno!!!!!!!!!!! No tienes perdón, lo sueltas así, enmascarado en la conversación, como quien no quiere la cosa. Muchas felicidades guapísima, siendo tu jefa y ni me avisas, ni traes cruasancillos ni nada...

      Eliminar
  22. Jajaja....para el próximo hago unos pestiñitos que me salen De muerte y os envío a cada una , una docenita....prometido...jajaja.

    Besos apretaos y muchas y gracias por el detalle.

    ResponderEliminar
  23. Lalalalarita, barro mi casita... tocó limpieza general? Pues sin contemplaciones! Tendré que tomar ejemplo que aún guardo prendas que no me entran por la cabeza...

    Vaya tertulia tenéis por aquí. Salud a todos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tertulia? Esto no es ná! Tenías que ver la jaula de grillos que tenemos en otros blogs, verdad Inma? jaja

      Eliminar
    2. Uffffff, yo no sé como Dess no nos ha echado a la puta calle jaja

      Eliminar
    3. Bueno, en este caso no iba por lo de la abeja sino por el tuyo y tus marujadas varias, jajaja

      Eliminar
    4. Ahhhhhh!!!!!!!!!!!! Jaja, hoy estoy que no doy una, acabo de montarle un haiku a Jatz que lo flipas, y encima lo he hecho mal jaja
      ¿Y la resaca?

      Eliminar
  24. A veces es mejor el borrón y cuenta nueva, sobre todo cuando tenemos tantas cosas que ni siquiera sabemos las que son. La limpieza nos hace ver lo que tenemos y lo que realmente necesitamos, al igual que en la red nos hacer ver quienes están ahí y quienes simplemente ocupan espacio. Un abrazo Ana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, ni poder responder a estos comentarios he podido desde entonces!

      Gracias por este tan suculento comentario Rendan. Efectivamente, hay que hacer limpieza y quedarnos con lo que nos aporta algo. Besotes.

      Eliminar
  25. pues yo tambien aprovecho los cambios de temporada para arrimar cosas hacia la zona de basuras.. vamos, es que ya que cambio los armarios.. pues aprovecho.. y si que tiro el pantalon... vamos! y más ahora que no tengo tanto espacio donde guardarlos.. lo que no me compraba mucha ropa, porque no me gusta nada ir de compras.. y ahora menos. solo lo necesario o lo que me gusta muchisimo, porque al final siempre acabo con lo mismo..
    espero que fuera bien la limpieza!! oye, pero y el libro??? que tal va???? que no me entero!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es que hay que tirar lo viejo, ya sabes: renovarse o morir!

      Besazo!

      Eliminar
  26. A ver, guapa, que das mucho el cante, se nota a la legua que tienes las manos ocupadas en otra cosa, jajajaja, pero no te dejes ir, que tienes que deleitarnos, jaja

    Besos apretaos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja, si y tanto que estaba liada, no he podido ni responder estos últimos comentarios...

      Eliminar
  27. Siempre que te leo me dejas con una idea paseando por mis neuronas. Coincido contigo en muchas cosas y desde luego en esa limpieza de entorno y armarios.

    Besos.

    P.D. No me dejes fuera. Como decía Maite Navarro el otro en día en facebook ya sabes que tengo motivo que es mejor que excusa jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. a ti cómo te voy a dejar fuera? tastonta o qué??? jajaja.

      Besazo gondolar!

      Eliminar
  28. Uhhhh, yo hace mucho que sigo esa premisa de mierdas y tonterías las justas, y me doy cuenta de que cada vez estoy más sola y con menos cosas, pero seguro que en el camino hacia la felicidad ir ligero cuenta, y el ritmo lo marco yo.
    Con decirte que no he hecho aún el cambio de ropa de temporada...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. más sola pero más auténtica, verdad? Yo tampoco la he hecho (sabía que cambiaría el tiempo). Quité un poco lo de más abrigo pero sabía que era imposible que llegara el calor tan pronto.

      Besos!

      Eliminar