Analogía:
Razonamiento basado en la existencia de atributos semejantes en seres o cosas diferentes.
Y éstas son las mías...

jueves, 18 de septiembre de 2014

Mi primera vez





Ahí estaba yo, notando cómo golpeaba la sangre en mis sienes machacándome a pinchazos. «Respira hondo, valor y al toro», me dijo mi “Yo” racional. «Acuérdate de cuando te examinabas en el Conservatorio», pensé reflexiva. «Esto no puede ser peor».

Efectivamente, nada es comparable a aquellos días. Eso no era pasar nervios, no. Aquello era inhumano, una histeria colectiva. Recuerdo ver el edificio de Ópera, situado en la plaza con el mismo nombre, bajando por la calle Arenal, desde la Puerta del Sol, y el estómago parecía estar haciendo la digestión de un buen menú de cuchillos de Albacete o en su defecto, navajas toledanas.

Las manos te sudaban y temblabas cada vez que nombraban al siguiente alumno, dejando patente sus conocimientos de piano. Para añadir más leña al fuego, era uno inmenso, de cola, de esos que solo con rozarle la brisa que producen las alas del vuelo de una mosca, sonaba alguna de sus teclas. Era como tocar terciopelo, sí. Tú ahí acostumbrada a tu piano de pared tipo tractor, ese mismo que consiguió que fueras la pesadilla de tu vecina de abajo, para que luego tuvieses que examinarte tocando un delicado y resbaladizo piano de cola que no habías acariciado en la vida.

Era injusto. Un guitarrista, un flautista, un violinista y algún que otro músico que tocaba un instrumento transportable, lo tenía más fácil: era SU guitarra, SU flauta y SU violín. Sabían cómo apretar y hasta dónde. Pero tocar un instrumento que ni siquiera has rozado unos minutos antes, juega en tu contra.

Así que te llamaban, salías de entre el público (padres, madres y alumnos) y te preguntaba el solemne catedrático, normalmente acompañado de tres profesoras, que con qué les ibas a deleitar. La voz te temblaba (por no hablar de las piernas) y las manos chorreaban sudor. Sería el fin, lo que provocaría que tus dedos patinaran entre las sensibles teclas.

Pero cogías aire, mirabas la partitura y tocabas la primera tecla. Después solía salir todo hilado, como quien tira de una lana de un jersey que va deshaciéndose, pero ahora era justo al revés: ibas construyendo la melodía y los acordes, y procurabas concentrarte solo en la música. Ni siquiera mirabas la partitura, pues te sabías de memoria hasta el número de rabillos que tenían las semifusas. «Concéntrate. Sólo déjate llevar, que fluya», es lo que pensabas. «Y no pienses dónde estás, olvídate del sitio», porque como volvieses a la realidad, como salieses de la inmersión en la que estabas, tu mente rompía las notas y tus manos se paraban automáticamente.

Eso es lo que pensé el lunes, viendo al público expectante, pendientes en todo momento de los sonidos que salían de mi garganta. «¿Y si me quedo en blanco?». Era yo quien llevaba el ritmo, quien conocía el lugar, a los asistentes… «Concéntrate en los apuntes, esto te lo sabes de memoria», me dije. «Y déjate llevar, como hiciste en el pasado, pulsando la primera nota».

Y así fue. Les agradecí la asistencia, quise hacer alguna broma para romper el hielo que solo yo notaba, pero me pareció que era forzar la presentación de una manera artificial. La gente estaba relajada, sonriente. «Estamos aquí por ti, perdiendo nuestro tiempo libre. Haznos esto ameno, venga» parecían decir. Así que, como aquellas veces en las que me examinaba de piano, metafóricamente toqué la primera tecla, hablé del cómo escribí el libro, del por qué y del cuándo, y me fui soltando poco a poco.Y aquella broma que quise hacer me salió de manera espontánea, natural. 

Hubo sonrisas y carcajadas. Hubo también un silencio respetuoso. Y todo fluyó de repente como una madeja que se deshila, y va tejiendo un buen abrigo. Ese mismo abrigo que me cobijaba al calor de tanta gente.

37 comentarios:

  1. Ufff abrigos de lana, sudores... Que aún es verano, Ana!! :P Que aún dormimos con las ventanas abiertas y el culo al aire!! (uy que éste es el blog serio, no el sub...) :)
    El tema de presentarte en público lo tienes ya más que dominado, es como si llevaras toda la vida hablando (que también) XDDD
    Sigo esperando que salgas de gira por los pueblos :P
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo duermo con manta hace ya varios días...y la ventana cerrada, así que no sé yo en qué época del año estás tú, pero al menos, en mi zona, empieza a hacerse notar el invierno.

      Lo de que llevo toda la vida hablando lo dices por ti??? Jajaja, no tendrás quejas de mis silencios, últimamente, eh?

      Cuando salga de gira te aviso.

      Besotes.

      Eliminar
  2. Cuando uno sabe lo que se lleva entre manos lo mejor es no pensar demasiado y ponerse en faena de forma natural. Resulta como ver al revés la película del jersey que has deshecho tirando de una hebra.
    Felicidades.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chema. Era la primera presentación, y además "en casa", así que por un lado iba más relajada, pues casi todo el mundo me conocía, pero por otro tenía que dejar el listón más alto que con gente que no conocía de nada. En el curro siempre impoluta, ya sabes.

      Besos!

      Eliminar
  3. Seguro que has avisado y todo de dónde y cuándo era la presentación, pero como os voy leyendo de pascuas a ramos...
    Me alegro mucho de que te saliera bien, y seguro que vienen ahora aún más y vas eso, de gira por los pueblos y cada vez te cuesta menos. Creo que a pesar de eso, es importante no perder nunca ese "respeto hacia el respetable", esa especie de miedo escénico, porque eso significa que te importa y que quieres hacerlo lo mejor posible. Sólo hay que procurar domarlo.
    Mucha suerte Ana y muchas ventas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, por el blog no. Esto era en el curro, en el cole donde trabajo, así que imagínate mis nervios...

      Si hago más presentaciones ya avisaré, pero no suelo ponerlo aquí sino por Twitter, esto es más personal.

      Un besote.

      Eliminar
  4. Me hubiera gustado estar ahí, me alegro de que todo haya ido bien. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy tratando de subir un vídeo (se oye muy mal, pero bueno) a Youtube, pero es que tengo que editar el vído, pues sale apaisado.

      Si lo consigo lo cuelgo en Twitter, ya sabes.

      Besos!

      Eliminar
  5. Pues ya avisarás si lo cuelgas, que lo quiero ver... Seguro que estuvo interesantísimo. Por cierto, conseguir tu libro me está resultando un infierno. Y no me quiero dar por vencida pero no lo encuentro!!! Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me lo puedo creer. Viviendo en Madrid tardan 2 días. Te mando un privado y te digo.

      Besos!

      Eliminar
  6. Estoy segura que fue genial, sabes bien de lo que hablas. Lástima estés tan lejitos y no poder acompañarte, algún día harás una gira promocional y cuando te acerques allí estaré en primera fila.
    Los nervios también te entiendo y muy bien.
    Besines preciosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fue muy bien, es cierto. Pero no deja de ser algo que no sueles hacer habitualmente, lo cuál te genera mucha inseguridad. Además, al ser gente del trabajo tienes que dejar el listón muy alto.

      Si me forro con esto (que lo dudo) me pego un viajecito pa' Asturies y voy a verte!!!

      Besotes!

      Eliminar
    2. Perdona bonita, si te forras nos invitas a un viaje a todos, no te digo, a Asturias subes a hacer promoción jajajajajaajaj
      Besines

      Eliminar
    3. jajaja...al final se me va el vino en catas...

      Eliminar
  7. Y otro Pa,Sevilla, ¡no te fastidia!.

    Tienes una forma de ser y un talento natural, ya sea hablando o escribiendo, que llegada a la gente y puedes transmitir lo que quieras, lógico que al principio te sientas un poco cohibida pero pasados los primeros minutos, estoy segura de que aparece la Ana, cercana y alegre que todos conocen.
    Yo también pienso estar en primera fila.

    Apretaos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, bueno, algo he heredado de mi padre, como podéis observar.

      Pues nada, haremos un coloquio sobre esto y aquello, y las de la primera fila participando ahí a saco!!!

      Besazo, Yeste

      Eliminar
  8. ay el pánico escénico... pero luego,las cosas se aflojan y empezamos a sentirnos más cómodas! me alegro que haya ido todo bien!

    ResponderEliminar
  9. Respuestas
    1. No me digas???? En serio??? Jo! Qué bien!!!
      Oye, tú no vivirás a las afueras de los madriles??? Es que tengo el pálpito de que tenemos algo en común. Si eso, mándame un privi en el casillero de por ahí a la derecha...

      Eliminar
  10. Tu espontaneidad, tu manera de desenvolverte, esa forma natural que tienes de transportarnos. Cómo no lo ibas a conseguir??? Por supuesto que sí, Toc!! Te felicito una vez más.
    Abrazos, abrazos y más abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias tocaya, tú siempre inflándome el ego, que mira que lo tengo subidito últimamente...

      Besazo!

      Eliminar
  11. ¿Pero alguien dudaba de que la presentación iba a salir redonda? Me ha gustado mucho la evocación juvenil. Si todo aquello que no nos mata nos hace más fuertes, no hay duda de que aquellos exámenes en el conservatorio te endurecieron.
    Felicidades por esa presentación. No es lo mismo que los demás te digan que lo harás muy bien, que haberlo hecho muy bien y mirarlo ahora retrospectivamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo. Yo dudaba, y mucho. Si me hubiera quedado bloqueada (que hubo un momento en que me estaba perdiendo, pero me recuperé) hubiese sido horroroso.

      Gracias por las flores, George.

      Eliminar
  12. Respuestas
    1. Jaja, viniendo de ti será un halago, digo yo.

      Eliminar
  13. Pues eso que te llevas. A ver si no me pierdo la siguiente.

    Y enhorabuena (de nuevo).

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te aviso y vas ahí a putearme con preguntas que solo tú sabes contestar, jajaja.

      Besos!

      Eliminar
  14. Ana. Muchísimas felicidades. Me pongo en tu pellejo y entiendo lo del miedo escénico perfectamente, aunque en mi caso no ha sido para presentar un libro, sí hay veces que te ves delante de un grupo de gente que te mira atentamente y te analiza. Y eso impone jejejeje Me alegro de que te relajases y disfrutases el momento.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luisa. Al final las cosas fluyen solas, ya ves!

      Un besote.

      Eliminar
  15. jajajjajajjajajajajajajjajajajajajjajajjajajajajjajajajjajajajja..... eso pre-miedo te paso por no tener la confianza suficiente?????? (((jajjajajaj.. tenía que soltarla maja))...

    me alegro tanto de que saliera bien!! te mereces lo mejor... es muy importante el comienzo, te doy tooooda la razón.. me alegro de que saliera la primera nota... y ahora ya todo el mundo a bailar!
    enhorabuena anica!!!!!!!!

    besazooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sugusín!!!

      Nos vemos, ya sabes dónde! Besote de piña.

      Eliminar
  16. Tiene que ser un subidón eso, creo que yo estaría peor que tú ya que a veces lo pienso, me imagino presentando mi criatura y me da un acojone de esos que se marcan como épicos... ya te contaré en privado qué me sucede XD

    Besotes guapísima!
    Campeona!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate el subidón que me dio que cuando me vino el bajón me pillé un resfriado del que aún estoy sorbiendo mocos...jajaja. Te suena?

      Besazo!

      Eliminar
  17. Hacer algo que te importa siempre impone ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso está claro, si no, no hay pasión.

      Besos!

      Eliminar
  18. Jo, que bonito. Haces una visión hermosa de ambas etapas.

    ResponderEliminar