Analogía:
Razonamiento basado en la existencia de atributos semejantes en seres o cosas diferentes.
Y éstas son las mías...

jueves, 15 de enero de 2015

Efectivamente, la culpa es nuestra.




Cuando una va madurando piensa que cada vez hay menos cosas que le puedan ya sorprender. En mi caso, voy abriendo los ojos un poco más por cada nueva sorpresa que me llevo. Los abro hasta que se me arruga la frente, y claro, se va quedando la huella: a más sorpresas, más años y más arrugas. Además, no soy mujer “frenti-corta”, así que ha habido mucho recorrido para llegar hasta el límite.

Justo hoy es uno de esos días en los que piensas que te queda poco para que se te salgan los globos oculares y las cejas lleguen a tocar el nacimiento del pelo, casi casi, donde empieza la frente. Y es que había oído algo, pero pensaba que era un bulo, rumores de esos que pululan por la Red, de esos que no terminas de creértelos porque piensas que es imposible que el género humano tenga la capacidad de perder el Norte de esta manera.

No suelo escribir sobre programas de televisión, películas o noticias del mundo del hígado, sin embargo, hoy voy a hacer una excepción. No tenemos suficiente con programas como Adán y Eva , ¿Quién quiere casarse con mi hijo?  y  “realities” de todo tipo (de canto, de baile, de saltos de piscina, en una granja, del excéntrico –y sincero– matrimonio entre Alaska y Mario), que además nos incluyen toda una parrilla de programas de Telecirco, empezando por el carácter que le dan a sus informativos (señal inequívoca del público al que pretenden acaparar que, para desgracia española, es bastante numeroso), siguiendo con Sálvame (naranja y limón, dos gustos para elegir, como el Bic naranja y el Bic cristal), Mujeres, Hombres, “bíceps y berzas”, Hay una cosa que te quiero decir, el programa de Ana Rosa, Supervivientes, y la emisión anual de Gran Hermano, que no contentos con ello, no vaya a ser que la bilis se nos estabilice, nos regalan (¡Oh, Señor! ¿Pero qué he hecho yo para merecer esto?) todo un lujazo para poder deleitarnos: Gran Hermano VIP. Y cuando digo VIP me refiero a ¡¡¡¡Very Important People!!!!  ¡Ojo al dato! ¡Pero VERY IMPORTANT que te cagas, ¿eh?!
«¿De qué te sorprendes?», os estaréis preguntando. Pues fácil: me sorprendo, me alucina, me asombro del descaro, de la capacidad que tiene el ser humano de perder la poca dignidad que le queda; de lo evidente, lo poco camuflado y la asunción pública de que eres un jeta y que algunos a esto lo puedan denominar “ganarse la vida”. Ya lo he dicho en otras circunstancias: hay mil formas de prostituirse, y esta es una más.

Ya, ya lo sé: la «culpa es solo nuestra», diréis algunos, aunque yo me quisiera excluir porque es ver a Jorge Javier Vázquez paseándose por el plató (solo le falta la bata de cola) y empiezo a notar cómo me brotan espumarajos por la boca y me sale urticaria.

Por lo visto, han decidido meter en “la casa de Guadalix” (la mejor, la exclusiva, la única...) ni más ni menos que a” Doña Princesa del Pueblo”, o como decían en Sé lo que hicisteis: la mujer que se hizo famosa por echar un polvo con un torero”, Los Chunguitos (alardeando de raza calé, porque ¿de qué otra cosa pueden alardear? ¿De los 40 años llevan cantando?) Olvido Hornillos (esa que se hizo un dedo delante de toda España y luego se moría de vergüenza por haberse convertido en un vídeo viral. Ella noooquería oiga, ella no queríaaaa), y un sinfín de “gualtrapas” que deben de pensar que el resto de la humanidad somos gilipollas por levantarnos cuando aún es de noche para ganar una cantidad irrisoria en comparación a lo que van a cobrar ellos por estar tocándose los huevos delante de una cámara. 

Claro que sí, la culpa es solo nuestra. Y tarde o temprano nos bombardearán –aunque no queramos– sobre lo que pasa o deja de pasar dentro del habitáculo de marras. De hecho, yo hoy me he enterado del «gran evento VIP» por un artículo de un periódico. Después me pondrán al día –insisto, aunque yo no quiera– cuando pasee por los canales o viendo algún programa de esos de zapping. Te lo meten con calzador, te guste o no, enciendas la tele o no, despotriques contra ellos o no, va sin vaselina: redes sociales hablando del tema, periódicos escribiendo sobre el bajo nivel intelectual de esta gente, y suma y sigue. Ya no vale con «pues si no te gusta apaga la tele» porque por H o por B acabas enterándote.

Y es que aún sigo asombrada, sobre todo  cuando he tenido que investigar antes de escribir esta visceral entrada, sobre quién era una tal Ylenia, qué es lo que ha hecho la hija del capataz de la finca la Cantora (la de la rea Pantoja) y cómo el doble de Mario Vaquerizo -un tal Sandro Rey- ha tenido que abandonar momentáneamente la “ciencia” del Tarot para convivir con el resto de sus hermanos de caspa en “la casa de Guadalix”. Entonces ha sido cuando he notado que las cejas me han llegado hasta la nuca.

Así que llego a la conclusión de que, efectivamente, la culpa es nuestra por seguir permitiendo que los bufones nos distraigan mientras, por detrás, se va maquinando vete-tú-a-saber-qué; por agilipollarnos delante del esperpento en vivo y en directo y, lo peor de todo, ser conscientes de que muchos padres permiten que los chavales contemplen esta mierda, inculcándoles que su futuro se basa en hacer una carrera para no tener curro y un máster que no servirá para nada, pero siempre les quedará la opción de convertirse en un piojo que parasita con otros más para enseñar la poca dignidad que le queda como ser humano.

Efectivamente, la culpa es nuestra, y la mía todavía más gorda, por escribir una entrada como esta que encima les dé aún más bombo. Como dice aquella frase: que hablen de mí, aunque sea mal, pero por favor, que hablen. 

No os preocupéis, perderé visitas, pero no les he puesto ni un solo enlace.

40 comentarios:

  1. Es la primera vez que me ha entrado sueño leyéndote... XDD
    V.I.K. !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Será que no duermes bien. Te aconsejo que te acuestes antes y duermas una media de 6-7 horas...

      Eliminar
  2. Uf, qué razón tienes. Yo a veces realmente llego a pensar que la rara soy yo y algo no me funciona correctamente en la cabeza. Gracias por desmentirlo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, de rara nada. Es lamentable, asqueroso y repugnante. Ea.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. Me doy por informado de la fauna social que nos rodea y doy gracias de no haberla visto antes. Inmejorable forma de descargar la mala leche, Serrana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que mi mala leche hace yogur...
      Besotes

      Eliminar
  4. Ay, Toc, no veo la tele.
    Sé de lo que hablas porque en el trabajo también se comenta, pero por lo visto es la oferta y la demanda. De verdad, son estos tipos de programas los que quiere la sociedad española hoy en día???? Sigo sin creérmelo!!!

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues desgraciadamente es así. Menudo nivel de teles pecadores, hija, y yo tampoco veo esta basura, pero me sigo enterando. Lamentable.
      Besazo, toc.

      Eliminar
  5. Problema global donde los haya... no creo que haya un país que no cultive la telebasura,es lo que vende,lo que la gente quiere ver..y de paso,se coloca una gran,enorme y colorida cortina de humo,para que nadie vea la realidad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, esto es la droga para agilipollar a la gente, y mientras estemos distraídos ellos hacen y deshacen. En fin, qué triste...

      Eliminar
  6. No es sólo privilegio español, cada televisión en el mundo tiene sus programas dedicados al morbo, a la basura y a la falta de valores. Ellos nos tienen entretenidos, ocultando lo importante, y nosotros nos escondemos bajo el ala, prefiriendo buscar de que o quién reírnos sin darnos cuenta que los verdaderos pardillos somos nosotros.

    Besos apretaos, Anita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, la mayoría de los programas son copias de otros que emiten en otros países. Copiamos hasta la imbecilidad... Besos gordos

      Eliminar
  7. Madre mía, qué personajillos. Jajajajaja. Es muy vergonzoso cómo está el panorama televisivo últimamente. Cada vez nos acercamos más a la máxima romana "pan y circo", aunque en nuestro caso hay más circo que pan. Les interesa tenernos entretenidos en banalidades para que no pensemos en lo importante pero, aun siendo así, hay banalidades menos estúpidas. Si bien reconozco que alguna estupidez de éstas he visto. Por reírme, básicamente. Lo que más me preocupa, justamente, es el ejemplo que se está dando a la juventud. ¿Para qué me voy a formar para el futuro si cuanto más ordinaria, inculta y follonera sea mejor me va a ir en la vida? Ése es el mensaje que se está transmitiendo y es una pena. Besotes!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí no me sacan ni media sonrisa. Me da entre pena y rabia, sinceramente. En fin, seré rarita...

      Besotes!

      Eliminar
  8. A veces uno no puede evitar sacar lo que lleva dentro, ya sea señalando una injusticia o haciendo una acerba crítica contra algo o alguien que lo merece. La televisión basura existe porque hay un público para ella, esto constituye un axioma. La cuestión es si ese público se estupidiza aún más viendo esos programas o si los programas se vuelven cada vez más estúpidos para estar a la altura de un público que parece evolucionar por sí mismo hacia cotas de gilipollez verdaderamente siderales. A mí me parece una especie de sinergia entre audiencia y televisión, un fascinante fenómeno en el que se va subiendo el listón de la tontería cada vez más. Y parece no haber techo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente. ¿Hasta dónde llegará la imbecilidad humana?

      No sé si quiero saberlo. Como siempre, tu comentario muy acertado.

      Besos.

      Eliminar
  9. Lo he leído todo sin aburrirme, pero aunque estoy de acuerdo contigo, creo que te has dejado algo muy importante...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menos mal que me lo has aclarado en privado...jajaja.

      Besos, coño ya!

      Eliminar
    2. Un bonito y sonoro COÑOYA siempre queda so glamourous XD

      Eliminar
    3. Antes muerta que sin glamour, claro...jaja

      Eliminar
  10. Yo creo que el cabreo general viene por lo de VIP. Si le llamara GH Caspichoni, lo mismo mosqueaba menos, mira tú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, el cabreo general no es por lo de VIP sino por el hecho de que se le preste atención (audiencia) a esta gente. Qué quieres que te diga...Ya, pa' gustos los colores, pero ...

      Eliminar
  11. Antes era pan y circo.
    Ahora es TV.
    Sin pan.

    El efecto, el mismo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, circo, sí, pero del romano. Unos buenos leones metería yo en esa casa...jajajaja

      Eliminar
  12. Me has puesto al día de la tele basura, ciertamente, allá tú y tu conciencia si es que la tienes hija mía, :)
    En mi casa vemos al Arguiñano o a los Simpson y tan felices.
    Pasa de toda esa tropa coño!!
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué va! Si para escribir esta entrada he tenido que bucear para ver quiénes eran ciertos personajes... No te he puesto al día ni-de-co-ña! No te imaginas la cantidad de peña que hay en ese mundillo que no tengo ni idea de quienes son, pero que parece que tienen su público y todo. No te pierdas el enlace que ha puesto "Una de cal" abajo. Estupendo no, lo siguiente.

      Besotes.

      Eliminar
  13. Yo creo que la frase original era "lo importante es que hablen de uno, aunque sea BIEN". Recoge mucho mejor el sentir del personal.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Insisto: diferentes formas de prostituirse...

      Eliminar
  14. Es así de triste. Qué le vamos a hacer. Además de tener el país que nos merecemos, también tenemos la televisión que nos merecemos... por mucho que nos pese a unos pocos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No solo pasa en España, ojo, que todos estos programas son copias de formatos televisivos de otros países. Es el mundo en general el que no anda bien de materia gris...

      Besos!

      Eliminar
  15. Que bien estoy sin tele compañera, no digo mas, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que no, si yo apenas la veo! Si el tema es que ves banners y artículos sobre el tema en prensa medio seria! (he dicho "medio").

      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Bueno Ana querida, ante todo gracias por la información de quien a entrado (creí que esta vez me libraba jejejeje) lo de las cejas en la nuca ya me ha matado del todo !!!!
    Y yo que pensaba que iba a leer sobre lo que encuentras en la basura... ehmmm bueno si, algo de eso hay.
    En toda tu disertación irónico/satírica hay una gran verdad (independientemente "joder que palabra" de si gustan o no esos programas) y es que resulta incomprensible y hasta triste que aun haya quien vea los canales de mediaet. Te voy a hacer un regalo... Ahora vuelvo :D

    ResponderEliminar
  17. http://www.youtube.com/watch?v=LnWnjMZasNM
    Por si te faltaba info :D De nada!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno Nieves. Pedazo regalo que me has hecho! Esta mañana he desayunado con ello y me moría de risa. Acertadísimo!

      Un beso "casposo" jajaja

      Eliminar
  18. México es un gran productor de telebasura, así que no se vaya a pensar que digo que por aquí no hay de eso. Pero sí me llama la atención que haya sigan con más de lo que aquí fue Big Brother.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya ves que no solemos dejar las malas costumbres...

      Un abrazo.

      Eliminar
  19. ¡Hola! Te invito a leer mi novela auto-publicada, La maldad nunca duerme. Día a día, capítulo a capítulo, sígueme por http://lamaldadnuncaduerme.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  20. Y nadie te ha dicho qué hace ese sofá en el contenedor?? si se lo enseñas y le das la dirección sé yo de alguien que en un pis pas lo recoje lo pinta de blanco y oye, como nuevo jajajajajaja
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pues mira...tenía que haber apuntado la dirección. Seguro que lo iba a pintar con pintura especial para tejidos que queden ultrablancos...jajaja

      Eliminar