Analogía:
Razonamiento basado en la existencia de atributos semejantes en seres o cosas diferentes.
Y éstas son las mías...

lunes, 21 de mayo de 2018

Del Reglamento General de Protección de Datos (y su p... madre).



Histéricos, estamos todos histéricos.
¡Miles de euros! ¡Que nos pueden multar con miles de euros si no seguimos a rajatabla el RGPD! Amos, amos... ¿Y todo por echar un rato escribiendo y otro leyendo? Vamos que no, que no compensa. Al menos a mí.

Para el que no sepa de qué va la vaina: resulta que han cambiado las normas y ahora, cada una de las subscripciones que recibimos de cualquier página de internet ha de ser confirmada, consentida, firmada y sellada con lacre. Vamos, tal que un matrimonio de reyes en pleno medievo.

Yo no vivo de mis blogs. Hice una intentona para ver si metiendo algún anuncio la cosa resultaba lo suficientemente rentable como para que me diese pa' un café, pero ni eso. El caso es que anda todo dueño de blog , WEB o sitio en el que postee que tenga al menos dos seguidores, desesperados revisando cláusulas, compartiendo información de —en la mayoría de los casos— cosas que no sabemos ni para qué carajo sirven ni cómo ejectuarlas.

En mi caso, mi espíritu práctico me aconseja que no me adelante a los acontecimientos, ya que mi blog pertenece a Blogger, cuyo dueño y señor es el dios Google y, como dios que es, magnánimo y todopoderoso, os hago saber que voy a desactivar el servicio de Feedburner (que es el que gestiona las subscripciones) hasta que San Google se pronuncie y diga qué hay hacer. Que una tiene poco tiempo como para invertirlo en algo que debería ejecutar e informar el proveedor, y que trabajar pa' ná' es tontería.

Así que, a partir del 25 de mayo, veré si gestiono el envío de las entradas con otro gestor de newsletters (válganos el anglicismo) o si ya nos dice el "jefe" lo que hay que hacer para que sigáis recibiendo mis Analogías, como siempre.

Solo espero que si véis que tardo en escribir más de lo habitual (que ya es decir), os paséis por aquí for if the flies, no vaya a ser que haya que volver a subscribirse  matando a un unicornio verde o bebiendo sangre de una virgen (esto último, jarto difícil).

Mientras tanto, aquí queda esto.



6 comentarios:

  1. Yo ya te digo que no sé si cortarme las venas o dejármelas largas y eso que me han ayudado...puff

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tranqui, que verás que no pasa nada. Mucha histeria colectiva veo yo...

      Eliminar
  2. No estoy yo puesto en estas movidas. Espero que no nos mareen demasiado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a ti te afecta lo mismo que a mí, así que estate "al loro".

      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Gracias por el aviso, yo estaba tan "pichi" pensando que esto no afectaba a estos blogs... :-(
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues afecta, pero vamos, que no es para tanto. Creo que conque te confirmen la subscripción tus seguidores y les adviertas de que no vas a hacer vudú con sus correos electrónico estás a salvo.

      Eliminar